Películas que entienden la diferencia entre erótico y pornográfico

Algo que puedo atribuirle a la pubertad es ese interés frenético por todo lo que tiene que ver con sexo. Porque claro, a esa edad nuestro cuerpo se convierte en la marioneta de unas hormonas bastante desquiciadas, así que cualquier estímulo ligeramente sexual es un descubrimiento que dejaba a Cristóbal Colón p*ndejo.

Uno de esos descubrimientos para mí fueron las películas eróticas. No específicamente en la que salieran puras nalgas peladas, pero sí debían tener una delicadez y alguna historia que valiera la pena hacerme sonrojar.

Así que de la nada me encontré a mí misma viendo Last Tango in Paris a escondidas. Y a medida que veía más de este estilo, entendía la gran pero borrosa diferencia que separa el deseo de las simples ganas animales de tener sexo.

Pero ahora, como no lo tengo que hacer a escondidas, doy la gracias a la pubertad por darme un criterio de selección bastante elocuente en cuanto a película erótica se trata. 

Dicho esto, les dejaré mi lista predilecta.

Enjoy!

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más artículos
Tocadiscos: Jimi Hendrix y sus habilidades musicales de otro planeta