Zara tuvo que retirar una pieza de su colección porque era "racista y antisemita" - The Amaranta

Zara protagoniza una controversia racista, de nuevo

Y todo por un meme de una rana.
Author:
Publish date:
1464239062789.cached

En el siglo XXI, los memes lo son todo.

No es una exageración ni una realidad debatible.

El hecho de que una de las más importantes firmas de la industria de la moda haya basado toda su campaña publicitaria en memes al mismo tiempo que tu tía menos favorita compartía lo último en unidades mínimas de información cultural por Facebook es la prueba que necesitas para confirmar que la memética no respeta edad, género ni clase social.

Están en todos lados y se han convertido en la evolución de los medios de expresión social. Por supuesto, unos son más icónicos y relatables que otros; el puño de Arthur, Meryl Streep gritando, el muñequito amarillo ofendido, el cocinero echando sal y cualquier situación que incluya a Rihanna es digna de viralizarse. Pero, como todo en el mundo del Internet, algunos memes no han pasado la prueba de lo “políticamente correcto”, como es el caso de Pepe The Frog.

pepe

Para quienes no conocen la historia detrás de la rana, el personaje fue creado por Matt Furie en el comic Boy's Club que comenzó a circular en la red social MySpace en 2005. Desde ese momento, la caricatura ha sido compartida prácticamente por todo el mundo. Katy Perry, Donald Trump y Nicki Minaj han publicado a Pepe un par de veces; incluso en el 2015, la rana se convirtió en el meme más reblogueado del año en Tumblr.

Poco a poco, mientras más exposición tenía, los movimientos radicales comenzaron a adoptarlo para hacer comentarios ofensivos, racistas y antisemitas. Sobre todo el grupo “alt-right”, un movimiento ultraderechista que respalda a Trump y que ha alterado el meme en diferentes ocasiones para promover la supremacía blanca y la intolerancia; así es como Pepe The Frog se convirtió en la “mascota” de la candidatura de Donald Trump.

trump-pepe-frog2

Aunque Pepe no es la primera manifestación de la cultura popular contemporánea que se ha utilizado para transmitir mensajes de odio, sí es la primera en aparecer en la larga lista de "símbolos del odio" de la Liga Antidifamación (ADL, en inglés), justo antes de la esvástica nazi y después de la cruz ardiendo del Ku Klux Klan. Sí, nunca subestimes el poder de una rana.

PEPEEEE

Aunque ya el tema parecía haber quedado en el olvido, la reaparición de la rana en una de las faldas de la nueva colección de Zara han hecho que los debates sobre la connotación racista del meme surjan de nuevo. El gigante del fast fashion publicó en su página el mes pasado una prenda con la cara de Pepe The Frog estampada, y obviamente, el Internet tuvo mucho que decir sobre esto.

No solo porque una de las principales organizaciones contra el antisemitismo en Estados Unidos la haya incluido entre su lista de más de 150 símbolos de odio, sino porque no es la primera vez que Zara coquetea con controversias racistas. En el pasado fue ampliamente criticada por vender bolsos con esvásticas y una camisa para niños parecida a los uniformes de los campo de concentración del Holocausto. Además de ganarse muchos titulares controversiales por sus prácticas laborales inseguras, copiarse de los diseños de artistas independientes, y promover los estereotipos racistas en sus tiendas. Ah, y esa vez que una niña consiguió una rata en su ropa, esa también cuenta.

Al contrario de las oportunidades pasadas, esta vez ni siquiera emitió un comunicado o respondió las acusaciones; solo se limitó a retirar la falda de sus artículos después de que la presión social fue mucha para ignorar.

Con sus antecedentes tormentosos uno pensaría que su principal prioridad es alejarse de cualquier incidente que pueda ser ligeramente ofensivo para sus clientes, pero tal como Zara ha demostrado, cada vez que estés involucrado en una controversia, finge que no sabes qué es el Internet y continúa tu camino.