¿Somos la generación más afín a Daria?

¿Somos la generación más afín a Daria?

Esto quiere decir que aunque jurabas que no pertenecías o no querías pertenecer: eres un millennial y hay poco que puedas hacer.

Bueno sí, quizás dejar de criticar a la famosa generación en Twitter, ya que te estás metiendo contigo mismo.

En fin, bien sabemos que la generación millennial se caracteriza por tener un descontento perenne, amor desenfrenado por la tecnología, tanto que muchos prefieren sus celulares y laptops antes que salir con sus amigos, (si es que tienen amigos), por ser retadores, sumamente críticos y algo sabelotodos (gracias, Google).

Ver relacionado: Daria estaba en contra del “bro-culture” mucho antes de que supiéramos qué significaba

Parezco estar describiendo a Daria Morgendorffer, ¿cierto?

Y cómo no, si los millennials crecimos con MTV, Daria era parte importante de nuestras vidas.

¿Cómo nos íbamos a salvar de su influencia? Se nos pegó lo bueno, y lo no tan bueno también.

A medida que pasa el tiempo nos hemos ido volviendo cínicos, sarcásticos, haters, loners y algo apáticos. La hemos ido entendiendo, y cada vez empatizado más con este personaje.

Esto no quiere decir que seamos malas personas, y que todo es negativo. Solo somos algo diferentes. No tan incomprendidos como la generación X, pero si algo inconformes, y aunque solemos ser súper adaptables a los cambios, siempre tendremos alguna inconformidad.

De igual manera, utilizamos todos estos “atributos” que no se ven tan positivos a nuestro favor, y les sacamos provecho.

Debido a nuestra adicción a la tecnología y los beneficios que nos brinda, nos hemos vuelto más cultos, críticos, intensos e pseudo intelectuales. Así que nuevamente, Daria strikes back. 

Estos son hechos que hemos comprendido con el tiempo. Nada distaba más en esos días que simpatizar totalmente, ni sentir que teníamos algo en común con este personaje.

Lo veíamos imposible. Pero resulta ser que en cuanto a gustos, comportamientos e intereses, es una de las figuras que más se adapta a nuestra generación. Y no es difícil verlo, ni aceptarlo.

No somos tan extremos, claro. No todos tenemos, ni queremos tener ese monótono tono de voz, y muchas veces somos capaces de expresar nuestra emociones muy efusivamente, y si hay unos tragos en el panorama, aún más. Pero en líneas generales: somos muy afines.

Si tratamos de buscar otro personaje que pueda representarnos, probablemente siempre terminemos eligiendo a Daria.

Esto es bastante tranquilizante, porque fuimos la misma generación que también creció con Beavis & Butthead, es decir, pudimos haber terminado con el cerebro medio atrofiado, entonces salimos bastante victoriosos.

Así que realmente nos encanta ver y reconocer nuestra afinidad generacional con Daria, y nos queda seguir sobrellevando nuestras existencias con inteligencia, y altas dosis de sarcasmo e irreverencia.

PS: tratemos de no admirar ni imitar sus social skills. O al menos no tanto.

TheA logo
Más artículos
britpop
El britpop en la moda: una identidad construida por el pasado