#TheAreviews Hidden Figures

Como ya te pudiste haber dado cuenta por el auge de farándula, controversias con los premios, y el increíble discurso de Meryl Streep en los Golden Globes, it’s award season, b*tch. Sabemos lo que eso significa: late nights viendo películas que descubriste hace dos semanas que existían, debates intensos con cinéfilos como tú y engullir grandes cantidades de cotufas.

Like a lot.

Como durante esta época nos encanta echárnoslas de crítico de cine (aunque nuestra visión esté viciada por amoríos y one too many articles sobre la película que vas a ver), decidimos crear lo que llamamos #TheAreviews, línea en la que un integrante de TheA Team ve una película nominada al Oscar de Mejor Película y cae sobre ella la potestad de generar y compartir una reseña.

Ver relacionados:

#TheAreviews: La la Land

#TheAreviews: Lion

#TheAreviews: Hell or High Water

#TheAreviews: Hacksaw Ridge

#TheAreviews: Fences

#TheAreviews: Loving

#TheAreviews: Manchester by the Sea

Para esta entrega, queremos hablar sobre Hidden Figures, derivada del libro escrito por Margot Lee Shetterly y dirigida por Theodore Melfi. Ya sabemos qué pensaste cuando viste el afiche: “Obviamente una película sobre mujeres negras está nominada al Oscar”. Créanos cuando les decimos que nos dio mucho de qué hablar:

Dafoc is dis about?

Hidden Figures narra la historia de tres de las pocas mujeres negras: Katherine G. Johnson (Taraji P. Henson), Dorothy Vaughan (Octavia Spencer) y Mary Jackson (Janelle Monáe), que trabajaban en Langley, NASA durante la época de segregación y el movimiento de derechos civiles en los Estados Unidos.

El trabajo de estas mujeres -cada uno por su parte-, fue vital para la NASA durante la operación del cohete Friendship 7, que tenía la misión de mandar al astronauta John Glenn a orbitar 7 veces alrededor de la Tierra. Los avances científicos que se hicieron en esta época también fueron primordiales en materia internacional, puesto que este momento histórico coincidió con la Guerra Fría entre Estados Unidos y la Unión Soviética (a.k.a: están intentando ver quién gana en todo).

Omaigá, ¿qué dice la gente?

Lo interesante de Hidden Figures es que muchos de las reseñas de los críticos resaltaron lo repetitivo de la temática (“comunidad afroamericana logra trascender durante la segregación estadounidense”), y lo redundante que parecía la etiqueta de “película inspirante” al lado del título, se dijo en cada una de esas crítica que Hidden Figures es una película que realmente merece esa etiqueta. De hecho, Peter Rainer, uno de los críticos publicados en Los Angeles Times, Christian Science Monitor y New York Film Critics Circle dijo que la historia de estas tres mujeres negras estaba relatada de manera tan irresistible que la audiencia casi olvida que el tema es poco original.

Por otro lado, muchos aclaman la actuación de los tres personajes principales. Muchos dicen que Janelle Monáe se robó el show, demostrando en esta película y en Moonlight que es capaz de igualar su potencial como actriz al musical. Otros abogan por Tahari P. Henson, quien colabora espectacularmente con Jim Parsons, ilustrando perfectamente destellos de racismo entre su relación. Finalmente, hay quienes siguen deleitándose con la actuación de Octavia Spencer, quien logra ser cómica, ingeniosa y desgarradora en los momentos exactos.

Pero sobre todo, lo que más se resalta es que Estados Unidos y el mundo, fueron capaces de ignorar a tres mentes brillantes que surgieron en esta oscura época para los derechos civiles de la comunidad afroamericana estadounidense.

Para que John Glenn -el primer estadounidense en el espacio-, haya pedido que Katherine chequeara las coordenadas antes de su partida, llamándola “the smart one”, es un pretty big deal.

Foc, marry or kill?

Con toda honestidad, sin pelos en la lengua, sin reproches, de manera objetiva y sin nada que nos quede por dentro:

WE WOULD MARRY THE F*CK OUT OF HIDDEN FIGURES. Nos llevaríamos a Hidden Figures de luna de miel a París y celebraríamos nuestro aniversario todos los años en destinos paradisíacos.

Sí, cuando dicen que es un “crowd-pleaser”, nosotras entramos dentro del espectro de “crowd”.

Aunque sí estamos de acuerdo en que es un formato de historia revisitado varias veces durante la época de los premios, no podemos evitar ser suckers por historia de héroes no reconocidos por la historia.

Por el amor de Dios, hay una instalación de investigación en la NASA con el nombre de Katherine G. Johnson y nadie se dio cuenta.

Nos encanta el baile de Jim Parsons y Katherine en el cual podemos ver un poco de Sheldon, pero no lo suficiente como para que interrumpa la línea de la historia, la actitud de Mary y por supuesto, las respuestas premeditadas pero penetrantes de Dorothy.

Además nos parece que el guión de la película logra transmitir el sentimiento opresor de los blancos a los negros, sin robarle la atención a los personajes principales; y se logra contar la historia de los contratiempos que sufrieron estas mujeres, sin quitarle la gloria a sus victorias.

Es una película que no pierde el tiempo en demasiados accesorios artísticos que hacen que la historia divague, pero que no pierde el tacto en el momento de transmitir una emoción al público.

Hidden Figures, eres un 10 sólido.

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más artículos
Las ‘chick-flicks’ de los 90 que no puedes dejar de ver