Los miedos más grandes de los emprendedores son un mal community manager y estas preguntas

Entonces te sudan las manos, frunces el ceño, encoges los hombros, vas bajando la cabeza y entrecierras los ojos; todos gestos similares a la reacción que tendrías si tu mamá te fuese a lanzar un cholazo por insolente.

El motivo de este anticipo físico de miedo es porque sabes que toda persona nueva que conozcas en Venezuela (y fuera de ella), te va a hacer la misma pregunta, tan repetitiva y dolorosa como Despacito de Daddy Yankee:

“¿Y cuáles son tus planes? ¿Cuándo te vas?”

Lógico, viviendo en el mal chiste que se ha convertido nuestro alguna vez “Paraíso Tropical” y siendo testigos del éxodo masivo de los venezolanos, lo normal es preguntar cuándo diantres uno piensa pasear un par de maleticas por el Cruz Diez vandalizado del aeropuerto con un boleto solo de ida.

El miedo no viene por la pregunta en sí, sino porque si la respuesta es “no tengo planes de irme, por lo menos todavía”, una cara de asombro y un insulto a nuestra sanidad mental va a exigir un motivo válido por el que uno se quisiera quedar en un lugar donde el gobierno juega con la moneda como si fuese un niño picado frente al tablero de Monopolio.

A los primeros a los que les tiemblan las rodillas es a los emprendedores. Aquellas personas que apuestan por un negocio nuevo en Venezuela y que creen fervientemente en el éxito de su empresa. Ellos tienen que explicarle al mundo por qué apuestan todavía por este lugar y las oportunidades de negocios que ven en él.

Hace un tiempito conocimos a Kombucha, una nueva marca de un producto que va marcando tendencia a nivel mundial y que se presenta en Venezuela por primera vez.

Ver relacionados:

Kombucha, la súper bebida de la nueva ola de alimentos

Los beneficios cuasi mágicos del kombucha

Nosotras presentamos las preguntas genéricas que hace todo el mundo al escuchar que están abriendo un nuevo negocio de la frontera pa’ca’, y Anna Wenzel, una de las socias de la empresa emprendedora en cuestión, nos respondió.

¿Coye Anna, por qué emprender en Venezuela?

Wao, ¿por qué no? Pensarán que estoy loca, pero la verdad fue algo que siempre quise hacer, comenzar mi propia empresa. El problema era que no sabía cómo, ni qué, ni cuál momento era el indicado. Yo soy mamá desde muy joven y eso me frenaba al principio por el miedo a que no me fuera bien, pero después terminó siendo el motivo más importante para decidirme. El hecho de no manejar completamente mi tiempo y el tema del salario fueron cosas que ya no me hacían sentir bien como empleada y quería cambiar eso en mi vida. Por otro lado, yo creo que en Venezuela lo que falta es trabajo y que todos necesitamos poner nuestro granito de arena para poder llevar nuestro país adelante. Entonces, ¿por qué no emprender si eso es trabajo?

Mira, ¿pero tu crees que el kombucha es un producto que necesitamos en Venezuela?

Sí, por la cantidad de beneficios que le aporta a la salud. Es más, creo que es necesario no sólo en Venezuela sino en el mundo entero, pero ya esos son mis sueños personales de poder llegar a exportar nuestro kombucha *risas* Que algún día vamos a lograr hacerlo, ¡no lo dudo!

Pero volviendo a la pregunta, el Kombucha es un probiótico natural que ayuda a mejorar la salud desde todo punta de vista y a prevenir muchas enfermedades. Ahorita en Venezuela, con todo el estrés que vivimos, es necesario cuidar la salud más que nunca y tenemos que trabajar con todos los productos naturales que nos puedan aportar eso.

¿Te dio miedo empezar el proyecto?

¡Sí, me dio susto horrible! Pero ya estaba decidida, y además se me había presentado esta oportunidad que no podía dejar pasar, la tomé sin pensarlo dos veces. Fue más grande el sentimiento de querer llevar a cabo el proyecto que el miedo.

Yo soy una persona que piensa que la vida se trata de tomar decisiones todo el tiempo. Si te fue bien o mal, tomas más decisiones para seguir adelante. ¡Hay que arriesgarse!

¿Qué piensas sobre el emprendimiento venezolano?

Creo que es el momento perfecto para emprender en Venezuela. Todas las condiciones están dadas porque falta todo en el mercado, en especial productos de calidad. Me enorgullece el nivel de empresas nuevas que han emprendido en esta etapa tan dura que nos ha tocado.

No te voy a decir que es fácil ni que existe un manual por el cual te debes llevar ¡porque si lo hay no sé dónde está jajajajaja! Lo importante es trabajar con la mejor intención y duro, trabajar durísimo. Superar todos los obstáculos que se te presentan día a día y ahí te vas dando cuenta poco a poco que tu empresa va creciendo.

¿Qué otra empresa venezolana te ha llamado la atención?

Bueno por supuesto, todo emprendedor sueña con tener una empresa como Polar, por lo menos es mi sueño. Llegar a construir una empresa que genere un impacto tanto en la sociedad y economía de nuestro país.

¿Tienes algunas palabras de aliento para los que dudan emprender en el país?

¡Que dejen de dudar! Lo que se necesita es tomar la decisión y no parar de trabajar para que se de. Todos tenemos el miedo por dentro de saber si el emprender es o fue la mejor decisión, pero la respuesta la dirá el tiempo. Mientras tanto hay que tomar acción y no dejar que transcurran los días sin dar un paso. Hay que creer en nosotros mismos y más que todo en el futuro de nuestro país.

No hay duda que en Venezuela sobran personas que creen que emprender en el país es como montar un carrito para vender perro calientes en el Titanic, pero también sobran ideas y personas que están dispuestas a venderte un Software localizador de icebergs, un grupo de personas que se están especializando en rescates marítimos, una empresa nueva que te ayuda a localizar tus pertenencias bajo el mar y un grupo de chamos que están diseñando una tablita más grande para que quepan dos adultos cómodamente sin que uno muera congelado.

Como dice Anna, a tomar decisiones.

Si quieres saber más de Kombucha Salud, síguelos en su Instagram @kombuchasalud o envíales un email a kombuchasalud.ve@gmail.com.