Tipos de mujeres en el universo de ‘Juego de tronos’ - The Amaranta

Tipos de mujeres en el universo de ‘Juego de tronos’

La obsesión llegó a otro nivel

El éxito de Juego de tronos se debe a que tiene todas las cosas que a los humanos les gustan: morbosidades, sexo y un mundo ficticio. Pero no es solo eso, también plantea temas importantes con el fin de concientizar sobre ellos, aunque muchas veces peque de romantizarlos, como es el caso del incesto o las violaciones en la serie.

El rol de las mujeres en el universo de GoT es uno de esos tópicos “controversiales”. Ninguna de ellas es una Manic Pixie Dream Girl simplona y todas aportan muchos elementos relevantes para el desarrollo de la serie. A pesar de que en un estudio realizado en el 2013 argumenten que la serie no empodera a las mujeres, sino que sigue remarcando los mismos estereotipos tradicionales con pequeñas variaciones, nosotras pensamos que los cambios desde la tercera temporada hasta la última han sido importantes y obvios. Ese es el porqué de nuestro recuento de personajes hermosamente creados y qué arquetipo representan en los siete reinos.

Arquetipos

Carl Jung reconoció una serie de patrones dentro de todas las historias y mitologías, creando la hipótesis de que todos los humanos compartimos esos conceptos. Joseph Campbell tomó esa idea y la aplicó en el mundo de la literatura, trabajo que después George Lucas usaría en Star Wars, mencionan en un análisis hecho por Hillsborough Community College.

Las bases de los arquetipos literarios se encuentran en la mitología griega, así que utilizaremos esa metodología en este artículo para que podamos comprender a cada uno de los personajes de la serie de una manera mucho más simple.

Eso sí, antes de avanzar debo aclarar que todo lo que están por leer a continuación está fundamentado en lo que he leído sobre el tema y es mi opinión sobre cuál es la raíz de cada personaje. Si no estás de acuerdo, es bienvenida tu opinión en nuestro Twitter o Instagram.

Lady Brienne de Tarth = Artemisa

Conocemos a Lady Brienne como una mujer fornida y astuta que se convirtió en la primera caballero de los Siete Reinos. Es idéntica a Artemisa o la diosa de la caza y de la castidad porque representa el rol de la “amazona”. Una guerrera fuerte que considera que hombres y mujeres son iguales, y tiene la necesidad de proteger a sus hermanas, tal y como hizo con Catelyn y Sansa Stark.

Brienne admira el carácter de los demás, y es una mujer fiel a sus creencias y a quienes se han ganado su respeto. Es independiente y nunca será dominada por alguna otra persona.

Lady Margaery Tyrell = Afrodita

Amada por muchos y odiada por otros. La heredera de Altojardín es recordada por su amabilidad, capacidad de manipulación a través del “cariño” y su sensualidad, justamente como una Afrodita. Al igual que la diosa del amor, ella no solo está al tanto de que es bella y atractiva, sino que sabe usar estas características para su beneficio, método que aplica con Tommen y Joffrey.

Lady Catelyn Stark = Hera

La reina del Olimpo tiene muchas similitudes con la señora del norte: las dos están perdidamente enamoradas de sus esposos y hacen todo para proteger la reputación de ellos, dándoles muchas veces más importancia que a sus hijos. A diferencia de Hera, Cat no quería obtener poder al casarse con Ned, sino que lo hizo por amor puro y verdadero. Esto permitió que el personaje de Cat se convirtiera en el arquetipo de “la esposa”.

Además, al igual que Hera con Hércules, la señora de Winterfell sentía un odio profundo hacia Jon Snow por el simple hecho de que “su madre” había sido culpable de que Ned le fuera infiel. Ya sabemos qué fue lo que realmente sucedió allí, pero ella nunca dejó de tenerle resentimiento al pobre niño bastardo.

Melisandre = Hécate

La sacerdotisa de la religión de la luz actúa como la “bruja de alto rango”, por así decirlo, haciendo referencia a Hécate. Esa diosa de la magia negra es conocida por tener tres cabezas: la del pasado, la del presente y la del futuro, algo que también posee Melisandre. Ella tiene conocimientos del pasado porque es una anciana —aunque se nos olvide—, puede observar el futuro y, pues, vive en el presente.

