El nuevo director creativo de la marca demuestra que es más problemático que tu exnovio

Dior Homme.

Saint Laurent.

Celine.

¿Qué tienen estas tres casas de moda en común además de ser ampliamente conocidas?

Hedi Slimane ha sido director creativo de todas ellas. 

Hedi Slimane

Hedi Slimane

Ver relacionados:

¿Por qué te debería importar la llegada de Hedi Slimane a Céline?

La primera mujer que toma el puesto de directora creativa en el imperio de Givenchy

El síndrome que sufren los directores creativos al cumplir 3 años trabajando

¿Quién es Hedi Slimane?

Uno de los diseñadores más controversiales ha vuelto a la escena de la moda actual para rendirle homenaje a su reputación. Es Hedi Slimane, ese creativo que revolucionó la ropa Dior para hombres, le quitó el Yves a Yves Saint Laurent y ahora eliminó la tilde de lo que antes se llamaba Céline.

El también fotógrafo de cincuenta años fue responsable de definir la moda masculina de la década pasada a través del trabajo que realizó para Dior Homme desde el año 2000 hasta el 2007. La figura rockera, andrógina y slim (tan slim que Karl Lagerfeld dijo haber adelgazado solo para poder llevar sus atuendos) rápidamente se convirtió en su sello y transformó la marca.

Luego, en el año 2012, entró como director creativo de Yves Saint Laurent. Ahí tuvo algunos de sus logros más emblemáticos: cambió por completo la reputación y el target de la marca e hizo que los ingresos de esta aumentaran considerablemente. Saint Laurent se convirtió entonces en la casa de moda de más rápido crecimiento de todo Kering, conglomerado de marcas de lujo y dueño de YSL desde 1999. Sin embargo, Slimane se marchó en el año 2016, tan solo cuatro años después de haber asumido la dirección.

Casi dos años después, en enero de 2018, el diseñador fue anunciado como el nuevo director creativo Celine tras la partida de Phoebe Philo y todos los entusiastas de la moda alrededor del mundo marcamos su regreso en septiembre de este año en nuestros calendarios.

¿Qué y cómo era ‘Celine’?

Bajo la dirección de la diseñadora británica, Phoebe Philo, Celine fue una casa de moda caracterizada por su estilo minimalista y lujoso. Su estética sofisticada, femenina y excéntrica atraía a mujeres de todas las generaciones sin dejar de ser moderna. Se trataba del glamour desde una nueva perspectiva.

Durante los últimos diez años, la directora creativa siempre supo interpretar qué era lo que querían las mujeres. Sin recurrir a la política, como ha hecho Dior bajo el mando de Maria Grazia Chiuri, ni al power dressing, las empoderó en una época en la que estas estaban buscando su voz e hizo que la encontraran en su ropa.

Final del show de Celine de otoño 2013

Final del show de Celine de otoño 2013

De ‘Céline’ a ‘Celine’: lo que hizo Hedi Slimane con la marca

Cuando la casa de moda francesa anunció quién reemplazaría a Philo, las reacciones se dividieron en dos: la emoción a raíz de la curiosidad, y el disgusto. Este último se generó a partir del hecho de que lo que hasta el momento había sido una marca libre del male gaze ahora caería en manos de un hombre, y no de cualquier hombre, sino de uno polémico, conocido por su egocentrismo y estilo rockero.

Días antes del desfile de su primera colección para Celine, el diseñador francés ya estaba generando controversia. Esta vez, cambió el logo de la casa de moda por uno casi idéntico, menos por un pequeño detalle: la tilde.

Sin embargo, lo que vino días después fue mucho peor. La tan esperada inauguración resultó siendo... Saint Laurent. Otra vez.

Casi todos los looks de la colección eran idénticos a los que había diseñado en el pasado. No quedaba rastro de la esencia de Celine ni la visión de Phoebe Philo. Fue puro reciclaje.

Como era de esperarse, las críticas fueron duras. Aunque lo normal es que estas cosas sucedan y un director creativo le imprima su sello a sus diseños, la industria de la moda lamentó la pérdida del legado de la marca. Sin embargo, hay quienes creen que esta estrategia podría funcionar. Después de todo, el debut de Slimane en Saint Laurent se desenvolvió en un contexto similar y ya sabemos lo bien que terminó eso.

Ahora hay que preguntarse:

¿Qué pasa con ‘Saint Laurent’?

Luego de la salida de Slimane de la empresa, Anthony Vaccarello tomó las riendas. Debido al éxito que había tenido la casa de moda en los últimos años, este decidió seguir una línea estética bastante similar a la que llevaba su antiguo director creativo. Diet Prada realizó una comparación entre los diseños de Slimane (izquierda) y Vaccarello (derecha) para la marca:

Hasta este momento, la lealtad de Vaccarello hacia el legado de su predecesor no había significado ningún problema, pero ahora que Slimane ha vuelto y está diseñando exactamente lo mismo, esto ya no es del todo cierto.

Son muchas las preguntas que surgen ahora: ¿La nueva imagen de Celine terminará teniendo éxito? ¿Saint Laurent deberá someterse a un rebranding? ¿Qué pasa cuando hay dos marcas casi idénticas en el mismo mercado? 

Lo único seguro es que Hedi Slimane está durmiendo tranquilo, mientras yo me hago estas preguntas a las 2:00AM. Este es, señores y señoras, el efecto Slimane.