Un millennial cansado criticando las demás generaciones

Nosotros somos millennials. Nos hemos ganado el odio y la lástima de las demás generaciones previas a nosotros. Hemos sido calificados como inconstantes, flojos, egocéntricos, soñadores (en un sentido peyorativo), poco confiables y distraídos.

Para los dueños de compañías de redes sociales o cualquier empresa que hoy tenga su sede en Sillicon Valley somos los dioses, las minas de oro, los estúpidos jóvenes que no tienen bien sorteadas sus prioridades, los consumidores compulsivos y los adoradores de la vacía y rentable cultura Pop.

Aquellos que estudian demografía, dan clases, son psicólogos, dueños de imprentas o ex propietarios de Blockbuster nos piensan literalmente como la generación que va a acabar con el mundo, los cuatro jinetes de la apocalipsis, los Zeus enviados para matar a Cronos y los adoradores de Satanás o mejor dicho, de las Kardashian.

Sí, acabo de generalizar. 

Los dueños de empresas dirigidas a nosotros puede que no nos piensen así de ingenuos y es posible que uno que otro profesor no nos crea portadores de la pandemia que va a acabar con el mundo; pero los millennials somos víctimas del crimen de la generalización a diario, entonces de regreso, los generalizo a ustedes.

Un rasgo aparentemente típico de mi generación es quejarnos de todo, hacer las cosas a nuestra medida y jurarnos los dueños de la razón, y porque estoy brava y porque puedo, entonces adopto este injusto rasgo que nos otorgaron.

Han dedicado millones de palabras para criticarnos, definirnos y señalar lo que está mal con los que entramos en adultez en el siglo XXI, parece justo entonces que yo dedique unas cuantas palabras para calificarlos injustamente a ustedes en nombre de mis compañeros “adoradores del iced coffee y la marihuana”.

Seguro han visto (sino se los comparto aquí para que lo vean) este viral video del fragmento de una entrevista que se le hace a Simon Sinek.

Sinek es un famosísimo autor, orador por excelencia y consultor de marketing que tiene 3 libros incluyendo un Best Seller. En teoría un duro pues. El video que tiene más de 5 millones de visitas ha causado furor por la elocuencia con la que el autor define en 4 categorías todas las razones por las que los millennials somos infelices.

Sí lector millennial, si no lo sabías eres infeliz, chequéate.

Entre risas y comentarios inteligentes Simon explica que es culpa de nuestros padres, la tecnología, el deseo por la gratificación instantánea y el ambiente corporativo de que nosotros vivamos deprimidos. Él asegura con vagas referencias y estadísticas que somos la generación con mayores tasas de suicidios, dependencia de drogas y depresión en toda la historia y que gracias a los factores nombrados anteriormente no contamos con mecanismos de sociabilidad para formar lazos profundos con otras personas ni en nuestros trabajos. Básicamente cuenta que no es nuestra culpa que nuestra generación entera va a vivir (y cito textualmente) “sin encontrar la felicidad nunca”.

Así que wao, gracias ahí por los mensajes de aliento.

Si bien dice que las grandes corporaciones que nos contratan son los responsables de salvarnos de este espiral inevitable que nos va a obligar a googlear cicuta, no sirve de mucha esperanza que las personas preocupadas por los números y las ventas nos guíen a casa y a la felicidad por el yellow brick road.

Entonces yo digo: f*ck them y f*ck you Simon Sinek. Somos soñadores, nos gusta la comida gratis y los bean bags, y no nos importa. Cada generación se dedica a criticar a la nueva y ve en ellos el desperdicio de toda una vida de esfuerzo, pero conociéndonos vamos a hacer de este mundo que llenaron de altas tasas de contaminación, petróleo y Trump (sí, no lo supero) el lugar verde, de aceptación y adorador de psicotrópicos que soñamos.

Ok, suficiente con el idealismo.

Considerando lo brava que estoy ahora, vamos a hacer un rápido recorrido por las generaciones anteriores, definir lo que está mal con ellas y señalar qué aporte hicieron para la real destrucción del mundo. Una cucharada de su propia cocaína (esto fue un guiño a los piedreros de los 80s).

G.I. Generation 

(Nacidos en 1901 hasta 1925)

También es definida como The Greatest Generation. Estos maravillosos alcohólicos deprimidos por tener síndrome post traumático gracias a la Segunda Guerra Mundial son los culpables de bueno, esto: formar parte de una de las guerras más atroces de la historia, la Gran Depresión, ser absurdamente conservadores, enviar a Mandela a la cárcel, encerrar a otra población de personas por su color de piel y perseguir a muchos por su religión. Son los esposos que dejaron a las mujeres con 7 niños a resolverse la vida mientras asesinaban a otros jóvenes. Nacieron algunos en plena prohibición del alcohol en Estados Unidos, eso debe explicar algo. ¿Algún aporte que nos guste? bueno el mafioso de Frank Sinatra es parte de esta generación, we like him.

Los Silents 

(Nacidos en la segunda mitad de los años 20 hasta inicios de los 40s)

Si no habías escuchado de ellos es porque no son tan relevantes. En su mayoría, se dedicaron a enfocarse en su carrera en vez de los movimientos de justicia civil de su época y no tuvieron muchos hijos. Maravilloso.

Baby Boomers 

(Nacidos desde 1946 hasta 1964)

Identificados por reasegurar o redefinir los valores tradicionales culturales impuestos por sus padres (o sea, cualquier cosa). Son una población inmensa porque sus papás recién llegados de la guerra tuvieron al mismo tiempo las ganas de encender la llama marital, si me entienden. Caracterizados por ser los más ricos y por dedicarse todos a lo mismo: trabajar demasiado buscando una gran fortuna y dejando a un lado a sus hijos, origen al motivo de por qué los hijos nunca quieren pasar las vacaciones con ellos. Protagonistas del término “midlife crisis” y mejor conocidos por nosotros como mami y papi. Frustrados porque estudiaron carreras convencionales y empezaron su vida como adultos demasiado temprano, 42% de ellos están evitando retirarse mientras otro 25% dice que nunca se va retirar. Entonces nosotros somos los deprimidos.

Generación X 

(Nacidos entre los 60s y principios de los 80s)

Olvidados en un limbo invisible entre los Baby Boomers y nosotros, la Generación X está llena de resentimiento por nunca ser los protagonistas de nada. Hoy en día son padres jóvenes y se dedican a llorar de nostalgia viendo Stranger Things. También nos odian porque tenemos los ovarios de hacer lo que nos da la gana y revelarnos ante nuestros padres, cosa que ellos no pudieron hacer. Entre sus características más pronunciadas está que son cínicos, desapegados emocionalmente y criados por MTV.

Generación Z 

(Nacidos en los 2000)

Son adictos al internet y a las redes sociales. Crecieron viendo cosas como Lazzy Town y esperemos que no los fastidien tanto como a nosotros.

Insisto los millennials, somos creativos, enfocados en lo que queremos y soñadores en el buen sentido de la palabra. Sí pensamos que merecemos bean bags y comida gratis, porque en realidad el resto de las generaciones también lo quiere, el problema es que nadie se había atrevido a pedirlo.

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
TheA logo
Más artículos
Esta será la primera vez en treinta años que los Oscar no tendrán anfitrión