La High-Tech Couture está tomando protagonismo - The Amaranta

Después del High-Tech Couture, lo que viene son vestidos hologramas

Ya lo vi todo.
Author:
Publish date:
van

Para los que todavía no entienden el título, significa Costura de Alta Tecnología, pero se pronuncia “Jai-Téc Cutur” para que no pierda el glamour. Y sí, mezcla la moda con la tecnología, no para compartir tu nuevo vestido en las redes sociales y tampoco que compraron una máquina de coser automática.

Se trata de que las mismas creaciones son hechas tanto a mano como con recursos de impresión a 3D.

Eso fue uno de los principales tema de moda en este mes de septiembre, cuando The New Yorker publicó un artículo sobre la mujer se le ocurrió la brillante idea de poner a la disposición de nuestros clósets el arte avant garde, a lo que además le agregó una intención estética inclinada a la tecnología. Lo que me hiso pensar automáticamente en vestidos holograma como el siguiente paso. De esos que aparecen mágicamente como la princesa Leia en Star Wars y desaparece con la misma facilidad y a tu selección. 

Wilderness Embodied Couture Show

Wilderness Embodied Couture Show

Pero como la moda va poco a poco, la diseñadora holandesa combina las texturas hechas a mano con materiales impresos en tercera dimensión, como si fuese un juguete o una maqueta a lo Big Bang Theory. En su colección del 2015, Magnetic Motion presentó toda una serie de vestidos traslúcidos hechos con acrílico cortado a láser. Parecían más bien como unos vestidos rodeados por un campo de fuerza, todo un espectáculo.

Este tipo de invenciones le dan más sentido a toda esta onda de hacernos sentir como Los Supersónicos en todos los aspectos de nuestra vida. Porque antes de estas colecciones, lo más cercano que encontrábamos en las pasarelas que mezclaba tecnología y alta costura, eran esos vestidos con lucecitas de neón que hasta Katy Perry llegó a usar una vez.

Claro, porque si quieres hacer que algo se vea moderno y groundbreaking, agrégale lucecitas para que se vea “más fino”. Iris van Herpen no cayó en eso y nos aseguró que este método es un buen camino a seguir. No quita la clase y el estilo.

Lo interesante es que van Herpen ni siquiera estudió ciencias, simplemente fue una diseñadora que vio la oportunidad y la aprovechó, dándole un nuevo significado a la expresión "wereable art". Sin embargo, su clientela es muy reducida y selecta, está inmiscuida en la venta de al por menor y solo presenta sus experimentos como miembro invitada de la Chambre Syndicale de la Haute Couture, una institución francesa privada de últimas tendencias en París.

Voltage Haute Couture

Voltage Haute Couture

Pero la duda es, what’s next? 

Si después de vestidos con luces de neón vinieron los vestidos traslúcidos magnéticos, en su mayor parte impresos, lo más probable que azote las pasarelas son vestidos de holograma. 

Piénsenlo, salió en los Supersónicos, en Back to the Future, no hay escapatoria. Supongo que al igual que la patineta flotadora, es algo que mi esperanzadora ilusión futurista posmoderna necesita.