Angela Merkel se postula por 4ta vez como Canciller de Alemania - The Amaranta
Angela Merkel se postulará por cuarta vez.

Fotografía: Independent

Angela Merkel, de profesión física y política alemana, ha desempeñado las funciones de canciller en su país desde el 2005, y nos ha representado exitosamente en la política. 

Después de que las mujeres en política Latinoamericana nos dejaron desalentadas, como lo hizo Cristina Kichner y Dilma Rousseff, no podemos evitar admirar a Merkel (así sea que viva a un océano de distancia).

Antes de la política, Angela se adentró en la Física. En 1973 ingresó en la Universidad Karl Marx de Leizpig, en donde comenzó sus estudios en Física Teórica. Tras cinco años de preparación, en 1978 se graduó con honores. En 1986 en la misma Universidad consiguió un doctorado en química cuántica al presentar un trabajo con el nombre: Influencia de la correlación espacial de la velocidad de reacción bimolecular de reacciones elementales en los medios densos.

Desde 1989 Merkel ha desempeñado un papel en el gobierno, al sumarse en el creciente movimiento democrático tras la caída del Muro de Berlín, uniéndose al nuevo partido Demokratischer Aufbruch. Un año más tarde fue nombrada Ministra para la Mujer y Juventud en el gobierno del canciller federal Helmut Kohl en diciembre de 1990, siendo estas las primeras elecciones tras la reunificación alemana. Fue elegida canciller en 2005, convirtiéndose en la primera mujer que ocupara el cargo máximo de su país.

TIME

TIME

En una rueda de prensa el domingo 20 de noviembre, compartió a los medios que después de meses de especulación a su postulación sí regresará si resulta ser reelegida.

“Reflexioné mucho sobre esto”, indicó Merkel. Manifestó que espera que la campaña de otoño de 2017 sea la más difícil para ella hasta la fecha: “La próxima elección será difícil. Probablemente seremos criticados desde todas partes, desde los partidos de derecha y también, debido a la polarización de la sociedad, de los partidos de izquierda”.

Entre sus logros todos estos años en el poder se destaca mantener la productividad alemana y continuar con su fortalecimiento económico y político en el continente europeo. El manejo de la crisis económica de 2008-2013, ejecutando una férrea política de austeridad y disciplina en Europa, además de lograr mantener los efectos de la misma al margen de la economía alemana, lo cual le ha permitido gozar de una notoria popularidad en su nación.

Ha regido el G8, también conocido como "el grupo de los ocho", que es el grupo de países con las economías más industrializadas del planeta. También fue Presidenta del Consejo Europeo, siendo la segunda mujer en la historia en desempeñar ambos cargos, solo precedida en los mismos cargos por la ex primera ministra del Reino Unido, Margaret Thatcher.

En los dos últimos años de su gobierno se han marcado las pautas para "mejorar la calidad de vida y la seguridad social de los ciudadanos" y fortalecer la competitividad de Alemania para futuras inversiones.

Ha logrado establecer un equilibrio y mantener contentos a sus seguidores. Aunque hasta hace poco enfadó a muchos votantes con su decisión de abrir las fronteras de Alemania a los inmigrantes y refugiados, en su mayoría procedentes de las zonas de guerra en Medio Oriente. Uno de los mayores problemas que hoy en día atraviesa Europa.

“Hay una gran cantidad de tensión dentro de la Unión Europea, dada la crisis del euro, la cuestión de los refugiados y la decisión de Gran Bretaña de salir de la Unión”, reconoció Merkel a los medios.

Posta

Posta

De repetir en el poder le esperaría una serie de desafíos como aprender a manejar las consecuencias de la salida del Reino Unido de la Unión Europea, las futuras relaciones bilaterales con los Estados Unidos (luego de que Donald Trump fuese electo) y el aumento de popularidad del populismo en el continente europeo.

Si vuelve a obtener apoyos para seguir siendo canciller puede llegar a los 16 años en el cargo, una confirmación de su gran talento, y los ciudadanos alemanes pueden dar testimonio de ello.

Lo que no se le puede reprochar es falta de liderazgo. Merkel no se ha puesto nunca de perfil cuando gran parte de los demás gobernantes europeos estaban paralizados o eran incapaces de llegar a un acuerdo. Es considerada la líder de Europa, tras la gran importancia de Alemania en Europa, tanto así, que la llaman The Decider (la que decide).

Barack Obama tras despedirse de Europa afirma que la canciller ha sido su "socio internacional más estrecho, por quien dice que "votaría si fuera alemán y ella decidiera optar a la reelección".

En el 2015 fue nombrada por la revista Forbes como la mujer más poderosa del mundo. A veces nos concentramos en la falta de mujeres en la política en el mundo y nos olvidamos de las que se encuentran en cargos políticos importantes. No podemos desacreditar todo su esfuerzo y responsabilidades, es por eso que Angela Merkel ha logrado cambiar la visión del mundo tras destacarse en la política.