Con niños en falda y niñas en traje

Cuentan los libros de historia, y algunas búsquedas rápidas en Google, que hace unos cuantos años los niños usaban tacones y los emperadores restregaban pigmentos rojos para darle color a sus mejillas mientras que los egipcios abusaban del eyeliner para definir la mirada.

Todo esto antes de que las mujeres nos tuviésemos que calar las torturas chinas que se hacen llamar “tacones” solas.

Sin embargo, ahora que estamos en el siglo 21, y los carros no vuelan pero algunas sociedades aceptan a las mujeres en trajes y a los hombres en vestido, las discusiones sobre un posible mundo “post gender”. Es decir, un espacio en el tiempo en el que puedes usar lo que te dé la gana sin fijarte si está en la sección masculina o femenina.

Para hurgar en el tema, y parecer conocedoras del asunto, nos sentamos a tomarnos un café virtual con Sofía Rangel, estilista venezolana y modelo a mitad de tiempo; porque los temas de moda necesitan buenos instructores. 

¿Qué tan borrosas crees que están las líneas de género en la moda?

A pesar de que esta época acepta mucho más la diversidad, veo mucho más controversial para los hombres utilizar la ropa que va dirigida hacia las mujeres, debido a la visión que generalmente se tiene del género masculino y los estereotipos. Sin embargo, he podido apreciar como los chicos se atreven a usar prendas de mujer pero sin la silueta de la pieza tan definida, tales como suéteres, franelas o pantalones y pueden pasar a punto “neutral” en la sociedad. 

¿Para ti qué es un mundo post-gender

Yo siento que ya estamos viviendo lo que es el boom del post gender. Esto me recuerda a la parte de Zoolander 2 en la que integran al personaje de Benedict Cumberbatch, el súper top modelo androgynous, que todo el mundo del medio lo adoraba y era como un BOOM! Jajaja pero ya volviendo al tema, esto es algo que sale de lo que se está viviendo en calle; por ejemplo, como lo es la igualdad de derechos y de trabajo para mujeres/hombres. Además de que cada vez más se ha vuelto fundamental la comodidad en las prendas de vestir y esto se refiere a dejar de usar una silueta ajustada al cuerpo, esto da la opción de usarla unisex

Según Sofía-la-vidente-Rangel, ¿qué tan cerca estamos de llegar a ese mundo?

Van a seguir diseñando de manera binaria, femenino/masculino, a pesar de todo. Sobre todo puede haber ropa exclusivamente diseñadas para hombres (así como para mujeres) por el tema de que las siluetas de nuestro cuerpo son distintas.

¿Eso significa que los niños usarán falda y las niñas traje?

Eso significa que tu genero no tiene que definir tu personalidad ni estilo, tu puedes seguir usando la ropa con lo que te sientas cómoda, solo que si algún día te atreves a arriesgarte el mundo está más abierto a opciones diferentes que a los cánones de belleza tradicionales.

En tal caso, ¿la ropa debería tener género?

Todas las tendencias en la moda nacen del estudio de lo que ocurre en la calle, así que el Gender Fluid se une a este movimiento en el que podemos apreciar que se acepta cada vez más la diversidad en las consciencias de las personas; ya no es algo que solo ves en las pasarelas, ya plataformas como Inditex tomaron la delantera y empezaron a ofrecer ropa sin género en sus tiendas para público general. Estas prendas son creadas bajo el concepto principal de que cada individuo puede usar aquello que se le plazca, lo que se sienta cómodo. Eso es lo que importa. 

¿Has usado ropa “de hombre”? 

Sííí ¡muchísimo! He usado muchas piezas de mi papá como chaquetas y camisas; las camisas son mis favoritas porque al ser mucho más sueltas al cuerpo te da la oportunidad de colocártela de diferentes maneras y estilizarla a tu gusto. Igualmente las franelas, el trend de los boyfriend jeans, que yo siento que al usarlo te conviertes en otro personaje, entras como en otro mood. 

¿Qué tiene que ver la “ropa neutral” en todo esto?

Tu género no define tu personalidad. El mundo está siendo más abierto a pensar no de forma binaria, “esto es de hombre o de mujer”; es algo que ya se ha visto desde hace muchas épocas, una de ellas con el famoso revuelo de la liberación femenina, en el que la vestimenta fue un punto significativo en la gran lucha, en lo que a mi respecta. El paso de la incómoda falda a usar el invento del pantalón, y que también por la necesidad, por la crisis en los años 40, las mujeres empezaron a usar las chaquetas de sus maridos para salir a laborar, adaptándolas a ellas y efectivamente siendo más cómodas.

¿Cuál es tu propuesta unisex favorita?

Las bragas. ¡Larga vida a las bragas!

¿Crees que estamos preparados para ropa sin géneros?

Creo que a los hombres les cuesta más, pero es algo que ya no solo se ve en las pasarelas, ahora está en la calle. Lo puedes ver, quizás no cotidianamente, pero hay un público que se atreve a romper los parámetros tradicionales. 

--

Muchas gracias, Soff.

Para pertenecer al mundo post gender de Sofía, puedes seguirla aquí