Esta temporada de moda fue rara, de nuevo - The Amaranta
Oh, qué sorpresa

En uno de los espectáculos de pasarela más dinámicos de esta temporada, Alessandro Michele, actual director creativo de la firma Gucci, mandó a sus modelos a caminar con sus cabezas en las manos en su presentación en la Semana de la Moda de Milán. Cabezas que funcionan como carteras, because fashion. 

Podría sentarme a escribirles por un buen rato sobre cómo a millones de diseñadores en realidad no les importa que su ropa de pasarela no se pueda vestir en la vida real, entonces ponen sus más locas y bizarras ocurrencias en un show solo porque pueden, pero no hay suficiente extensión en un artículo para intentarlo.

Y prefiero ahorrarme los caracteres para hablarles de cosas menos evidentes y más relevantes.

Desde el segundo que Alessandro Michele pisó la casa de diseño, creaciones de la misma línea han desfilado sus pasarelas; diseños raros, colecciones bizarras y ropa que solo atraerá miradas raras si se intenta exponer al mundo real.

Sin embargo, esta vez Gucci out-guccied itself

Cabezas cercenadas, nipple tassels, dragones bebés, tercer ojos, terciopelo y algo de misticismo oriental se paseó por el escenario como si la palabra “raro” no existiese. Y es que, según Alessandro, todo tiene que ver con una antigua historia inglesa denominada "La leyenda del bebé dragón en el frasco". 

Esto, por supuesto, es de total provecho para los fanáticos de Game Of Thrones que quieren vestir como si la serie hubiese vomitado sobre ellos. Porque los diseños son lo suficientemente extraños como para pasar por mercancía promocional de GOT.

Además, para la presentación de la colección otoño/invierno 2018-2019, el director creativo italiano decidió que el escenario fuese un quirófano donde se operaría metafóficamente a un Cyborg Gucci, que describieron como “un ente biológicamente indefinido y culturalmente consciente”.

Claro, so Gucci.

A la ronda de exposiciones raras le siguió Tod's Fall 2018, que mandó a sus modelos humanas con mini-modelos de raza perruna. Tod y una buena cantidad de diseñadores que se presentaron en el NYFW, que también se aventuraron con perros, bebés y robots.

Por otro lado, Dolce & Gabbana también decidió que la mejor opción era reemplazar la vida humana por drones, para mostrar sus diseños en una manera más alienada con la tecnología. 

_20180226000028-kRq-U441109623287qQH-992x558@LaVanguardia-Web

Y Jeremy Scott pintó a sus modelos de neón, y con eso nos referimos a que las pintó todas en colores chillones, y las bañó con el clóset de Jackie y su peinado característico en un intento de vendernos un outfit futurista solo como Moschino puede hacerlo.

moschino-fall-winter-2018-collection-painted-skin-body-makeup

Fendi se disfrazó de los 80’s y Prada trasladó la Revolución Industrial a la pasarela, con el juego retroiluminado de neón, las prácticas sandalias que usan la mitad de los modelos usaron y los carnets y bolsos de trabajo. El ahora famoso nylon de Prada hizo un gran regreso, apareciendo en todo, desde prendas de vestir hasta accesorios. Colores alegres en contraste con fondos oscuros. 

MTUzNzE5Njc5MDM3MzUxNTgy

Y aunque la temporada de las Semanas de la Moda no ha terminado; con París en sus días finales, no necesitamos que finalice para que podamos concluir que los últimos meses han sido extraños en las capitales de la moda.

En parte porque París es como la tía malhumorada que no acepta que la chalequeen, así que nada tan ocurrente como puede pasar ahí; ya podemos sacar conclusiones.

Esta temporada fue más sobre retar a los diseñadores a explorar su vena creativa que proponerle a los mortales ideas de vestuario.