Otra de las modas que los Millennials destruyeron

Malas noticias para Gucci, Coach y Louis Vuitton
Author:
Publish date:
Getty Images

Getty Images

El estereotipo de trabajo convencional no es lo único que hemos revolucionado los millennials. Al parecer, nuestra mejor característica es cambiar lo que ya está establecido, y la industria de la moda no está exento.

Un claro ejemplo es la desaparición de las carteras con una cantidad innecesaria de logos en el diseño.

Coach

Coach

Según un estudio liderado por los investigadores de NPD Group, por lo menos un 81% de los millennials prefieren logotipos discretos o ninguno en absoluto. El reporte especificó que un tercio de los bolsos vendidos en Estados Unidos, hasta junio de este año, no tenían ninguna identificación de la marca visible. En el último año la participación del mercado de estas carteras ha aumentado, y no solo gracias a nuestra generación.

La tendencia logo-free ha cruzado las edades, las consumidoras boomers y Gen-Z han incrementado más sus ventas; mientras que los millennials han mantenido estables sus compras con respecto al año pasado.

Para esta generación, el enfoque está menos sobre la marca y más sobre el producto en sí. La decisión de comprar algo no solo va por el precio, sino que los detalles, la estructura y la funcionalidad entran en juego.

Los millennials que formaron parte del estudio admitieron que el 41% de ellos pasan por lo menos un mes pensando sobre cuál cartera comprar; realmente hacen un research que va más allá del nombre de un diseñador y su estatus. Y como NPD Group lo traduce: para nosotros comprar un bolso es más como comprar un carro.

"Los consumidores están cada vez menos enfocados en la imagen y más enfocados en la individualidad - especialmente las generaciones más jóvenes" - Marshal Cohen, jefe analista de The NPD Group.

"Mientras que el cachet de los logotipos de diseño sigue siendo relevante para muchos, los días de los consumidores que desean ser parte de un diseñador o el movimiento de la marca están disminuyendo en favor de su deseo de encontrar el estilo y la función única de su personalidad y estilo de vida."

Ya no buscamos ser parte de un diseñador o el movimiento de una marca, sino que la decisión de adquirir algo recae en la relación del producto con nuestra personalidad y estilo de vida. Razón por la que firmas como Coach, que basaron su imperio en piezas que tenían un patrón de logos, hoy en día solo venden una pequeña sección de ellas.