La colaboración de lujo entre Balmain y Victoria’s Secret no va a salvar al imperio de lencería - The Amaranta

Balmain no va a salvar a Victoria’s Secret

VS necesita mucho más que una colaboración de lujo.
Author:
Publish date:
victoriaxbalmain

Victoria’s Secret x Balmain es real. La firma de lencería con más de 40 años en el mercado anunció la semana pasada que se adentrará por primera vez en el lujo de la mano de Balmain, pero colaborar con una marca de lujo no es suficiente para salvar a Victoria’s Secret del traspiés en ventas que ha experimentado desde hace un tiempo atrás.

La compañía propiedad de L Brands hizo público el jueves que se unirá al director creativo del imperio Balmain, Olivier Rousteing, en una colección cápsula que se estrenará durante el clásico desfile de moda de Victoria's Secret en noviembre.

A pesar de la ausencia de detalles sobre qué implicará la línea o cuál será el rango de precios, algo tenemos claro: Rousteing no va a borrar cuatro trimestres consecutivos de ventas en descenso.

Y aunque estamos hablando de uno de los diseñadores de más alto perfil en la industria, tanto analistas como especialistas de lencería pronosticaron que la asociación entre las dos marcas no tendrá tanto impacto a largo plazo como se espera, por más estratagema de revitalización que quieran llevar a cabo.

En principio porque Victoria's Secret nunca ha sido muy amigable con la moda, y últimamente se ha distanciado aún más; declarando su único foco la lencería y la belleza, y en un esfuerzo por reducir la expansión de la categoría de vestimenta, el año pasado anunciaron que detendrían las ventas de trajes de baño y ropa para centrarse en sus productos básicos.

Ahora que los resultados no han sido los esperados, quizás están repensando su intención de puntualizar sus ventas solo a dos categorías.

“Para Victoria's Secret, el valor es probablemente que Balmain esté agregando ostentación, glamour y caché de marca, pero la gente no está pensando en Victoria's Secret como una marca de moda en este momento” -Cora Harrington, fundadora de Lingerie Addict.

Con una reestructuración en curso, incluyendo la venta de marcas como The Limited, Express y Abercrombie & Fitch, L Brands se las está viendo difícil; ventas bajando y un aumento poco significativo de ventas netas, la participación de Rousteing como colaborador de VS es un paso motivado por el éxito que siguió a Balmain una vez que Oliver se instaló como director creativo.

Lo que no ha tomado en cuenta la firma de lencería es que gran parte de la reivindicación de Balmain a manos de Rousteing estuvo a cargo de las relaciones personales del diseñador con varias celebridades que viste y presenta constantemente en las campañas; estrategia que puede llegar a ser menos efectiva cuando se trata de Victoria’s Secret.

Sobre todo cuando las asociaciones de lujo no están protagonizando tantos titulares: VS no es la diferencia.

Sumado a todo esto, Victoria’s Secret sigue luchando con las aumento de los sitios de lencería de la competencia que ofrecen precios más baratos y más opciones para la personalización, además de que sus pares sí se han preocupado por la inclusividad de cuerpos, tarea en la que la casa de lencería ha fallado estrepitosamente.

“Si bien una colaboración de Balmain podría darles un buen rumor a corto plazo, no soluciona ninguno de esos problemas para ellos” -MaryLeigh Bliss, directora de contenido de la agencia de marketing YPulse.

Es obvio que la colaboración se traducirá a más tráfico en las ventas y un golpe momentáneo para la empresa, pero nada que afecte la impresión duradera en la percepción de Victoria's Secret o sus ventas a largo plazo.

Más bien, si hay que elegir un ganador en la colaboración, tendríamos que apuntar a Balmain; aumentará la visibilidad de la marca de lujo para los consumidores de marcas comerciales.

Victoria's Secret tiene la mayor presencia de lencería en los Estados Unidos en términos de vitrinas, penetración en el mercado y acceso a clientes, y eso puede ser poderoso. [Balmain] puede usar a Victoria's Secret como una forma de llegar a los consumidores y [mejorar] el conocimiento de la marca” -Cora Harrington, fundadora de Lingerie Addict.

Sí, no es un panorama muy favorecedor para VS o para su necesidad de subir los números antes de que sea muy tarde, pero seguramente será una buena oportunidad para que Victoria’s Secret abra los ojos y se enfoque en resultados que fortalezcan a la firma y no celebren el éxito momentáneo.

No nos queda más que esperar a noviembre para averiguarlo.