El personaje de Melisandre posee la maldición de ser mal interpretada y calificada como “malvada” por sus errores; sin embargo, debemos tomar en cuenta su sabiduría y las cosas que intentó hacer siempre con el fin de encontrar al Azhor Ahai y salvar los Siete Reinos.

Lady Sansa Stark = Perséfone

La hija mayor de los Stark siempre ha sido catalogada por la gran mayoría de los fanáticos de la serie como “una inservible damisela en peligro”. No obstante, muchos no saben que es un personaje complejo y que su arco de desarrollo es el de la reina del inframundo, Perséfone.

Si bien al inicio de la serie Sansa era la típica niña inocente que quería ser reina, su ambición no hizo que perdiera sus valores, a diferencia de lo que sucedió con Cersei Lannister. La realidad le dio cientos de golpes que hicieron que cambiara y terminara con Ramsey y Littlefinger, quienes toman la figura de Hades pues prácticamente la raptan y torturan para volverla más fuerte, lo cual da paso a la nueva Sansa. Ya no es una niña tonta.

Arya Stark = Atenea

El personaje favorito de muchos por su transformación de niña pequeña rebelde a una guerrera. Ella representa a Atenea, la diosa de la guerra y la sabiduría, cosa que la distingue de Brienne, ya que es más estratégica y basa toda su fuerza en su inteligencia. Adicionalmente, “Nadie” también busca ser aceptada como un igual por todos los hombres en la historia, así como la entidad griega. Eso se ve en la relación con su padre y la que tiene con su hermano, Jon Snow.

Cersei Lannister = Gaia

Cersei es uno de los personajes más odiados de Juego de tronos y creo que la hubiésemos asesinado hace tiempo de haber tenido la oportunidad —no nos engañemos—, pero los malos duran hasta el final o eso dicen por ahí.

Ella siempre ha deseado obtener el poder y quedarse con él de una u otra manera, por lo que intentó hacerlo a través del matrimonio y de sus hijos. Tal y como hizo Gaia, madre de todo lo hermoso en la tierra, quien tuvo a sus hijos, los gigantes, para usar sus poderes y combatir el reinado de Zeus con el fin de quedarse con el trono del Olimpo.

Cersei sí se interesa por el bienestar de sus seres queridos, pero le importa más poseer el control de todo y el prestigio que viene con ser considerada alguien relevante en los Siete Reinos. Eso es lo que la dirige a actuar siempre, tal y como indican en una tesis de la Universidad de Zada del 2018.

via GIPHY

Daenerys Targaryen = Demeter

Muchos ven a la madre de los dragones como un personaje que se enfoca únicamente en el poder como Cersei; sin embargo, tiene muchas similitudes con la diosa de la fertilidad y la maternidad. Eso es, hasta que incendió todo King’s Landing en el penúltimo capítulo.

Si nos fijamos en todos los puntos de la historia de Dany, ella representa a la progenitora de todo: casi tuvo un hijo, es la madre de los dragones, la Mhysa de los esclavos, entre otras cosas. Además, le afecta saber que la bruja le quitó la capacidad de tener descendientes, puesto que para ella es importante poder hacerlo.

Después de que ella pierde a Drogo y a su pequeño, decide quedarse completamente sola, como sucede con Demeter al perder a Zeus y a Perséfone. Dany nunca quiso tener una relación seria con Daario Naharis sino que lo rechazó múltiples veces y decidió abandonarlo en Meereen.

La diferencia que existe entre su archienemiga y ella es que —hasta ese penúltimo capítulo— a la madre de los dragones le importaba más traerle libertad al mundo que mantenerse en el poder. Pero todos sabemos cómo terminó eso.

via GIPHY

Game of Thrones es de esas series que suceden una vez en la vida por toda la euforia que genera y el nivel de complejidad que tienen la trama y los personajes, lo cual se hace incluso más evidente al intentar analizar tan solo a algunos de los personajes femeninos de esta producción.

“Valar Morghulis!”


Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
TheA logo
Más artículos
Marianne: el terror en Netflix llega a destiempo