Nadie leyó la invitación a la Met Gala

O al menos se saltaron la parte sobre la vestimenta.
Author:
Publish date:
riri

Estar en la lista de invitados de la Met Gala es el tipo de acontecimientos que agregas a tu currículum como logro de vida. Con una lista que cada año se reduce más y más, el Instituto Metropolitano de Arte de la ciudad de New York organiza un evento benéfico cada primero de mayo para dar inicio a la exhibición anual del Museo de Arte Metropolitano.

El único requerimiento para asistir, además de poder pagar la entrada, ser famoso y formar parte de la lista de amigos de Anna Wintour, es homenajear al protagonista de la noche. Simple. Acatar el dress code y homenajear al artista de la exposición, que esta vez fue, por primera vez desde Yves Saint Laurent en 1983, una artista viva; Rei Kawakubo, fundadora de la firma Comme des Garçons.

Al contrario de la mayoría de las alfombras rojas, el Met Gala se toma muy en serio la temática de la noche. Todo gira en base a ella. Es un pase libre para agarrar todas las piezas de las pasarelas que pensaste que nunca podrías usar, juntarlas y bañarlas en escarcha sin que tu look parezca un suicidio social.

No hay límites, nada es muy “extravagante” o arriesgado; y mientras más exagerado sea el vestuario, más acorde estás al evento. Sin embargo, la mayoría de los invitados que asistieron al Met Gala de este año no recibieron el memo.

No son los Oscars, ir en un vestido bonito al mejor estilo de “prom 2017” es prácticamente un insulto para Rei, cuyo legado lleva más de cuarenta años de piezas voluminosas, colores raros y estructuras que son incapaces de trasladarse a la calle o vida real. Es arte y por eso está en el Museo; entonces, ¿por qué la mayoría no lo tomó en cuenta?

A excepción de Rihanna, Katy Perry, las Olsen, Lily Collins, Zoë Kravitz, Rita Ora, Zendaya, Solange, Cara Delevingne, Caroline Kennedy, Lily Aldridge, Claire Danes y Grace Hartzel (de casi 600 invitados) que sí hicieron su tarea y al menos googlearon a Rei Kawakubo.

Contra todo pronóstico, las celebridades dejaron a un lado el tema de la noche y vistieron slipped dresses, trasparencias, colores básicos, y cortes regulares: la antítesis del concepto Comme des Garçons, y el mundo no está de acuerdo.

Incluso Tom Brady y Gisele Bundchen, que estaban en el panel de organizadores y fueron los que votaron para elegir el tema del año, se vistieron como si los Oscars estuviesen a la vuelta de la esquina. Aunque, si olvidamos que más de la mitad de los invitados decidió ignorar el propósito de la gala, podemos decir que el evento fue todo un éxito; aburrido, pero al menos cumplió con su cuota de ingresos.

Pasando la página, resumimos toda la información extremadamente relevante que debes conocer sobre la Met Gala 2017 para que no tengas que pasar por la tortura dos veces:

1. Jaden Smith decidió usar su cabello como accesorio; no sabemos si es una nueva moda en clutches pero esperamos que al menos nos quepa el celular y un polvo compacto.

2. Bella Hadid se encontró por primera vez con The Weeknd y Selena Gómez en un mismo evento.

3. Pagar un ticket de invitado puede costarte de 30.000 a 50.000 dólares y reservar una mesa de 275.000 a 500.000 dólares.

4. Kim Kardashian decidió vestir un outfit playero porque confundió la locación del after party. Esa es la única explicación que le podemos dar a esto.

5. Sarah Jessica Parker, la reina de la Met Gala cuando de seguir el dress code se trata, dejó a todo el mundo esperando por su llegada. Es la primera vez que falta a la celebración desde el 2010.

6. Rojo fue el color de la noche. Katy Perry, Lena Dunham, Rihanna, Rita Ora, Emma Roberts, Rose Byrne y Joan Smalls son algunos de los nombres que decidieron usar el color característico de Comme des Garçons para honorar a Rei Kawakubo.

7. Madonna vendió su alma a Los Mayas y rejuveneció su piel con el agua mágica del Salto Ángel. De nuevo.

8. Amy Schumer, Lena Dunham y Gwyneth Paltrow, el club oficial “anti-MetGala”, asistió aun cuando han repetido una cantidad innumerable de veces cuánto odian el evento. Que las llevó a ir esta vez es un misterio para nosotras.

9. No están permitidos los celulares dentro de la gala. Incluso, Anna Wintour estableció como “ilegal” documentar cualquier cosa que ocurra dentro del evento si no se cuenta con la autorización de la organizadora. Al menos si quieres mantenerte en la lista de invitados, tienes que resistirte a las selfies.

10. Thalía asistió. No tenemos más nada que agregar a esto.