Cindy de la Mode: la tendencia de las batas de baño en el 2017 - The Amaranta
Con toalla en el cabello y todo

Hay tendencias absurdas y hay tendencias investibles. En la última categoría caen las Crocs con medias, los pantalones transparentes en Venezuela y salir del baño directo a la oficina.

La tendencia: ir por el mundo en bata de baño y tocado à la serviette

¿Qué mejor que viajar por toda la casa con nada más que un bath robe esponjoso, medias y el cabello recogido en un moño digno de peluqueria de los 90’s?

Definitivamente no es ir a una alfombra roja con dicho atuendo.

Rita Ora llegó a los MTV Europe Music Awards de este año envuelta en una toalla, un collar que cuesta todo el presupuesto que tiene Venezuela en sus bolsillos, y tacones del mismo valor. Naturalmente, su elección de vestuario nos hizo pensar que su estilista yacía inconciente a las orillas de un lago sin capacidad de ser localizada; pero, al contrario, su decisión fue tomada en todos sus cabales.

Y, aunque la mayoría piensa que Ora jugó a ser trendsetter del movimiento de las batas de baño como último grito de la moda; es una percepción errónea. Rita solo fue el eco de una tendencia que se viene cocinando desde mucho antes.

De hecho, las batas de baño llegaron a las pasarelas gracias a Oscar de la Renta (para Balmain Fall 2000), Paco Rabanne Spring 2004 y Versace. Más recientemente, de la mano de Lacoste, Jonathan Sinkhai, Band of Outsiders, Moschino Fall 2014, Alexander Wang y Miu Miu Spring 2018.

Además, Rita no ha sido la primera celebridad en darle una oportunidad a las batas, la sensación del pop coreano, CL, vistió una para los Premios CFDA, uno de los más importantes eventos de la industria.

Y si queremos contar la icónica bata de Marilyn Monroe y la línea de Towel Series de Mario Testino, las toallas de baño han estado presentes en el mundo del diseño por mucho tiempo.

Sin embargo, los diseñadores están incluyéndolas cada vez más en sus colecciones. Al principio con un guiño de batas Silk, y ahora, con el conjunto completo. Así que, querámoslo o no, Rita Ora no es la única culpable de que las batas de baño para vestir quieran ser socialmente aceptadas ahora. 

¿El veredicto?

No puedo creer que tengamos que discutir esto, pero, it’s a no-no from me. 

Así que, ¿cómo usamos la bata de baño y toalla en la cabeza en la vida real sin alterar el orden social?

No lo haces. Nuestra sociedad no es lo suficientemente avanzada como para no someter al escarnio público a cualquier individuo que crea que usar una bata y una toalla en la cabeza puede contar como high fashion.

Lo máximo que podemos hacer para ayudarte es permitirte pasear por tu casa con tu look europeo. Más allá de eso, es una tendencia destinada a morir en las pasarelas y en el clóset de Rita Ora.