Olvida a Anna Wintour, mi style icon es Freddie Mercury

Más que un cantante.
Author:
Publish date:
Queens-Freddie-Mercury-in-014

Hace unos sólidos 6 años, mi estilo y sentido de la moda comenzó su transformación de chemises Polo y ropa de hacer ejercicio de Justice a lo que es hoy en día. Durante todo ese largo proceso de experimentación, ídolos de la moda fueron y vinieron, pero hubo uno que resaltó entre todos, que conservo hasta hoy en día: Freddie Mercury.

Mientras mis amigas prestaban atención a la familia Kardashian, Miley Cyrus o Zendaya, yo guardaba fotos en mi celular del difunto cantante de Queen.

Quizás esto empezó con mis ganas de ser hipster e interesante a mediados de tercer año: 16 años, la decisión más importante de tu vida es si quieres estudiar Humanidades o Ciencias, te mueres porque ese niño te pare, estás intentando descubrir quién más o menos eres. Para este entonces, mi papá me prestó su CD de Queen en vivo, junto a su discman para escucharlo. No tardé en apreciar las cuerdas vocales de Freddie Mercury tanto como cualquier mortal, pero un poco más tarde también aprecié su estilo.

Freddie es un ícono de la moda no solo por las piezas insólitas que llegó a usar, sino también por la actitud con la que las llevó, y esa fue mi primera lección sobre la moda: no son los tatuajes de Angelina Jolie, el maquillaje de David Bowie o los rulos de Sarah Jessica Parker, es la actitud con la que los llevan. Por esos instantes, Tyra Banks empezaba a decir “don’t let the clothes wear you, wear the clothes”.

Hay varias razones por las que Freddie marcó mi sentido de la moda, algunas relacionadas a mi, otras no tanto. Pero todas son igual de importantes en esto que llamamos moda.

Amaba la moda (y también la diseñaba)

Freddie una vez dijo acerca de los conciertos de Queen: “it’s not the concert you are seen, it is a fashion show”, lo cual nos da a entender su apreciación sobre la moda.

Zandra Rhodes, la diseñadora de Queen en los 70s, habló sobre la importancia que Freddie daba a las piezas que lucía en concierto. Habiéndose graduado de diseñador gráfico en Ealing College of Art, tiene sentido que haya apreciado este aspecto del espectáculo.

Para mi, el amor a la moda es esencial. No es lucir un atuendo de X marca porque el estilista o diseñador lo hizo para ti, es amar el material con el que está hecho, entender el sentido detrás de él, apreciar cuando el esfuerzo impreso en la pieza cuando es hecho a mano. Es entender la ropa como un arte que solo nosotros somos capaces de darle vida.

1195312

No todo tenía que ser perfecto

Una de las grandes lecciones de moda (y vida) que me dio Freddie es que nada tiene que ser totalmente perfecto siempre; esto es algo que vería reflejado después en la moda francesa, y que todavía llevo conmigo.

Cuando él se ponía un catsuit de rombos o diamantes, había un factor imperfecto que hacía que se humanizara el atuendo. No se veía como una caricatura, sino como una estrella. Así fuera collar descentrado, o dientes extremadamente torcidos, Freddie me enseñó que la actitud está en las imperfecciones. Olvida el “no makeup makeup”, ser “effortless” es ponerte un traje rojo con ojos y hacerlo ver como si fuese otro día natural en tu vida.

57f228424b0fd481e7cee7782d0ea5a5

Tenía una pasión por lo teatral

Una de sus frases más célebres en el área de la moda es: “I dress to kill… but tastefully”. Eso lo podemos constatar en cualquiera de sus outfits, pero Freddie realmente amaba las obras de teatro, y llegó a participar en una con el Royal Ballet mientras cantaba Bohemian Rhapsody.

Para él, era cuestión de ser distintos. Mientras otras bandas tenían más en común con Led Zeppelin o Pink Floyd, ellos intentaban ser más teatrales y rimbombantes.

De esto me llevé; hay veces que simplemente more is more.

d9868097-abe3-4fb5-9798-dabf3bc7a4cb

El estilo no es uno

Hay veces en las que provoca salir con 3 capas de maquillaje, un escote y tacones kilométricos, y al día siguiente el mayor esfuerzo que quieres hacer el peinarte. Hay veces en las que te despiertas gótica con un chocker y maquillaje oscuro, y hay veces en las que quieres parecer un cupcake con camisas de flores y sombras color pastel.

Así como Freddie, soy una persona de estilo mercurial, y está bien serlo. Simplemente tienes que ser el tipo de persona que se pone licras de estrellas un día y una camiseta de Mickey Mouse el siguiente.

freddie-mercury-magic-tour

Redefinió la masculinidad

No es que esta tenga que relacionarse realmente conmigo, pero podemos decir que Freddie Mercury es una de las personas que logró aislar la sexualidad de la masculinidad. Hay pocas cosas que me parecen tan alucinantes como un hombre que pueda usar pintura de labios, sombras y atuendos ceñidos al cuerpo un día y al día siguiente usar jeans y una chaqueta de cuero y verse completamente masculino.

Es aquí donde volvemos con la actitud. Quizás puedas usar un choker como aquellos que venden en Zara, pero si no tienes la actitud de aquellas mujeres que los lucián de los 90s, nunca causarán el mismo impacto.

Freddie tenía la capacidad de usar un traje drag y que a lo único que le prestaras atención fuese sus capaces cuerdas vocales.

1195313

Quizás si es un poco raro que mi style icon sea un hombre barbudo, de dientes torcidos y muerto a causa de sida, pero dentro de Freddie existen mil lecciones de vida y moda que ni Kate Middleton ni cualquiera de las estrellas de pop del momento te podrán enseñar. La moda es mucho más que preguntar por Instagram dónde compraste esos zapatos, es disfrutar de lo que te pones, de lo que utilizas para definirte como persona ante los demás. Freddie, en mi opinión, es el maestro de eso. 

Freddie-Gliter

You are missed, Lover of Life.

 Ver relacionado: 

Cuando sea grande quiero ser Anthony Bourdain