Reseña de MonchandoConFenchu y Crema & Nata

#MonchandoConFenchu y ‘Crema & Nata’

¡Feliz jueves! Bienvenidos a #MonchandoConFenchu, la columna en la que los llevo conmigo a monchar rico por Caracas. 

Sin embargo, en este artículo podrán monchar desde la comodidad de su casa, porque por primera vez, este artículo se centrará en un proveedor de productos, y no un local. Se trata de Crema & Nata.

Ver relacionados:

#MonchandoConFenchu en ‘Damasco’

#MonchandoConFenchu en ‘Novillos’, ‘Tríptico de Carnes’

#MonchandoConFenchu en ‘La Máscara’

Carolina Vallenilla, la creadora de la marca, tiene una historia interesante de sueños frustrados y alcanzados al final. Estudió en el International Culinary Center en Nueva York (donde estudió Christina Tosi, la de Milk Bar), bajo la condición impuesta por su padre de que a su regreso estudiaría Ingeniería de Sistemas. Así fue. Al graduarse, trabajó unos años como ingeniero y luego se mudó a Sudáfrica, donde vendió postres con una amiga.

Al regresar a Caracas, comenzó vendiendo postres a Lola Restaurant y luego expandió su marca a lo que es hoy en día. 

Les digo de antemano que la trayectoria se saborea en los postres.

De la amplia línea de postres, probé los siguientes:

  • Torta de brownie.
  • Torta de zanahoria.
  • Ponqué de vainilla con capas de chocolate.
  • Pavlova de fresa.
  • Crack pie.

Comenzaré por el brownie (está en el frente de la foto a izquierda de los suspiros). Hay diferentes tipos de brownie: cakey brownie, chewy brownie y fudge-y brownie. Este fue una versión de fudge-y que raya en undercooked de la mejor manera. Es la mezcla perfecta entre comerte el brownie normal y la masa. 

La torta de zanahoria me parece de los postres más underrated que hay. Curiosamente siempre me ha encantado, hasta las de supermercado. Esta estaba suculenta. El ponqué, no demasiado dulce como debería ser y complementado con el frosting de arriba que le va excelente. 

El ponqué de vainilla estaba como todos los ponqués deberían estar: light and fluffy. El chocolate es un complemento extraordinario, pero eso todo el mundo lo sabe. El toque mágico es como chorrea la capa del medio de chocolate hacia abajo… #foodporn

Me contenté infinitamente cuando vi la pavlova de fresa. Es de esos postres que no sabes muy bien como comenzar a comer y luego no puedes parar. La texturas y sabores que se yuxtaponen hacen una combinación fantástica. Me recordó a los merengones de mi abuela. Tuve un momento como así:

Por último, el favorito indiscutible:

Nunca he visitado Milk Bar en Nueva York, y por ende nunca había probado el Crack Pie. Esta vez Carolina me acercó su versión a mi casa. Les diré que amerita el nombre. Es dulce pero no tanto, tiene un sabor que no se puede apuntar de una como harías con un pie de limón o de guayaba. Tiene texturas interesantes entre el crust que se forma y la parte de adentro. Me encantó. Quería como 27 más. 

En general, los postres de Crema & Nata tienen todo lo que quisiera en un postre: el sabor, el cariño y el atractivo. 

Mi sweet tooth disfrutó mucho. ¡Hasta la próxima!

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed