El Reino de lo Absurdo parte II

El Reino de lo Absurdo parte II

Para mayor comprensión, haz click aquí. 

Nadie lo vio venir, los brujos no lo previeron, los oráculos no lo mostraron.

Ninguna persona en todo el reino, plebeyo, noble, apositor, verrugiano ni rey lo esperaba.

Nadie estaba listo ni preparado para aguantar la hecatombe que resultó el año 2016, no solo para el Reino de Aleuzenev, sino para el resto de los reinos sobre las tierras conocidas.

Un problema con un primate, la elección de un orangután rojo que iba a reinar en la lejana Tierra de Miami y Sus Alrededores; guerras en tierras que no sabían pronunciar; la muerte de muchos personajes icónicos en la soñada tierra de Hollyweed; se alzó la rama de olivo en el Reino vecino de Cooloom-hia, se volvió a bajar, se volvió a subir y se volvió a bajar; y la familia de la infamia, los Kurdashian adquirieron más poder, riquezas e influencias que ninguna otra casa.

Los otros reinos pensaban que este era el fin, que ese año no podía ser peor y que nadie había sufrido más que ellos, nadie excepto el desafortunado pueblo de Aleuzenev.

Tres años habían pasado desde aquella noche donde la Mesa de la Unión Caballera o MUC y su candidato Manrique habían aceptado la trampa de los verrugianos durante la batalla por el reinado. Hace tres años que Urro, el inútil burro con la capacidad de hablar, gobernaba a todo el pueblo capaz e inteligente de Aleuzenev.

Se demostró que desde esa noche en abril de 2013, cuando Urro y su gente se proclamaron dioses magnates del reino, que Aleuzenev ingresó en un agujero negro de magia antigua que lo sumergió en una realidad paralela, donde todo lo que sucedía, por más absurdo que pareciera, iba a ser real. Los monjes que estudiaron esta época de la historia de Aleuzenev la denominaron «El Reino de lo Absurdo».

Un antiguo sabio del Reino vecino de Cooloom-hia una vez había escrito de un lugar donde todo lo más loco, sin sentido e imposible podía suceder, lo llamó Macondo. En esos días, las 3 características que dijimos antes, son las 3 similitudes, las de un mundo ficcional, las únicas que podían haberse parecido a lo que vivió Aleuzenev.

Desde que Urro tomó el mando del reino, pareciera que con malas indicaciones, mal intencionadas decisiones, y siguiendo el legado del fantasma inexistente de El Verrugón, había dejado que el gran caballo que era Aleuzenev, se le desbocara.

La historia cuenta que el caballo descontrolado fue el que en un ataque frenético y en estado de pánico ingresó en el agujero negro. Sin embargo, estudiando y con perspectiva, es inevitable darse cuenta que el agujero fue creado desde los tiempos del Verrugón que con resentimiento, malicia, mala gestión del papelón con limón, odio, hurto y muerte, había concentrado en un solo lugar un vórtex de consecuencias inevitables que iban a sufrir todos los aleuzenevianos, por igual. Consecuencias que fueron ignoradas y agudizadas por el séquito de verrugianos y la ineptitud de Urro.

Ese año de incertidumbre y caos en el mundo, en Aleuzenev se manifestó por la actividad del agujero negro en el 2016.

Hasta la actividad del agujero, las cosas iban mal, no tan mal como iba a ser en el 2016, pero si bastante deplorable.

Uno de los grandes caballeros de la MUC, Polo, fue metido en el calabozo más oscuro y profundo sin acusaciones válidas ni sentencia justa, dejando a su esposa La Rubia Trenzada de Lirios (o como le dicen sus amigos, Lili) a cargo de ocupar su espacio en la caballería, abogar por la vida justa de los alezenevianos y combatir contra los verrugianos para lograr su salida del calabozo.

