Como ‘outfits’ de ejercicio, pero a otro nivel

Por más de que parezca un trend que solo podría ser impulsado por las Kardashians, como en realidad fue, ellas no son las únicas que le siguieron el juego a los tan conocidos shorts de ciclistas.

De hecho, por más de que son, obviamente, la prenda predilecta en el clóset del clan Kardashian, Lady Di los usó primero.

Leer más: Cindy de la Mode: usar ropa deportiva para todos lados

La tendencia: bike shorts

Chanel, Fendi, ACNE Studios, Dior, MSGM, Prada, Off-White, Laquan Smith, Dolce & Gabbana y Roberto Cavalli son algunos de los diseñadores de alta gama que repitieron los diseños de leggings cortos por todas sus pasarelas. Con estampados, de colores o mixtos, los shorts de ciclistas armaron conjuntos en las Semanas de la Moda de este año.

Siendo honestas, para que Karl Lagerfeld haya puesto unos mini leggings (porque no fue solo un look) en su show de Spring/Summer 2019 podemos intuir que no solo se trata de una tendencia Instragram-like.

Incluso, mucho antes de escribir este artículo estaba bastante segura de que Kim Kardashian West fue la que comenzó la ola de usar bike shorts como pantalones reales. Pero este apego por lo ajustado y poco común para una cena formal no fue creado por la realeza americana, sino por la británica. 

De hecho, eran los favoritos de la Princesa Diana. 

En los ochenta todos desde Madonna y Lady Di hasta Demi Moore y Naomi Campbell tenían un flechazo por los bike shorts. Incluso, eran el outfit predilecto si le incluías unas medias largas y algo de color neón. 

Pero ahora, en pleno 2018, no podemos hacer más nada que culpar a la tendencia athleisure. 

El veredicto

Eh, sí. Los bike shorts tienden a crear reacciones radicales. Prácticamente porque o te quedan bien, o no te quedan bien. 

Por más de que aquí debería escribir algo motivador de que la moda es de quién se adueña de ella y que puedes lograr todo con actitud, la realidad de los hechos no aplica. 

Yo lo he intentado, y por mucha actitud que tenga, los bike shorts no me quieren.

Siendo tan kardashianos, cortos, ajustados y un recuerdo latente de los leggings pero más incómodos a la vista, muchas personas se encuentran en una campaña permanente para quemarlos en una hoguera.

Sin embargo, yo no los prendería en fuego. Después de todo, me parecen una opción divertida, de esas que te hace jugar con la moda. Ignorando el hecho de que todo puede salir muy mal, nunca les declararía pena de muerte. 

Pero ¿cómo usar mini pantalones ajustados sin que parezca una loca recién salida de un retiro de pilates sin ningún tipo de amor propio? 

Nina Lodato, estilista venezolana, nos enseña:

La clave del éxito para vestir esta pieza es básicamente hacerte la loca. No estás por ahí vistiendo una versión de leggings cortos diseñados exclusivamente para uno que otro viaje al gimnasio (o esos looks que te pones para maquillarte antes de salir a rumbear). Estás vistiendo una prenda como cualquier otra, que no se ve nada extraña con un blazer y tacones.

Mientras más te lo creas, mejor te va a salir.