Millennials que se van a la playa con su pareja sin supervisión adulta - The Amaranta
Porque se hacen cosas indebidas

Como ya es costumbre, en esta columna nos dedicamos a despotricar todo lo incorrecto que hacemos nosotros jóvenes incomprendidos del siglo XXI o por lo que somos criticados como sociedad; como también es costumbre criticar esa mentalidad conservadora y machista que tanto abunda en la mente de nuestros padres.

Siendo nuestros representantes, profetas de la Cuarta República, los responsables de que todavía, estando en el siglo XXI, nos sintamos culpables por perder la virginidad antes del matrimonio, surge ese choque generacional donde las cosas que a tu mamá le parecen un escándalo, para ti y tus amigas son completamente normales. 

Por lo que venimos con Los Miserials del día de hoy, una premisa típica de discusiones entre madre e hija: “No te puedes ir a la playa con tu novio”.

Ver relacionados:

Los Miserials: ‘Deja de drogar a jevas en las fiestas’

Los Miserials: ‘Mamá me hice un tatuaje’

Los Miserials: ‘Mamá, el pole dance sí es un deporte’

‘¿Pero cómo se te ocurre?’

Es lo primero que te dice tu mamá cuando le preguntaste si podías irte un fin de semana para Morrocoy con un grupo de amigos, en los que está incluído tu novio.

A lo que tú inmediatamente, después de voltearle los ojos, le respondiste que ¿cuál era el problema?

Pues déjame decirte, joven incomprendida del siglo XXI, que el problema está en que, al no estar bajo la supervisión de tu mamá, puedes hacer actos indebidos. En pocas palabras, tener sexo, y el sexo es del diablo.

Siendo nuestras madres criadas en una sociedad donde estaba de moda existir para encontrar marido y casarse a los 22 años, para ellas es un escándalo tener la libertad de compartir con presencia masculina por ciertas horas o peor aún, durante la noche.

A lo que tú, niña con cabeza que le parece una completa ridiculez no poder compartir con tu novio en una playa, le puedes responder a tu madre:

‘Mamá, si voy a tener relaciones con mi novio, lo puedo hacer mientras estoy en la universidad y tú no te vas a dar cuenta’

Tan simple y honesto como eso. El punto positivo es que, si efectivamente eres una niña sometida, probablemente te vaya mal en clases por faltar tanto y si no, pues podrás irte a la playa y disfrutar de tu pareja sin ningún remordimiento conservador.

O también puedes simplemente mentirle y decirle que te vas con Fulana y su familia; esa opción suele funcionar bastante.