Los jóvenes del reino, en una lucha por proporcionarles a ellos mismos una realidad no paralela, sino apta para vivir felices, se armaron con armas invisibles que llamaron Paz y Presión en el 2014. Batallaron sin intenciones de hacer daño, sino de hacer ver su descontento y el del resto del reino. Sin embargo, el ejército rojo, que sí tenía armamento pesado, vil y frío como los brazos de alguien que abraza por interés, echaron hechizos de gas y balas de muerte contra los jóvenes, destruyendo sueños y poniendo a otros a soñar para siempre.

Los precios del barril del papelón con limón habían bajado drásticamente. Indicando por supuesto que las grandes riquezas de las que gozaba el reino habían desaparecido. Las reservas de riquezas que estaban en el cofre del reino desaparecieron en los bolsillos infinitos de los verrugianos y quienes se aliaron con ellos. En esos bolsillos sin fondo a la vista, fueron a parar los impuestos, sudor y ganancias del papelón con limón que pertenecían a los aleuzenevianos.

Este masivo robo de oro y piedras se tradujo en la falta de mantenimiento de las carreteras, el deterioro de las aposentos de los chamanes curadores y menos oportunidades de laborar para los alezenevianos.

Como dije, todo parecía estar mal, hasta que el agujero negro se activó. El 2016 iba a ser el peor año de la historia del reino. Además el rey en un caldero unió los ingredientes más peligrosos: ineptitud, malicia, mentiras y codicia para convertirse en una espada del filo más peligroso y siendo mortal para el reino.

Por el hurto de las riquezas y medidas políticas y económicas absurdas dictadas por Urro y su séquito, la economía del reino entró en crisis.

Si la economía entró en crisis, significa que el sistema de alimentos, en su mayoría procedentes de otras tierras, también entró en crisis. Largas colas por comida que no alcanzaba para todos y precios que nadie podía costear, hicieron que el alezeneviano mostrara su esqueleto al mundo.

Las pociones medicinales también estaban en crisis. Por la economía y el descuido del reinado, niños recién nacidos, pacientes de enfermedades no necesariamente graves, y enfermos con un chance de curarse, murieron. Los recintos de los chamanes curanderos eran cementerios sucios y descuidados.

Los ladrones se convirtieron en el club con más partícipes en todo el reino. Ya sea, por necesidad o por desconsideración, este era el gremio que contaba con más gente y que por «daño colateral» cobraba más vidas.

Urro por su parte se dedicó a la danza alegre de la salsa, a cerrar los lugares de las buenas nuevas, a insultar a quién se le opusiera, a cerrar los sitios de producción y quejarse periódicamente por los supuestos atentados a su vida.

«Urro, chúpalo» fue el mensaje de paloma más alegre y popular para los apositores durante el año.

Ya no quedaban casi seguidores de los verrugianos. En un reino donde en cada esquina acechaba el espíritu del hambre, la delincuencia, la muerte y la miseria, todos querían sacar a Urro y a su gente que se había atornillado en el reinado.

La Asamblea del Reino, dirigida por los apositores, no podía hacer mucho.

La MUC estaba dispersa y dividida.

Los jóvenes se habían cansado.

Los verrugianos con delitos de hurto y de polvo blanco en las manos se establecieron más fuertemente.

Todo parecía ser el peor escenario posible. Hasta que un día…

Lastimosamente, hasta aquí llega el libro de la fantástica historia del Reino de lo Absurdo, después de este capítulo se arrancaron las páginas y no se sabe realmente qué pasó.

Como involucradas lectoras de este cuento esperamos que los que sufrían, hayan gozado; que los que estaban hambrientos, se hayan dado un banquete; que los que se habían ido, hayan vuelto; que los malos, hayan sido derrotados y hayan sufrido las consecuencias de sus actos y que el Reino de Aleuzenev, aquel de tierras de ensueño, playas paradisíacas, gente buena y excelente música, haya sido lo que los aleuzenevianos quieren y merecen.

En teoría, esta historia también continuará…

TheA logo
Más artículos
britpop
El britpop en la moda: una identidad construida por el pasado