Ya salió «Beautiful Trauma» de P!nk

El viernes pasado se publicó el séptimo álbum de nuestra querida Pink, Beautiful Trauma. Su trabajo anterior fue The Truth About Love en el 2012 que nos dejó la boca con sabor a rupturas, corazones rotos, mensajes feministas y exclusiones sociales.

Sin embargo, este fue mucho más allá y además de tener un toque feminista, tuvo un gran manifiesto político. En especial después de que la primera canción del álbum llamada What About Us publicado en agosto de este año. En él reclama que todos nos merecemos a alguien (líder) que nos deje tener un final feliz…algo que inevitablemente relacioné con Venezuela.

Esa canción se convirtió en la tercera vez que Pink estuvo en el número uno de Alemania. 

El resto de las canciones me sorprendieron bastante y me sentí bastante identificada. Cosa que me cuesta mucho en varios de los álbumes Pop, en los que las artistas no dejan de hablar de tragedias sobre corazones rotos porque saben que es lo que vende (notar mi ligera punta a Taylor). Pero no pasó así.

Son 13 canciones tan distintas entre sí como salsas de pasta. Llenas de la firma inconfundible de Pink de decirte que eres mil veces mejor de lo que te dicen, pero si los vas a mandar a la m*erda, hazlo bailando.

Pues no todo es «estar enamorado es difícil ña ña ña». Sin embargo sigue siendo trágica pero in a good way.

En Beautiful Trauma, Pink habla mucho de lo que implica a veces arriesgarse a querer conquistar el mundo y como en otras ocasiones solo queremos volver a jugar tranquilas con nuestras Barbies en nuestro cuarto siendo niñas. Así lo dice en la canción titulada Barbies, que amé por su potencia sentimental sin caer en lo cursi.

Otra canción que amé fue Revenge, que además de su mensaje «únete a mí y sé tu propio karma», contó con un ritmo divino en el que no podía faltar uno de mis raperos predilectos: Eminem.

Debo admitir que parte de mi miedo de hacer estos reviews es que oiga el álbum y me parezca una canción interminable de una hora y pico. Sin embargo, me entregué a Pink y tuve fe. Al parecer fue recompensado porque después de escuchar las canciones una vez, lo repetí todo de nuevo.

Y no, este álbum no me pareció la típica Pink quejándose del mundo. Sino un manifiesto bastante honesto y auténtico, con un rastro de su típica tragedia pero más digno de cantar en presentaciones especiales de tu ducha matutina.

Además de estas dos canciones que les recomendé y la principal que es What About Us, las canciones que más disfruté fueron Whatever You Want y Where We Go.

Una nueva vibra a la carrera de Pink se puede oler en este álbum.

¿Lo recomiendo? Sí…Pfff, con los ojos cerrados.

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
TheA logo
Más artículos
‘Booksmart’: la prueba de que las mujeres y la comedia sí se llevan bien