El Country Club en Valencia y sus políticas machistas - The Amaranta
¿Cada vez serán más, o realmente, poco a poco han ido desapareciendo?

Hace un par de semanas, mi novio, un amigo y yo decidimos ir al Country Club de Valencia. El “Country viejo” es, una elección bastante peculiar, pues no es ni de cerca la opción más atractiva, pero a falta de planes nos aventuramos.

Este club tiene más de setenta años de haberse fundado, y la fama de ser el lugar más machista de la ciudad. Lamentablemente, me tocó comprobar este hecho.

Lo primero que llamó nuestra atención, es que éramos los únicos visitante jóvenes, y que yo era la única mujer en todo el club. Pensamos que simplemente las instalaciones estaban solas, y nos dispusimos a ir al bar por unas cervezas.

¿Cuál fue mi sorpresa? Al poner el pie en el bar, uno de los mesoneros de la barra se paró inmediatamente a tocar una campana (tipo iglesia) anunciando mi presencia… ¿La razón? Una mujer, o sea yo, estaba entrando al bar. Al instante, sentí la mirada de un grupo de adultos que no dejaban de examinarme, sus rostros reflejaban un desconcierto absoluto. Resulta que el sonido de la campana es una tradición que lleva la misma cantidad de años que tiene el club de fundado, e indica que una mujer está entrando al bar, por ende los hombres deben medir su vocabulario y sus acciones. Sí, porque nuestros indefensos oídos femeninos explotan al oír a un hombre decir una vulgaridad y nuestros pobres ojos de mujer no han visto a un hombre tomando ni siendo intenso en nuestras vidas.

Por supuesto, no dejé que esto afectara mi salida, al menos no tanto, mi novio y mi amigo estaban tan sorprendidos e incómodos como yo, lo que hizo que el ambiente no estuviera tan tenso. En todo el tiempo que pasamos ahí, no dejé de ver ni por un segundo, con un poco de odio, claro; a la famosa campana, ni a todo el entourage de “machos alfa”.

Sin embargo, esta no es la peor parte de la historia. Luego nos enteramos que el club tiene un patio de bolas criollas donde el acceso a las mujeres está totalmente restringido. Sí, como lo leen. Las mujeres no podemos pasar al patio, ni anunciadas por el sonido de la campanita.

Ver relacionados:

El machismo vive en Wikipedia

Decodificando: ¿Machismo pasivo o buenos modales?

Machismo: Actitud de prepotencia de los varones respecto de las mujeres

Ojo, no es que esté interesada en jugar bolas criollas ni mucho menos, pero de verdad es inaudito que por nuestro género y en este siglo tengamos este tipo de impedimentos.

Mientras millones de mujeres luchan por igualdad a nivel mundial, en la Valencia provinciana, los hombres siguen pensando que somos unas damiselas que viven a merced de sus decisiones y concesiones porque su mentalidad se quedó por allá por los 1900.

A la vez no dejo de preguntarme con preocupación, ¿cuántas costumbres parecidas existen en nuestro país y no nos enteramos?