Entrevista María Doménica Atencio - The Amaranta
María Doménica Atencio nos cuenta.

Hace una semana, en medio de modelos yendo de un lado para el otro y el sol haciendo gotear los helados de guayaba que Kanomi le había repartido a todos sus invitados, la marca con más de 18 años creando en Venezuela, presentó su nueva colección: SÖRÖWARÖ.

La propuesta Primavera-Verano 2018, con diferentes siluetas, texturas y cortes asimétricos, celebró el aniversario de Kanomi en los espacios del Valle Arriba Golf Club. Y ya que no podíamos dejar pasar la oportunidad de conocer a la mente creativa detrás de Kanomi, nos robamos un rato a María Doménica Atencio para conversar sobre su trayectoria y su último trabajo como diseñadora.

¿Qué es Kanomi?

Kanomi -que debe su nombre a la fruta guayaba en dialecto Pemón- es una marca de trajes de baño, resort wear y accesorios que invita a disfrutar con sus colores vibrantes, uso irreverente de estampados, cortes arquitectónicos, acentos étnicos y un desenfado chic que constituye la esencia de la marca.

¿Cómo nació la nueva colección?

SÖRÖWARÖ es la propuesta Primavera-Verano 2018. Su nombre, ahora, en dialecto Pemón simboliza el momento especial que vive KANOMI al celebrar sus 18 años luego de presentarse por primera vez en noviembre de 1999 en el bazar de Fundaprocura en el Caracas Country Club.

¿Qué fue lo más fundamental para ti a la hora de diseñar la colección?

Para mí es muy importante que se sienta el arte dentro de la propuesta, que haya piezas que favorezcan a todo tipo de siluetas y que el factor sorpresa esté presente; que la colección tenga un toque de exuberancia y sea fresca a la vez. 

¿De qué va SÖRÖWARÖ SS18?

SÖRÖWARÖ refleja el ADN de Kanomi a través de sus acentos étnicos, siluetas sensuales y fluidas, una paleta de colores elegantes y serenos acompañadas de piezas de Resort Wear que son reflejo de la madurez creativa de la marca.

La Isla de Coche fue el destino elegido para enmarcar a SÖRÖWARÖ, y en medio de sus paisajes se lucen trajes de baños de líneas puras con guiños de feminidad, cortes láser y la yuxtaposición de diferentes texturas.

Aunado a las piezas de baño, los cover ups, faldas y pantalones wrap around, así como los vestidos cortos y largos deshilachados con guiños de modernidad acompañados por complementos tejidos y pintados a mano cumplirán las más osadas fantasías de nuestras #KanomiLovers.

En el camino, ¿alguién te dijo que no lo ibas a lograr?

La verdad es que si me lo dijeron me hice la sorda, jajaja. Me gusta tanto mi trabajo que no me imagino sin él. Es una verdadera pasión. 

Si tuvieses que vestir una pieza Kanomi por el resto de tu vida, ¿cuál sería?

El caftán Coro. Es una pieza muy especial que trasciende la edad. Es muy chic y atemporal.

¿Cómo sale María Doménica de un estancamiento creativo?

Lo descanso y generalmente después con la cabeza fresca todo fluye. 

¿Cómo es la moda en Venezuela ahora en contraste con el sector que conociste cuando comenzaste en el medio?

La veo con muchísimas iniciativas, muchas de ellas de calidad y abriéndose paso fuera de Venezuela, cosa que me llena de orgullo.

¿Qué le diría la María Doménica de hoy en día a su versión más joven?

Que vale la pena el esfuerzo y que cada paso del camino se pone mejor, el reto es mayor y más interesante.

¿Qué significa crear en Venezuela?

Es crear en un ambiente en constante cambio, a veces fértil, a veces hostil y a veces cruel. Requiere de un acto de malabarismo y flexibilidad permanente y empuja a desarrollar al máximo la capacidad de adaptación. 

¿Qué palabra usarías para describir tus últimos 18 años?

Pasión. 

Si tuvieses una valla en la autopista Francisco Fajardo, ¿qué diría?

s ö r ö w a r ö ❗ ( ahora )

-

Muchas gracias, Mary.