Por qué no nos gustó el primer vistazo del show de Moschino en Milán

Oh, el eterno dilema entre diseñar o no diseñar piezas que la gente de verdad puede usar.
Author:
Publish date:
Getty Images / Moschino S/S 2017

Getty Images / Moschino S/S 2017

Desde que los calendarios de la moda se establecieron, su principal misión fue anticipar las tendencias y colecciones que se estarían utilizando la próxima temporada; pero como es costumbre en el mundo de la moda, lo que una vez fue casi una responsabilidad, ahora evolucionó a propuestas que muchas veces no tienen sentido dentro de tu closet.

El irrealismo de los diseños no se adapta a nuestros compromisos diarios. Ni porque nos sintamos à la Olivia Palermo un día podremos vestir todas las piezas artísticas de las firmas; porque la verdad es que algunas (por no decir la mayoría) de las prendas que se desfilan en las Semanas de la Moda no son creadas para vestir en tu día a día.

Y esta vez queremos hablar de la colección de Moschino Spring/Summer 2017.

Para nadie es un misterio que Jeremy Scott, el director creativo de la marca, es fanático de crear piezas que no se extrapolan de la pasarela a las calles. ¿Recuerdan el sombrero/collar de peluche en el 2014?

Getty Images

Getty Images

¿O su debut de Fresh Couture para Spring/Summer 2016?

Moschino Fresh S/S 2016

Moschino Fresh S/S 2016

…¿O su propia interpretación de ave gigante (aka coat de plumas)?

Moschino Fresh S/S 2016

Moschino Fresh S/S 2016

Su habilidad para hacer colecciones temáticas que no se adaptan a los mortales que viven fuera de la Gran Manzana toca los cielos. Así que mientras caminábamos al show de Moschino en el Milan Fashion Week, lo único en lo que podíamos pensar era cómo Jeremy iba a superar el límite de teatralidad en su catwalk.

Entre el ajetreo y la emoción, vimos a Gigi Hadid abrir la pasarela con un vestido con dibujos de sostén y pantaletas, seguida de un conjunto parecido pero con una falda y el bra ilustrado como top, y de tercer lugar, a su hermana Bella con un vestido completo. Tenemos que admitir que nuestro primer instinto fue rechazarlo. 

Gran parte de los diseños estaban completamente blancos por detrás, haciendo alusión a la musa del show, una paper doll; sin mencionar que los accesorios de cartón no se veían muy cómodos y ¿todo el concepto de las tiras saliendo del vestido para simular una ilustración? Definitivamente no fue amor a primera vista.

Getty Images

Getty Images

Ya calificando la colección de segundo peor lugar (por supuesto, el primero es para Moschino Autumn Winter 2016), intentamos ver la pasarela con ojos objetivos, porque aunque jamás usaríamos las propuestas de Jeremy, ya que no hay manera de que nos aparezcamos a trabajar con un vestido de ropa interior, la colección en sí era bastante ingeniosa. Y si le añadimos su historial, ya habían hecho un show dedicado a las Barbies, ¿otro más de muñecas de papel?