Así es como nació la categoría "vintage"

Todo por el raccoon coat.
Author:
Publish date:
vintage-clothes

Cuando pensamos en las piezas que cambiaron el mundo, las primeras que se nos vienen a la mente son las clásicas: las minifaldas, los smokings de mujer y los jeans; ignorando que en realidad, hay un millón de prendas a las que podemos atribuirle la razón por la que el mundo es así en la actualidad.

Ejemplo, el raccoon coat, la pieza que dio inicio a una corriente modistica que usamos hoy en día sin tener la menor idea de cómo llegó a nuestros closets: la moda vintage.

El abrigo peludo de “mapache” de los años 20, la prenda favorita de los niños de fraternidad en aquel entonces, fue el comienzo de las prendas vintage. Son pocas las modas que pueden señalar el momento exacto en el que comenzaron y cómo lo hicieron, pero esta es una de ellas.

Niños de la Universidad Ivy League en los 20's.

Niños de la Universidad Ivy League en los 20's.

El año pasado, Jennifer Le Zotte, una profesora de material cultural de la Universidad de Carolina del Norte, Wilmington, le atribuyó el inicio de esta corriente a una cena en Greenwich Village a finales de diciembre de 1956; cuando la bohemia Sue Salzman se quejó públicamente de que no había podido comprar un abrigo de mapache de 1920, uno de los asistentes a la fiesta le comentó que su suegro tenía un par en su almacén que se estaban descomponiendo porque se habían quedado en inventario después de que el furor de los 20’s pasó. Organizaron un viaje al almacén, todos obtuvieron sus abrigos y lo vintage nació, impulsado por el fanatismo a Davy Crockett y su famosa gorra de mapache.

Todo esto llegó a nuestros oídos por una entrevista que dio Stanley Salzman, el reconocido arquitecto y esposo de Sue Salzaman, un año después, en la que explicó lo que ocurrió la noche de 1956.

Sue Salzman para The New Yorker. Según su esposo, ella "era una publicidad andante".

Sue Salzman para The New Yorker. Según su esposo, ella "era una publicidad andante".

Una vez que los invitados de la cena y la protagonista del movimiento Sue Salzaman llenaron sus closets de abrigos, el mundo comenzó a seguir la moda elitista; porque al contrario de sus familiares declassé, el raccoon coat se quería alejar de la idea de que era ropa usada o ropa de segunda mano.

Hoy en día, lo vintage se mantiene como una categoría discreta, pero a mediados del siglo XIX, Louis Pasteur vendió la teoría de los gérmenes tan bien, que la ropa pasó a ser un elemento de propagación de enfermedades y la efímera humana; por lo que usar ropa de segunda mano, o incluso venderla, se convirtió en un hecho moralmente cuestionable, solo reservado para inmigrantes pobres y judíos.

Aun cuando mucho antes de eso, en la era victoriana, no había vergüenza en la ropa usada.

Hombres en raccoon coats originales de 1925.

Hombres en raccoon coats originales de 1925.

Sin embargo, la manera en que la ropa de segunda mano pasó de ser sospechosa a significativa se la debemos a los bohemios. Este tipo de contracultura quería adoptar una apariencia de "pobreza elegida", que los separaba de la moda burguesa convencional, característica de los años cincuenta. Un abrigo que parecía el hogar de polillas y un reencuentro con la moda pasada pareció ser la opción correcta; aunque no contaban que con el tiempo la ropa usada adquirió valor, glamour social y se autoproclamó ropa “vintage”, no ropa usada, como ellos querían que fuese reconocida.