Tocadiscos: la verdadera esencia de California en Red Hot Chili Peppers

Al ser una aficionada de la música que está obsesionada por saber más de todo —intensa, lo sé—, tuve que inventar una columna que habla de la historia de ciertos artistas y el porqué son relevantes para la cultura pop.

El estado dorado es la inspiración de muchísimos artistas como The Neighbourhood, Mac DeMarco, The Beach Boys y la atrevida banda Red Hot Chili Peppers. Para estos últimos, California no es solo un lugar, es una idea especial que se convirtió en su estilo de vida desde su niñez.

Eso es algo que se ha visto desde sus inicios y lo que ha hecho que se diferencien completamente de los proyectos similares a ellos. Creando así un sonido único que se ha logrado mantener en el tiempo hasta la actualidad.

Pero, ¿quiénes son? ¿Qué impacto tuvo Red Hot Chili Peppers en la industria musical y en la cultura? Esas son preguntas que responderemos aquí para que dejes de usar esa camisa con un asterisco rojo sin conocer realmente la historia detrás de él.

¿Cómo rayos comenzaron?

Todo comenzó a principios de los años ochenta con Tony Flow & the Miraculously Majestic Masters of Mayhem, un grupo musical creado por tres amigos y un baterista: Anthony Kiedis como vocalista, Michael “Flea” Balzary en el bajo, Hillel Slovak era el guitarrista y Jack Irons tocaba la batería, de acuerdo a All Music.

Ellos comenzaron siendo un grupo que tocaba en bares de strippers en Sunset Strip, CA. En ese momento, comenzaron a desarrollar su sonido y manera única de presentarse. Además, en este tiempo realizaban su performance casi completamente desnudos, ya que lo único que los cubría era una media.

Puede que ames:

En 1983, la banda se cambió el nombre a Red Hot Chilli Peppers. Kiedis cuenta en su autobiografía Scar Tissue que a Flea y a un saxofonista colaborador se les ocurrió. Este proviene de una derivación de títulos de conjuntos de blues clásicos y de jazz, así como la banda de Louis Armstrong llamada The Hot Five y otras que usaban “Red Hot” o “Chili”.

Ese mismo año, firmaron con la disquera EMI para producir su primer LP, pero solamente quedaron en la banda Anthony y Flea porque Irons y Slovak se fueron con el proyecto What Is This. Por lo que tuvieron que buscar a otros miembros que los acompañaran y encontraron a Jack Sherman (guitarra) y Cliff Martínez (batería).

Poco después, lanzaron su primer álbum homónimo y realizaron su primera gira. Durante este tiempo, la banda no tuvo mucho impacto debido a que la ausencia de los ex integrantes se hacía notar en el escenario.

En 1985, What Is This se desintegró, esa es la razón por la que Irons y Slovak regresan al grupo. De esta situación, aparece su segundo disco: Freaky Styley. Este sigue con la línea del primero con una mezcla entre hip-hop y rock alternativo.

El inicio de la leyenda

Dos años después, reaparecen con más estilo y mejor desempeño en el escenario con The Uplift Mofo Party Plan que se convirtió en la primera producción de RHCP en lograr entrar a la lista de los 200 álbumes más escuchados. 

En estos momentos, Kiedis y Slovak estuvieron pasando por momentos críticos de adicción a las drogas. El primero tenía más resistencia a las drogas. Desafortunadamente, este no fue el caso de Hillel quien murió de una sobredosis en junio de 1988, una tragedia para el conjunto. 

A partir de eso, Irons se fue para siempre, pero Anthony y Flea siguieron unidos, pasando de músicos como el baterista D.H. Peligro hasta llegar a Chad Smith y John Frusciante, quienes hicieron que la banda tomara nuevo giro.

Al año siguiente, crearon Mother’s Milk, que poseía letras en honor a su compañero fallecido como Knock Me Down con la que llegaron a entrar en el canal MTV. Para comienzos de 1990, el álbum llegó a ser disco de oro.

La consolidación

Su siguiente producto sería Blood Sugar Magik (1991). Este poseía un nuevo sonido punk funk que se mantiene hasta la actualidad. También tiene canciones famosas como Under the bridge y Give it away, tema con el que ganaron un Grammy.

Pero la buena racha de la banda no duró mucho. Frusciante cayó en las drogas como Slovak y tuvo que dejar la banda por esa razón. Por lo que tuvieron a otro miembro el ex guitarrista de Jane’s Addiction, Dave Navarro, en la producción de su siguiente LP One Hot Minute (1995), que es considerado un fracaso. 

John entró en rehabilitación y poco después regresó con ellos para que volvieran al estudio para hacer el disco más importante de Red Hot Chili Peppers: Californication en 1999. El cual que logró que la banda se posicionara como una de las mejores de la historia y fue un éxito inmediato en las listas.

Lo más reciente

Durante los dos mil, ellos estrenaron cuatro discos. Cada uno de ellos tiene una historia completamente distinta que contar, pero mantienen ese aire del álbum de 1999 que recuerda tanto a un día de verano. 

En el 2002, salió By The Way con canciones como The Zephyr Song y Can’t stop que son himnos para muchas personas.

Luego de cuatro años, apareció Stadium Arcadium, un álbum doble que contó con más de treinta composiciones, si contamos los B-sides. Durante el tour del mismo Josh Klinghoffer tocó con ellos como el segundo guitarrista y unos años después se convertiría en el reemplazo de Frusciante cuando este decidió realizar su carrera como solista.

Los dos últimos son I’m with you (2011) y The Getaway (2016), que tienen diferentes calificaciones, pero que sin lugar a dudas, dejan ver lo que ellos son de verdad.

¿Cómo los vemos en la historia?

A pesar de los múltiples problemas de la mayoría de los integrantes con las drogas y conflictos internos, ellos lograron mantenerse unidos, sobre todo Anthony y Flea que llevan una amistad/asociación de más de cuarenta años.

Además, lograron encontrar su voz poco a poco. Pasaron de hacer una mezcla de hip-hop y rock a ser los predecesores de su propio género: punk funk, que otros artistas han intentado copiar por mucho tiempo.

Aunque en este momento estén en un pequeño hiato, de ellos podemos seguir esperando muchísimo más porque todavía quedan cosas por decir. Así que mientras, podemos relajarnos e imaginar que caminamos por las calles de California escuchando un poco de Red Hot Chili Peppers. 

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
TheA logo
Más artículos
Películas animadas no Disney que deberías ver