A lo que hemos llegado

Aunque la industria últimamente está encontrando demasiada inspiración en papás montañeros, tenemos que admitir que esta vez se trata de una tendencia pasada, que está haciendo un comeback porque la década de los noventa siempre encuentra la manera de volver al mercado.

Ver relacionados:

La tendencia: cargo pants

Cargo pants de Urban Renewal.

Cargo pants de Urban Renewal.

Lo sabemos; los pantalones tipo cargo no tienen buena reputación. Pero créenos cuando te decimos que esta versión no tiene nada que ver con esos pantalones que recuerdas.

Los cargo pants de este milenio no te harán ver como un doble de The Rock con una casa llena de rottweilers y esteroides. O en nuestro caso, como una bolsa andante sin tanta musculatura.

Los cargo pants fueron reivindicados por las pasarelas Spring 2019, especialmente las de Nueva York. Diseñadores como Prabal Gurung, que hizo a Bella Hadid modelar una edición en hot pink, Jonathan Simkhai, que los bañó de blanco, Sies Marjan, que los hizo más anchos, y John Elliott y Ralph Lauren que lanzaron una contraoferta con una versión más pegada y ajustada al cuerpo; sin contar unos cuantos que Ralph Lauren propuso como ropa deportiva.

Jonathan Simkhai Spring 2019.

Jonathan Simkhai Spring 2019.

Hasta Claudia Li se unió al equipo, pero con una cargo skirt.

Claudia Li Spring 2019.

Claudia Li Spring 2019.

Lo mejor de todo es que ninguno de los diseños expuestos grita “¡Me rindo con la vida!”. Afortunadamente ahora existen opciones más acordes con este siglo que las que veíamos en las series gringas de los noventa. O en las Spice Girls, siempre.

Por supuesto, esto también significa que la secta Kardashian y todos sus allegados ya minaron su clóset de este nuevo uniforme. Con stilettos y unas cuantas botas, tenían tiempo guiñándonos el regreso de los pantalones tipo cargo.

El veredicto

La única razón por la que aceptamos esta versión menos beige tirando a tierra es porque la reconstrucción de esta pieza es demasiado evidente como para hacernos las locas: además de ser más delgados, ahora los colores extra-fuertes son la excusa que les permite clasificar como moda, realmente.

Además, ahora tienen bolsillos más altos, más estilizados y hasta con cremallera, en algunos casos. Nada que pueda herir a la sociedad todavía.

Entonces ¿cómo puedo utilizarlos sin parecer una Paris Hilton acabada y en bancarrota?

Encuentra el que va mejor con tu pinta: los nuevos diseños te dan más espacio para elegir. Las siluetas son clave para no verte ridícula con esta tendencia; puedes escoger entre los high-waisted, bota ancha, pegados o más ‘straight-leg’ y no solo resignarte a un solo modelo.

Para empezar, también puedes apostar por los colores más fuertes, así parecerá una decisión más coherente y no lucirás como si te hubieras parado de la cama e invadiste el clóset de tu papá.

Sea lo que sea, solo no saques los que compraste en tu etapa de fanatismo por las Spice Girls.

Matching-Cargo-Pants-Manchester