Lo que tienes que hacer para tener un manicure de salón sin mover un dedo

Saca el brillo y el removedor ¡no hay tiempo que perder!
Author:
Publish date:

En el mundo de la belleza hay muchos trucos que nos prometen maravillas. ¿Secador instantáneo? existe una pintura para eso, ¿removedor de cutículas? una crema que hace el trabajo por ti, ¿endurecedor para las uñas? hasta las tienen con calcio. Pero no te preocupes, muchas veces es preferible guiarse por consejos naturales que no te dejarán mal.

1. Sumerge tus uñas en un bowl con agua fría

Cindy González

Cindy González

Después de pintar tus uñas, colócalas en agua con hielo por unos minutos. Prácticamente el frío las compactará y secará tu esmalte en minutos. Otra alternativa es aplicar una gota de aceite de almendras o ricino en la uña e instantáneamente estará ready to go. (Espera un par de minutos antes de quitar el residuo)

2. Quita la pintura con algodón y aluminio

Cindy González

Cindy González

Si quieres quitarte pinturas fuertes o que normalmente hacen un desastre en tus manos, toma un trozo de algodón con removedor y un cuadro de papel aluminio. Déjalo puesto alrededor de tu uña por lo menos por dos minutos y retíralo.

3. Haz que tu manicure dure más tiempo

Cindy González

Cindy González

Para que el esmalte dure mucho más, cada dos días échale una capa de brillo o algún endurecedor con calcio a cada uña. Evita usar muchas capas la primera vez, cuando la pintura esta reciente, para que no tarde más en secar y no se vuelva una pasta.

4. Mezcla el esmalte

Cindy González

Cindy González

Si mueves de arriba para abajo el esmalte, al aplicarlo saldrán burbujas y la pintura no se verá lisa. La mejor manera de mezclarlo es poniéndolo entre tus palmas verticalmente.

5. Siempre usa una capa base

Puede tomarte más tiempo, pero permite que el esmalte tenga donde adherirse, crea una base lisa y evita las manchas en tus uñas de las pinturas pigmentadas.

6. Sumerge la pintura de uñas en agua caliente

Cindy González

Cindy González

Ya sea que la pintura esté seca o la tapa no quiera ceder, el agua será la solución. Mantén presente que no debe estar hirviendo, lo ideal si quieres que la pintura esté más fluida es que sea tibia, porque temperaturas altas pueden dañar la consistencia del esmalte.

7. Lima tus uñas en una sola dirección

Al limar los bordes de un lado para el otro, lo que logras es romper la punta y dejar una especie de capa sobresaliendo. Si lo hacemos de manera incorrecta pueden dividirse y hasta romperse con más facilidad.

8. Mantenlas en el refrigerador

Cindy González

Cindy González

El calor y la luz del sol pueden alterar la consistencia y el color de las pinturas. Para que duren más tiempo, lo ideal es almacenar la fórmula en un lugar oscuro y fresco, aka tu nevera.