No todas las bases de maquillaje cumplen la misma función - The Amaranta

Descifrando las bases

Parte 1
Author:
Publish date:
Manu Camargo

Manu Camargo

Hoy quiero hablar sobre las bases. Como espero que nos sigamos conociendo, es necesario dejar claro que si tengo algún guilty pleasure es el uso de bases con pigmentos y aceites contaminantes para la piel. De nuevo, no muchas personas le prestan atención a esto, pero con todos los agentes que ya de por sí contaminan y afectan nuestra piel, esto es algo que quiero comprendan perfectamente.

No todas las bases de maquillaje en el mercado están hechas para el uso diario. Tanto las de farmacia como las de lujo, hay bases que son solo para uso profesional y que lamentablemente no deberían usarse en el día a día. Un ejemplo claro de esto son las bases de MAC, Make Up Forever, Illamasqua, Kryolan o algunas de las bases de Maybelline, L’Oreal, Milani, etc. Pero, ¿por qué? Porque estas bases, aunque excelentes y con resultados preciosos en cuanto a cobertura y el acabado fotográfico, están compuestas en su mayoría por siliconas, aceites y pigmentos puros que tapan los poros, exacerban el acné e incluso pueden resecar más la piel si se usan diariamente.

Cuando elegimos una base es importante tomar en cuenta nuestro estilo de piel y de acuerdo a ello, ajustarnos y buscar un producto que no agrave ciertas condiciones o que incluso, te ayude a combatirlas.

Las bases populares conocidas como tinted moisturizers, BB creams, CC creams y EE creams tienen su origen en Japón y Corea. Se crearon con la intención de integrar a las cremas un agente que cubriera e hiciera un producto multiuso para mejorar la condición de tu piel.

Sin embargo, en Latinoamérica, las bases profesionales tienen, diría yo, abarrotado el mercado. Creo que es algo de costumbre y estilo de maquillaje, más si creo que no solo afectan muchísimo la condición de la piel, si no que en nuestro clima, no es recomendable usar bases tan pigmentadas puesto que el calor y el sudor hacen que se dilaten los poros y absorban todos esos ingredientes poco beneficiosos. Por eso, y por lo cargada que se ve, es uno de mis más grandes guilty pleasures. Yo creo que hay que aprovechar la tecnología que ahora está dominando los nuevos lanzamientos y abogar por el uso diario de bases que sean no solo de compuestos menos agresivos, sino que incluso, nos hagan la rutina más sencilla.

Las bases profesionales son excelentes para la fotografía, pero a largo plazo contribuyen al envejecimiento de la piel y no deberían usarse de forma diaria. Creo que al momento de escoger productos de uso diario, hay que buscar aquellos que ayuden a mantener la piel fresca. Incluso aquellas que sufren de condiciones severas que quieran esconder, hay excelentes productos de lujo y de farmacia que pueden ayudarles a cubrir pero que son menos dañinos y dan un acabado hermoso.

Si bien es una cuestión de preferencia, yo sinceramente recomiendo que dejemos las bases fuertes y más profesionales para ocasiones especiales o ciertas situaciones de mayor envergadura, y que, para nuestra cotidianidad, busquemos productos que cuiden más nuestra piel, nos ayuden a combatir los agentes externos y se ajusten a nuestro contexto climático. y a nuestras condiciones tanto de color como de contextura.