Los Miserials: ‘No pienses que te ves más ‘cool’ por cantar canciones de Queen’

Si algo está de moda en nuestra generación de jóvenes incomprendidos, además de los retos estúpidos en redes sociales, son las tendencias antiguas. Así como si protestáramos en contra de lo actual, decidimos apropiarnos de modas de otras generaciones haciéndonos sentir “retro” o peor, “cool”.

Pasó con la moda, donde empezamos a robarle lentes viejos de sol a nuestras mamás y a ponernos sus blue jeans de los noventa; con las aplicaciones para tomar fotos desde el teléfono como si la cámara fuese una de rollo; y ahora está pasando con la música.

A lo que viene Los Miserials del día de hoy:

Ver relacionados:

‘No pienses que te ves más ‘cool’ por cantar canciones de Queen’

Como todos, viejos, adultos, jóvenes y niños, sabemos que la agrupación Queen es un ícono histórico para el mundo de la música. En el rincón más remoto del mundo se han escuchado prácticamente todos los éxitos de esta banda de origen inglés, que además representa un antes y un después en la historia del rock.

Razón por la que todos nosotros, jóvenes incomprendidos del siglo XXI, podemos cantar de pies a cabeza los éxitos de Queen en un karaoke, sin importar que bailemos al ritmo de J Balvin todos los sábados por la noche.

Ahora, que querramos ir en contra de la corriente escuchando Queen on a daily basis a cuenta de que salió una película recientemente y nos queremos ver más “cultos” es una ridiculez. El hecho de que las canciones volvieron a sonar no significa que nosotros podamos apoderarnos del género a cuenta de que “lo vintage está de moda”. Si esa es la razón, pues es ridículo y estúpido. Más aún cuando lo único que sabes de la banda, es lo que viste en la película Bohemian Rhapsody.

Así que tú, joven incomprendido del siglo XXI que piensa que Freddie Mercury es un cantante de salsa, estudia un poco la historia del rock en los años ochenta y después cantas Somebody to Love en tu carro mientras vas a la universidad. Mientras tanto, sigue con Bad Bunny a todo dar, sin la necesidad de sentirte un marginal. 

TheA logo
Más artículos
Odiar o no odiar los cumpleaños