El futuro de los puestos de trabajos en el mundo de la moda - The Amaranta

El futuro de los puestos de trabajos en el mundo de la moda

¿Impresoras de ropa?
Author:
Publish date:
Sergi Lopez Roig/Shutterstock

Sergi Lopez Roig/Shutterstock

El mundo de la moda es incierto. Ya no existen calendarios con seis meses de antelación que nos aseguren cuales piezas estarán en tendencia, o directores creativos que permanecen hasta 33 años en una marca. Pero si hay algo seguro, es la rapidez con la que está avanzando la industria.

Tan contradictorio como es el sistema textil, aún no tenemos ni idea de lo que estará de moda mañana, pero desde ya sabemos de las carreras que serán vitales para las marcas futuristas; en parte porque esos puestos de trabajo se están poniendo en práctica y entre ensayo y error, la mayoría de ellos ya tienen un espacio asegurado en las firmas más reconocidas. En continuación a los trabajos más extraños en el mundo de la moda, te presentamos los puestos laborales en esta industria que veremos en un futuro cercano.

Tecnología de impresión 3D

Dani Peleg sacó al mercado la primera colección de ropa impresa.

Dani Peleg sacó al mercado la primera colección de ropa impresa.

Una de las tareas más complicadas de la producción de piezas, es transformar lo que está en la cabeza de los diseñadores en algo tangible. La fabricación convencional pasa por muchas etapas de prueba hasta llegar a una forma o diseño especifico, pero desde que las marcas están experimentando la impresión 3D, el proceso se ha simplificado enormemente. Uno de los sectores más favorecidos ha sido el de los accesorios; ya no necesitan probar millones de lentes antes de materializar la estructura que deseaban, o intentar diferentes formas antes de encontrar el formato que encaja con las texturas que van a usar. Sin embargo, las marcas más importantes como Chanel, Stratasys e Iris Van Herpen la están poniendo en práctica desde ya para acelerar la producción de sus colecciones.

Además de simplificar el proceso creativo, su nueva tecnología literalmente imprime la ropa. En resumidas cuentas, es como hacer maquetas que en cinco minutos diseñan el patrón y este se reproduce tantas veces que está amenazando la existencia de las tiendas físicas. ¿Para qué ir de compras cuando puedes reproducir tu ropa en una pseudo-impresora? Yep, una vez más la tecnología toma el protagonismo en la industria.

Psicólogo del consumidor

En la actualidad, todas las campañas de mercadeo están pensadas para satisfacer las necesidades del consumidor, pero no siempre fue así. Antes las marcas no se interesaban en conocer lo que querían los clientes, sino que enfocaban el sistema en lo que ellos creían que la gente quería. Poco a poco, esas ideas han evolucionado hasta transformar esta etapa de la historia en una de mercadeo basado en el consumidor; cada vez es más importante analizar sus comportamientos y deseos con respecto a la moda.

De este movimiento nacen los fashion psychologists, que son profesionales dedicados a estudiar lo que vestimos, por qué lo vestimos, su impacto, tanto en nuestras emociones como en las de las personas con las que interactuamos, y las relaciones de estas decisiones con las teorías psicológicas del consumidor.

Científico de data

Es la mano derecha del psicólogo del consumidor. Su misión principal es predecir y anticiparse a lo que los compradores están buscando. No solo preguntándoles sino que emplea análisis estadísticos y métodos cuantitativos para proyectar los datos del comportamiento de los clientes. En los últimos años las marcas le han dado demasiada importancia a estos profesionales, ya que antes solo se conformaban con los números que arrojaba una máquina, y al igual que nosotras, no sabían qué hacer en base a ellos; estos científicos los analizan y pueden averiguar qué significan nuestras búsquedas en tiendas online y plataformas de internet.

Experto en sustentabilidad

La industria de la moda está bajo los ojos de todo el mundo al momento de tratar la sustentabilidad. Las controversias a las que se ha enfrentado el mundo de la moda, desde el impacto que tiene en el medio ambiente hasta las condiciones de los trabajadores textiles, han puesto en duda la credibilidad de las firmas y su compromiso social.

Uno de los casos más conocido es el de H&M, que ha creado todo un departamento especializado para modernizar la marca en sintonía con las políticas sustentables. Así como esta marca, Adidas, Zara y Forever 21 han modificado sus líneas de producción y estrategias de mercadeo solo para unirse a la moda sostenible. ¡Bravo por el mundo!

Investigación y desarrollo de fábricas

Ya que las marcas están innovando en temas sustentables, se han visto obligados a repensar la materia prima con la que trabajan. Ya el poliéster no es una solución para reducir los costos, así que están invirtiendo significativamente en profesionales para que investiguen y creen nuevos tejidos de la mano con los avances tecnológicos.

Pero la innovación no se queda ahí, así como crean materiales sustentables, desarrollan smart fabrics que mezclan lo tech y la moda. Ralph Lauren fue uno de los primeros en experimentar con nuevos materiales y crear colecciones deportivas que monitorean el ritmo cardíaco y los niveles de estrés.

Mat Smith / Engadget

Mat Smith / Engadget

Aunque nunca sabemos cuál será el próximo paso de la industria, podemos estar seguras de que si en unos meses imprimir ropa está en los planes, lo más probable es que dentro de unos años existan tecnologías que ni siquiera salen en películas futuristas.