Michael Kors tuvo que salir de su propia conferencia por los protestantes PETA

La segunda es la vencida.
Author:
Publish date:
michael-kors-peta-protest

Las protestas PETA son el enemigo principal de la industria de la moda. O cualquier industria en realidad.

La organización sin fines de lucro PETA (Personas por el Trato Ético de los Animales), se ha caracterizado por tener una forma de manifestarse bastante controversial e impactante.

Con más de dos millones de miembros activos, PETA es la organización más grande en velar por los derechos de los animales del mundo. Así que como grupo, idean manifestaciones cada vez más creativas para persuadir y apuntar el dedo a los culpables que violan los códigos éticos de trato de los animales.

Y en esta ocasión, fue el turno de Michael Kors, por segunda vez en un año.

kors

Cuando el diseñador estadounidense subió al escenario del MET (Museo Metropolitano de Arte) en Nueva York para ser entrevistado frente a una audiencia en vivo como parte de la serie de conservatorios que el museo está llevando a cabo bajo el nombre “The Atelier”, lo menos que se esperaba era que el clan PETA lo escoltaría fuera de la charla como forma de protesta.

No habían pasado más de 15 minutos cuando un hombre se acercó a la isla del auditorio y reprodujo desde su celular diferentes aullidos de animales. Pero eso solo fue el comienzo de la protesta, a él se unieron un grupo de manifestantes con carteles y consignas que le reclamaban a Kors que tiene sangre en sus manos, que es un monstruo que mata animales y que el pelo animal no es moda.

Porque precisamente, Michael Kors no es conocido por su tacto y conciencia medioambiental y animal; mucho menos por su fascinación por recursos sustentables y amigables con los animales.

miv

Mientras todo sucedía, tanto la entrevistadora, Alina Cho, como Kors, se mantuvieron en sus puestos. Evidentemente, cuando los protestantes alcanzaron el escenario y los empezaron a rodear, literalmente haciendo círculos alrededor de ellos, no pudieron mantener su acto de inmutación. Sin la ayuda de seguridad, o personal del museo, se vieron obligados a salir del escenario.

“Shame on all of you for supporting this industry!” gritó uno de los manifestantes al público. Aunque solo uno de los espectadores empezó aplaudir, el resto comenzó a gritar de vuelta o mantenerse en sus sitios en silencio.

Después de que los trabajadores del MET reaccionaron y acompañaron a los protestantes a la salida, otros calmaron al público mientras “resolvían el problema”. De todo modos, si los PETA buscaban encontrar simpatizantes en la industria, no funcionó. Después de que los manifestantes salieron del recinto, Kors hizo su camino de vuelta a la charla y recibió una ovación de pie.

Aunque el acto del grupo PETA no fue precisamente alabado por los asistentes, al menos los espectadores del Facebook Live comenzaron el debate sobre las prácticas poco ortodoxas del diseñador estadounidense.