Los deportistas independientes se quedaron sin uniforme

El Comité Olímpico Internacional tomó la decisión de prohibir a Rusia de los Juegos de Invierno del 2018, que serán celebrados en Pyeongchang, Corea del Sur; básicamente por dopaje generalizado. Classic Russia.

Sin embargo, permitieron que algunos atletas individualmente seleccionados compitiesen bajo el título de “atletas olímpicos de Rusia”; hecho que ha levantado más preguntas que respuestas.

Entre ellas,

¿Qué c*rajo van a usar?

Sí, puede que no sea la pregunta del millón, ni que vaya a ganar relevancia entre todas las interrogantes posibles, como ¿qué significa esto para el deporte Ruso? ¿cuantas rayas tiene el deporte del país por dopaje? o ¿qué tanto afectará las relaciones entre ambos entes?

Hay asuntos que van desde las relaciones geopolíticas, la moralidad y hasta el orgullo nacional, porque de hecho, todas se ven afectadas por la salida de Rusia. Ahora, los representantes rusos son atletas independientes.

Pero, gracias a la decisión del Comité Olímpico Internacional, Rusia tiene la oportunidad de apelar por el boletín clásico: la ropa como herramienta comunicacional.

Los uniformes que le patrocinó Nike a Rusia en los Juegos Olímpicos de 2012 en Londres.

Los uniformes que le patrocinó Nike a Rusia en los Juegos Olímpicos de 2012 en Londres.

En las Olimpiadas, sean donde sean, los uniformes que usan los atletas funcionan como símbolos de lealtad y logro. Un pantalón y una camisa pueden representar años de sacrificio por el deporte, honor del patriotismo y de los seguidores por los que compiten. Por eso, cuando la decisión se hizo pública y la prohibición del país se anunció, el I.O.C. especificó que a los rusos que asistieran a los Juegos no se les permitiría hacerlo con su propia bandera, o sus atuendos oficiales. Que, por cierto, ya estaban listos.

ZA Sport, el proveedor ruso oficial para los Juegos, había revelado los uniformes de Rusia el mes pasado: un conjunto de rayas rojas, blancas y azules, además de algunos tejidos de color rojo brillante o azul, y bufandas con un diseño cuasi-Constructivista. Bastante moderados para ser rusos.

Sobre todo cuando los contrastamos con algunos conjuntos anteriores de ceremonia de apertura y clausura, que se han desviado violentamente hacia las inspiraciones cosacas y Anna Karenina. Además, también incluyeron otros artículos orientados al consumidor, como suéters con el lema “No soy dopaje; Soy ZA Sport”.

Piezas que probablemente sean artículos de colección ahora que los atletas fueron vetados por dopaje. 

Sin embargo, no sabemos con qué serán reemplazados dichos artículos, ya que no son una opción según las órdenes del Comité Olímpico Internacional.

Tomando como referencia los antecedentes; en el pasado, los atletas que no estaban afiliados a un equipo nacional, ya sea porque su país no podía enviar uno o por confusión política, usaban uniformes "neutrales" diseñados por un patrocinador en un color monocromático y con los anillos olímpicos, al menos en forma formal.

Es decir, en la apertura y clausura, y todo lo que hay de por medio.

Por ejemplo, para los Juegos 2012 en Londres, Nike diseñó una chaqueta blanca con un swoosh negro, anillos multicolores en el hombro y una bufanda de motivos geométricos en tonos olímpicos para atletas independientes de las Antillas Neerlandesas, recientemente disueltas, y de Sudán del Sur.

El efecto, en medio de todas las rayas y los patrones desenfrenados, la idea principal era hacer que los uniformes se viesen como el equivalente al vestuario de un frasco de pastillas genérico junto a la opción de marca.

Mientras que, para los Juegos 2016 en Río de Janeiro, el I.O.C. formó un Equipo Olímpico de Refugiados y proporcionó los uniformes de la ceremonia de apertura con blazers azules, pantalones caqui y una camisa blanca. Los hombres también usaban corbata blanca y las mujeres pañuelo azul.

Sin embargo, de cara a los Juegos, las especulaciones sobre el papel de Nike en el tema atletas independientes-Rusia se han levantado. En las próximas Olimpiadas, hay posibilidades de que el uniforme sea patrocinado por alguna marca (aunque es la opción menos atractiva, porque...dopaje) siempre y cuando el equipo apruebe el proceso de investigación, o por otro lado, el I.O.C puede cerrar la incógnita y asignarles a los atletas independientes un uniforme.

Sea cual sea la solución, el hecho es que, por ahora, los pocos atletas que tienen permitido asistir a los Juegos no tienen qué ponerse. Y cada vez es tiempo es menos. Después de todo, el mismo Felipe Oliveira Baptista, el director creativo de Lacoste dijo que él pasó más de dos años diseñando la colección de los Juegos.

Cualquiera compañía que haga cargo de sus uniformes, tendrá que fabricarlos prácticamente de la noche a la mañana, en comparación.