Más robotica de lo que suele ser

¿De qué se trata? Hay dos Melanias: Melania y “Melania”. Desde que Trump se volvió presidente una sección ilusa y creyente de la humanidad se ha enamorado de la idea de que Melania Trump no quiere realmente a Donald y por lo tanto tienen que usar a “Melania” para hacerle creer al mundo que el matrimonio Trump está basado en apoyo mutuo y no en objetificación y dinero.

¿Qué tan demente es? 1/10. Gente, esto no es nada demente, esa Melania era totalmente falsa. Es Donald Trump, el tipo que tiene una portada falsa de Times con su cara, y también un Renoir falso, puede tener una versión falsa de su esposa. Solo me gustaría que hubiesen hecho un esfuerzo con el nombre, tipo Fauxlania, o Fakelania.

Las “pruebas”

El 18 de Octubre, Donald Trump dio una rueda de prensa sobre cualquier cosa a la que nadie le paró porque todos estábamos muy ocupados viendo a “Melania”.

La peluca espantosa y mal arreglada

Melania tiene el cabello mucho más suave, con un secado exagerado y como de hace 5 décadas pero totalmente impecable. “Melania” tiene las puntas tan abiertas que se nota con todo y la baja resolución de las fotos. En general parecía una peluca hecha con pelo mojado de Barbie. Nada convincente.

La actitud de robot y/o actriz amateur

“Melania” estaba al lado de Donald asintiendo incoherentemente. Como alguien que no está realmente escuchando sino solo comportándose como le dijeron que se comportara. Se ve como esos perritos que mueven la cabeza, los que los taxistas usan en los tableros de sus carros.

Los labios naturales

Los de Melania son como “labios estándar de mujer que se operó #5”, es decir en forma de duck face permanente. Los de “Melania” son un poco más anchos y menos inflados.

La nariz de mentira

Esa nariz tiene un borde pegado a los lentes, como cuando te pones lentes con nariz incluída.

La frase sospechosa

Durante su discurso Trump dijo “mi esposa, Melania, que está parada justo aquí”. Algo que solo Donald diría para tratar de hacer pasar a “Melania” como verdadera. Nadie va a convencerme de que esa era Melania.