#Mistikamaranta: el mal de ojo

Todo el mundo se cruza con gente hipócrita y plástica, de esas que te saludan lanzándote un cumplido y finalmente se van por su lado. Siempre hay esa compañera del colegio que te da una de esas sonrisitas odiosasuna ex de tu novio que pretende «amarte» o esa persona hater que lanza fuego por los ojos a cada rato.

Lo curioso es que esos halagos no siempre son bien intencionados, y esas miradas no pasan por alto. O al menos eso dicen ciertas culturas, que aseguran que a veces esos comentarios u ojazos sospechosos son la traducción de su envidia

Lo malo es que ese sentimiento amargo no es inofensivo. Puede que la razón por la que inesperadamente se ensució tu camisa nueva sea culpa de la chama del bus que te dijo: «Ay, me encanta tu camisa». Quién sabe, seguro fuiste tosca y ya, pero gracias a estos acontecimientos que le suceden a todo el mundo hay un nombre para eso: el Mal de Ojo

Por eso, en este #Mistikamaranta compartiremos testimonios de personas que creen y han vivido este fenómeno, así como las maneras en las que se protegen.

Ver relacionados:

El mal de ojo

Es la envidia materializada en la mirada de una persona. La víctima del «ojeazo» puede salir perjudicada a través de enfermedades o males. Hay dos tipos:

  • El voluntario, que es totalmente a propósito y de ser muy fuerte puede «hechizar» al que recibe la mirada. 
  • El involuntario, que se comete por accidente y sin intención.

Pero no teman, hay maneras de protegerse, ya sea con amuletos, rituales u objetos que absorban las energías malignas obtenidas. Se dice que los bebés son más propensos a ser víctimas de este, por ser puros e inocentes. 

Testimonio 1

¿Cómo fue tu experiencia?

Fue hace tiempo, pero recuerdo que me sentía muy mal. Tenía fiebre y estaba muy desanimada, no se me quitaba por nada del mundo. Recuerdo que mi mamá sugirió llevarme a una casa de brujas para ver si tenía mal de ojo, porque literal no se me quitaba. Entonces fuimos y efectivamente sí tenía. Me rezaron y me mandaron a bañarme en algo. Cuando se me quitó me dieron una pulsera pero eventualmente se me rompió.

Si te proteges, ¿cómo lo haces?

Después de eso en verdad no volví a ponerme nada, no le paré. 

Testimonio 2

¿Cómo fue tu experiencia?

Un día cualquiera tenía clases en la mañana y me quedé dormido, no me desperté porque la alarma no sonó. El cargador se cayó y no tenía carga. Pero bueno, no desayuné para irme más rápido a la universidad. No me prendió el carro hasta un rato, y cuando llegué no me dejaron entrar a la clase. Casualmente la semana pasada un pana me dijo algo como: «M*rico tus días son perfectos, los envidio. Llegas temprano a clase, a tu carro no le pasa nada, siempre llegas a tiempo, en tu zona nunca se va la luz…». Literalmente dijo todo eso y no es casualidad que la semana entrante me haya pasado todo eso. 

Si te proteges, ¿cómo lo haces?

No sé cómo es eso, pero si te refieres a andar con un amuleto de cuatro ojos o algo así, no hago nada. En verdad no soy así de supersticioso, pero sé que existe.

Testimonio 3

¿Cómo fue tu experiencia?

Estrené una cadena preciosa que me regaló el chico con el que estoy saliendo. Yo estaba súper feliz, y todo el mundo en el trabajo y mi casa me decía que estaba hermosa. Después mientras seguía en el trabajo de repente me toqué la piedra que traía el collar y se me cayó en la mano. Es como si hubiese estado lista para que yo la agarrara y evidentemente no tenía arreglo. Lo más raro es que la cadena es de oro 24K

Si te proteges, ¿cómo lo haces?

Tengo varias pulseritas, zarcillos y collares que tienen los ojitos. Los uso por decoración, pero cuando alguien dice un comentario sobre mi cabello digo «tus ojos dentro de mi c*lo», que es un mantra que espanta las malas vibras.

Testimonio 4

¿Cómo fue tu experiencia?

Tenía un amuleto en mi bulto y cuando fui al primer día de la universidad se me rompió. También, cuando llegué a Boston se explotó mi medalla de la Milagrosa. La saqué de la billetera y estaba rota, y la medalla era de metal. Pregunté mucho, y si una medalla como esas se te rompe significa que la Virgen te defendió de algo maligno, de una fuerza oscura. 

Y bueno, una vez estaba con un amigo y un tipo súper malas vibras le dijo algo como: «Wow me encanta tu corbata» y en ese instante le cayó agua del techo a la corbata. 

Si te proteges, ¿cómo lo haces?

Siempre llevo pulseras y tengo medallas en mi billetera y cuello. Llevo la de San Benito porque te protege de los demonios y la Virgen de la Milagrosa porque intercede para que se concedan las gracias que pidas . 

Testimonio 5

¿Cómo fue tu experiencia?

En mi familia hubo dos casos con dos niñas. La primera se llama Victoria. Con seis meses de edad, se descompuso gracias a una diarrea y vómito indefendible. La llevaron al médico, pero ni los doctores podían dar un diagnóstico, no había medicamento que la ayudase. La madrina de la niña le sugirió a los padres llevarla donde una viejita que le rezaba a los niños y les quitaba el mal de ojo. Al principio no creyeron que eso funcionara, pero como la niña no respondía a ningún estímulo y se encontraba inconsciente, decidieron llevarla. Al llegar, la viejita rezadera tomó unas ramas y le confirmó a los padres que tenía mal de ojo. El papá recuerda que apenas la señora terminó los rezos la bebé abrió los ojos. Después de eso, hicieron todo lo que la viejita les indicó y la niña se curó.

La segunda historia es de los compadres de los papás de esa Victoria. También tuvieron a una hija bellísima, de nombre Yoselyn, pero se enfermó a los cinco meses. Le pasó lo mismo que a la anterior y cuando los padres de Victoria le sugirieron llevarla donde la viejita, ellos se negaron. Decían que su niña estaba en el mejor hospital, y que no creían en esos cuentos. Lamentablemente Yoselyn murió a los tres días de hospitalizada. 

Si te proteges, ¿cómo lo haces?

Con amor, y dándole un azabache a los niños o poniéndoles una cinta roja. En el peor de los casos visitamos un rezandero.

Testimonio 6

¿Cómo fue tu experiencia?

De chiquita todo el mundo me envidiaba por mi boca, y una vez una señora le dijo algo a mi mamá sobre eso. Justo ese día me caí y me quedó una cicatriz en el labio superior. También, la ex de mi novio me echó una v*ina y me enteré cuando fui a que me fumaran unos tabacos por pura curiosidad y casualidad, para hacerme una limpieza en general. Básicamente lo que ella me «montó» fue para ponerme fea y que él me dejara. Supe que era mal de ojo porque me prendieron una vela y la espiritista me dijo. 

Si te proteges, ¿cómo lo haces?

Con un talismán y un ambar que están bendecidos. También rezo mucho, hago daimoku (soy budista).

El Mal de Ojo no ha sido comprobado científicamente, pero los creyentes dan fe de su existencia. Sin embargo, antes de mirar procuren que sea con buenas vibras, ese consejo no cae mal a nadie. A menos que sea al indigno que engañó a tu mejor amiga, a él sí. 

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed