Algunas uniones sí valen la pena

Covergirl acaba de anunciar una asociación con Girls Who Code, una organización que busca apoyar a las niñas que quieran entrar en carreras tecnológicas, y busca cerrar la disparidad de sueldos según género en la tecnología para el 2027. Ya está online el primer video promocional:

La campaña incluye un rediseño de la línea Clean Matte que ahora viene en un empaque sospechosamente parecido al de Glossier y The Objective. Y trae un claim de marca que amé a pesar de lo cursi: mantén tu piel tan limpia como tu código.

Lo genial de esto no es solo que Covergirl esté invirtiendo en apoyar a niñas y mujeres jóvenes interesadas en aprender a programar, sino la representación que está poniendo. Normalmente cuando se presentan mujeres hackers, programadoras o científicas caen en el cliché de hacerla “one of the guys”. Esa mujer que seguro dice “oh, yo prefiero tener amigos hombres. Las mujeres son demasiado drama”. Que no se maquilla no porque no quiera, sino vive de suprimir su feminidad a toda costa, y de rechazar todo lo femenino que ve en los demás. La que jamás se sentaría a escribir un código junto con otras dos amigas. Una Mayim Bialik más.

Ada Lovelace y Margaret Hamilton son excepciones. Normalmente se habla de mujeres “más serias”, y con eso quieren decir “mujeres que no se comportan como creemos que se comportan las mujeres”. Es agradable ver representadas mujeres que disfrutan entre mujeres y no le tienen alergia al maquillaje por miedo a no ser “cool”.