Chanel ahora vende boomerangs y el Internet no está feliz - The Amaranta

Chanel ahora vende boomerangs y el Internet no está feliz

Porque que tengan el logo de la firma aumenta su precio exponencialmente.
Author:
Publish date:
bumeran-1495472979824

Si lleváramos la cuenta de cada vez que una firma de prestigio tiene una controversia por las cosas más innecesarias, probablemente una colección de libros nos quedaría corta. Con mercados cada vez más diversos y una extensa lista de clientes, las marcas de lujo se están aventurando más cuando de productos de estilo de vida se trata; aunque puede que el nuevo boomerang de Chanel, que cuesta nada más y nada menos que 1.355 dólares, haya dado un paso demasiado lejos. 

Una vez más, Chanel se encuentra en aguas movedizas porque el Internet se tomó demasiado en serio uno de sus diseños. Después de que Jeffree Star, un influyente maquillador de Estados Unidos, publicara una foto de su nueva adquisición en redes sociales, los comentarios contra la firma, el producto y su “irrespeto a otras culturas”, especialmente a los indígenas australianos, fue de lo único que escuchamos hablar. 

Bajo la sección de “otros accesorios”, Chanel lleva semanas ofreciendo la pieza de precolección primavera-verano 2017 junto a pelotas de tenis por $475, una raqueta por $1.550 y paletas de playa por $3.350. Incluso, la empresa lleva vendiendo boomerangs desde el 2006, pero no fue hasta ahora que la controversia de apropiación cultural surgió.

La comunidad aborigen australiana ha aprovechado las redes sociales para expresar su descontento con la recreación "tan equivocada como absurda" de una de sus armas de sobrevivencia más conocida y significativa para el pueblo de Australia. Además de asumirlo como una ofensa a su cultura y la connotación histórica del arma, las quejas también se enfocan en los actuales problemas que atraviesan las comunidades aborígenes.

Nathan Sentance, oficial de proyecto indígena en el Museo Australiano, especificó que el boomerang de Chanel cuesta casi el 10% del ingreso promedio de la comunidad. Por lo que estamparle un logo a algo tan simbólico para ellos, y además venderlo a tal precio “humilla a toda una cultura”.

Las demandas y peticiones a la firma para que retirara el producto del inventario no surgieron efecto, porque aunque ofrecieron sus disculpas por los “malentendidos” culturales, Chanel no retiró el boomerang de su lista de productos.

“Chanel está muy comprometida con el respeto de todas las culturas y lamenta que algunos se hayan sentido ofendidos” - Aclaró uno de los portavoces de la empresa a Fairfax Media.

Dejando a un lado el vínculo cultural que Chanel no previó, la pregunta más importante del asunto y la que realmente nos desconcierta a la otra mitad del mundo es, ¿quién pagaría dos mil dólares por un boomerang?

No queremos saber la respuesta.