La pregunta '¿qué vas a querer comer?' puede causar problemas en una relación - The Amaranta
Porque saben que nos cuesta más elegir qué vamos a comer que a qué universidad vamos a ir

Es una noche de viernes normal como cualquier otra. Él y yo estamos agarrados de la mano, todas las luces de la calle ya están prendidas, las birras reposan sobre la mesa…en fin, el amor está en el aire y bla bla bla. De repente el mood se apaga con una pregunta que puede desencadenar todo tipo de tragedias: “¿qué vas a querer comer?”.

Chan, chan, chan.

Peor que la plaga del comunismo, esta pregunta puede destruir cualquier relación. Ellos lo hacen a propósito. Quieren ver el mundo arder. O mejor, quieren contarles a sus amigos sobre lo desastroso que puede ser este tema dentro de una pareja. 

Sin embargo, para su sorpresa y mi deleite, yo sé exactamente qué quiero comer. Mi selección predilecta y default, algo así como mi respuesta cuando me preguntan en una entrevista laboral si soy proactiva. Lo soy, por eso digo comida china.

"Ay, no sé, ¿segura?"

"Pero claro que estoy segura, te estoy diciendo que tengo hambre y quiero comida china, no juegues con fuego".

"No veo que estés clara, a mí me provoca ir a comer tacos, sin importar que ya hemos ido tres veces, ¿te importa?"

"Qué ladilla. Si no quieres comida china, dale, vamos a comer tacos por milésima vez en el mes".

"No te molestes, bella. Tienes razón, vamos a los chinos, solo te digo que no me gustan".

"¿SABES QUÉ? NO SÉ, LO QUE QUIERAS COMER TÚ…"

"Uy, yo sabía que te ibas a molestar, las mujeres siempre son indecisas al momento de elegir la comida".

La pena de muerte aún es legal en países como Afganistán, Corea del Norte, Guatemala, Bangladés y decenas más. Pero es en casos extremos como la pérdida de cordura, que debería ser legal envenenar unos tacos y que sea completamente aceptable.

Es mentira que se puede aplicar la clásica de “yo pago, yo elijo”, porque quien dice eso nunca ha sido proactivo en una relación.

Solo respira, grita y lucha por tu comida china.

Ver relacionados:

Margaritas Deshojadas: 'cualquier v*ina'

Margaritas Deshojadas: 'Mi status lo dice todo'

Margaritas Deshojadas: 'Es que te tengo envidia'