De apropiación cultural a apreciación cultural por Marc Jacobs

Dos colecciones con influencias culturales que resultaron totalmente diferente.
Author:
Publish date:
Marc Jacobs Fall 2017.

Marc Jacobs Fall 2017.

Hace una temporada Marc Jacobs se ganó todos los titulares del New York Fashion Week por las razones incorrectas. No habían salido más de tres modelos a la pasarela cuando ya los editores de moda estaban escribiendo “apropiación cultural” a colores y en mayúsculas, sin siquiera ver dos veces las piezas de la colección. Porque no importa cuántas veces la moda ha demostrado lo poco que le interesa mantenerse políticamente correcta, nuestro cóctel cultural aún no está preparado para ver modelos blancas usando dreadlocks en la pasarela.

Marc Jacobs Spring/Summer 2017

Marc Jacobs Spring/Summer 2017

Aunque ciertamente la elección del peinado clásico de la cultura afroamericana en modelos, en su mayoría, blancas estaba destinado a ser controversial, Marc Jacobs ofreció una disculpa porque su intención era “apreciar” la cultura, no apropiarse de ella.

“I respect and am inspired by people and how they look. I don't see color or race- I see people” - Marc Jacobs.

Sin embargo, esta temporada Marc Jacobs se enfrentó a una nueva oportunidad para distanciar su firma de la controversia con otra colección Fall/Winter, pero como ya conocemos a Jacobs, no hace falta decir que las críticas por “apropiación cultural” no lo alejaron de interpretar diferentes culturas en la pasarela. Hablando de redimirse, el 16 de febrero Marc Jacobs cerró el New York Fashion Week con una oda al hip-hop.

Marc Jacobs Fall 2017.

Marc Jacobs Fall 2017.

Con una línea de ropa y accesorios completamente inspirada en la influencia del hip-hop en otros géneros, en el arte y en la moda, Marc Jacobs tomó de ejemplo músicos como Andre 3000, LL Cool J y los miembros de Run DMC para diseñar una propuesta llena de track pants, cadenas pesadas, collares grandes, bucket hats y plataformas.

Bajo el título “Respect”, Marc Jacobs incluyó un casting mucho más diverso e hizo un mejor trabajo reconociendo las inspiraciones culturales detrás de su colección. Además de que retrocedió el tiempo a las viejas pasarelas con un set minimalista, sin música, decoración, ni luces; solo modelos, ropa y una fila de invitados.

En la entrada se les pidió a los asistentes no usar sus celulares para nada, un movimiento diferente en la industria, que normalmente aprovecha la promoción online; pero cuando eres Marc Jacobs, ¿para qué realmente la necesitas?

Al final, la omertà quedó a un lado y las modelos ofrecieron un cierre al aire libre en el que pretendieron tomarle fotos a los invitados que le tomaban fotos a ellas, otro reconocimiento del diseñador al poder de las redes sociales y su balance con el street style que caracterizó al género liderado por músicos de color.  

Aunque definitivamente no es una carta de disculpa por lo que ocurrió el año pasado, Jacobs demostró que la fina línea entre apreciar y apropiarse de una cultura es como arena movediza, cuando contextualizas tu intención, tu trabajo creativo puede convertirse en una obra maestra.