Edward Enninful es la solución para acabar con lo mainstream de Vogue

Edward Enninful salvará la diversidad una revista a la vez.
Author:
Publish date:
14972363

Desde su fundación como un periódico semanal en 1892, Vogue se ha visto envuelta en muchas controversias; mal interpretaciones, apropiaciones culturales y portadas ofensivas. Pero principalmente, la queja por ausencia de diversidad en sus ediciones es lo que los ha puesto bajo el reflector repetidas veces.

Y es que en temas de inclusividad, la situación de Vogue se ha visto complicada.

Después de establecer el mismo prototipo de mujer por tantos años; misma edad, misma contextura, mismo color de piel y misma nacionalidad, Vogue ha dado algunos grandes pasos el último par de años, promocionando ediciones especiales que celebran las culturas occidentales, una portada con una modelo de talla grande, y un mes completo dedicado a las mujeres de diferentes contexturas y nacionalidades.

En teoría, no ha sido del todo malo.

Pero ahora que Edward Enninful finalmente está tomando el timón de British Vogue después de meses de anticipación, tenemos esperanzas de que los niveles mediocres de diversidad que ha mantenido Vogue todos estos años, se eleven exponencialmente.

El nuevo editor en jefe de la Vogue británica tiene antecedentes en el sector de la diversidad, sobre todo por su especialidad de mezclar la alta moda con problemas sociales. Así que cuando la noticia de que tomaría las riendas de una de las revistas de moda más importantes del mundo, conocida por su relación amor/odio con la diversidad, todos en la industria estuvieron de acuerdo; desde los lectores hasta sus colegas de trabajo. Edwina Mccann, actual redactora en jefe de Vogue Australia, lo calificó como un “movimiento audaz” que sería bien recibido por la industria. Y no se equivocó.

Su esfuerzo por unir a la industria con los problemas actuales para provocar reflexión ha sido reconocido un par de veces. Enninful ganó un OBE y el premio Isabella Blow por ser un “inspirador miembro de la industria de la moda”.

Fue la mente detrás de la campaña I Am an Immigrant de W Magazine, logró desarrollar junto a Franca Sozanni una edición de Vogue Italia con solo modelos negras e hizo el estilismo del nuevo calendario de Pirelli con personalidades negras.

A diferencia de la anterior editora en jefe de British Vogue, Alexandra Shulman, que trató de esquivar la responsabilidad de la falta de diversidad étnica en 2012 diciendo que “la masa de los consumidores son blancos y las ideas mainstream venden” por lo que, “es poco probable que haya un gran aumento en el número de modelos negros líderes”.

Esperamos que ahora que Edward Enninful oficialmente forma parte del equipo de trabajo de Vogue, la línea editorial sea más consciente de que existe un mundo más allá de modelos blancas, flacas y americanas; y que la diversidad también vende.