Los trabajos más extraños que no teníamos ni idea de que existían en el mundo de la moda

Si no funcionas como diseñadora, siempre habrá otra opción.
Author:
Publish date:
The Devil Wears Prada

The Devil Wears Prada

Dedicarse a la industria de la moda no es fácil. El camino se ve casi imposible si no tienes las habilidades para diseñar o modelar, pero enfocar tu carrera en crear vestidos o usarlos ante las cámaras no es lo único que la moda busca en tu currículo.

Por suerte, para los mortales que no cumplen con los requisitos básicos, hay muchos trabajos vitales para grandes firmas que aún no has agregado a tu lista de posibilidades. 

GIPHY

GIPHY

1. Olfativo de marcas

Aquella persona que se encarga de relacionar los aromas con las marcas. Ya sea en una pasarela o en la tienda, los olores son creados por un especialista basándose en lo que se identifica con la marca. Así que la próxima vez que entres a una tienda ten en cuenta que el olor que percibes está diseñado únicamente para la firma.

2. Coreógrafo de desfiles

Ya nos imaginábamos que detrás de las grandes presentaciones se encontraba alguien que elegía los gestos, movimientos faciales y los pasos de las modelos (según la colección, música y concepto) pero lo que no sabíamos es que esta persona puede ganar un promedio anual de 70 mil dólares por tal coordinación.

3. Especialista del ventilador

Si pensabas que lo único que se necesitaba para los comerciales de belleza era una buena melena y el conocido hair flip, estás equivocada. Para que un shampoo obtenga la propaganda perfecta tiene que pagarle a un manejador especial del ventilador que se encargará de que el cabello de la modelo se vea perfecto con la pantalla verde.

4. Cazador de arrugas

¿Alguna vez te has preguntado cómo en las presentaciones de la ropa nunca hay una imperfección? Pues, no se debe a la tela o la manipulación. Hay una persona entrenada para hallar las arrugas (o cualquier otra imperfección) y resolverla antes de que las modelos salgan a la pasarela.

5. Colorista

Son como una biblioteca de colores. No solo deben saberse de memoria Pantone, sino que una de sus responsabilidades más grandes es materializar los tonos que los diseñadores tienen en mente, y si no existen todavía, crearlos. Además de que deben recomendar los colores puntuales y las gamas que favorecen a cada diseño.

6. Ocupador de asientos

Cuando leemos sobre este trabajo, lo primero que se nos viene a la mente es una persona random que se encarga de ocupar los asientos que quedan vacíos en la Semana de la Moda, pero la realidad es que no se trata de cualquier persona. Las grandes firmas le pagan a celebridades para que se sienten en la primera fila de sus shows. Incluso, en el 2010 Celebuzz calculó que Rihanna ganó más de $100,000 solo por sentarse en el front row de los eventos de moda del NYFW (aún cuando nosotras estamos dispuestas a hacer el sacrificio gratis)

6. Contador de detalles

En cada backstage hay un especialista en seguridad que cuenta cada elemento preciado (perlas, diamantes, piedras preciosas y accesorios) para asegurarse que nada se pierda o que no hayan sido reemplazadas por uno falso. Solo podemos lamentarlo por el trabajador que tiene que contar todos los zafiros y diamantes del sostén más caro del mundo de Victoria’s Secret.

7. Científicos sensoriales

En pocas palabras, son especialistas que sienten caras. Por supuesto, su principal fin es definir la textura y suavidad de la piel después de aplicar una crema hidratante. Aunque parece un trabajo sencillo, ya que solo puede haber dos resultados, la preparación puede durar años. Y si quieres ser reconocido como un experto, debes unirte a la sociedad de profesionales sensoriales.

8. Lipsologist

Es la ciencia que estudia las impresiones de los labios pintados en el papel. El lector de lipsticks debe identificar a una persona solo con los restos del pintalabios en una hoja y hacer un análisis de su personalidad. Aunque puede sonar raro, es una ciencia que lleva 30 años siendo investigada y aplicada por grandes marcas que buscan que sus publicidades se transmitan de la mejor manera y lleguen con el mensaje correcto.