#TheAReviews: Blade Runner 2049

Cada comienzo de año el foco de nuestras preocupaciones está sobre alfombras rojas, discursos de aceptación y la quiniela malintensa que armaste con tus amigos que se la tiran de cinéfilos.

Razón por la cual, esta vez nos hemos dado el lujo, por segundo año consecutivo, de poner nuestra opinión sobre todas las cosas y resaltar su gran y significativo aporte a la cultura cinéfila, porque todo lo que tenemos que decir sobre las películas que hacen fila para los premios es estrictamente importante y necesario.

Y porque nos pagan por ello.

Así que, con una lista de 20 películas y un grupo de 7 personas dispuestas a deliberar y criticar -a veces profesionalmente y otras veces no tanto- con altos criterios de dirección, guionismo y fotografía, hemos fundado La Akademia The Amaranta.

Porque después de todo el shade que le hemos lanzado a nuestra contraparte, La Academia, no nos queda de otra que crear nuestra propia institución y celebrar unos premios menos polarizados y sensacionalistas -o quizás un poco de los dos- justo antes de que la ceremonia de los Oscars, bajo la estatuilla de Los OsKarinas.

Auspiciado por The Amaranta y GK Media.

Ver relacionado:

#TheAReviews: Lady Bird

#TheAReviews: Shape of Water

#TheAReviews: Call Me By Your Name

#TheAreviews: Get Out

#TheAreviews: I, Tonya

#TheAReviews: Darkest Hour

#TheAreviews: Good Time

#TheAReviews: Three Billboards Outside Ebbing, Missouri

#TheAReviews: The Florida Project

#TheAReviews: Dunkirk

#TheAReviews: The Disaster Artist

#TheAReviews: Molly’s Game

Esto implica, por supuesto, que hasta el primero de marzo reseñaremos cualquier película que se atraviese en nuestro camino para comenzar las predicciones a nuestro gran evento (esto es mentira, estudiamos cuidadosamente las nominaciones de los demás premios y críticas para hacer esta lista de películas).

Hoy es el turno de Blade Runner 2049

¿Keslokes?

Sí, sé lo que estás pensando: “¿Esa no fue la película que todo el mundo quería ver pero decidió lo contrario cuando sus primeros dos amigos les dijeron que era larga e intensa?”

Sí, esa precisamente. Pero calma, si meses después del hype en The Amaranta decidimos reseñarla y recomendarla es por algo. Denme 3 minutos de su atención. 

Como muchos saben Blade Runner 2049 no es la primera de su universo, la original salió en 1987 y fue dirigida por Ridley Scott, que a su vez fue parcialmente basada en la novela Do Androids Dream of Electric Sheep? de Philip K. Dick. En su secuela, 30 años después tanto en el mundo de la película como aquí en el planeta tierra, la historia va de un blade runner replicante llamado “K” (Ryan Gosling) descubriendo los restos de una mujer replicante que en algún momento del pasado estuvo embarazada, lo cual es aparentemente imposible. 

Paréntesis: un replicante es un robot con cuerpo de humano y un blade runner es un oficial autorizado para matarlos. 

Total que según Wikipedia (pésima referencia, I know) la película acompaña a K tratando de evitar una guerra entre las dos especies buscando secretamente al hijo de la replicante muerta para destruir toda evidencia relacionada con él, llevándole a descubrir que quizás está vinculado al desaparecido blade runner Deckard (Harrison Ford), el protagonista de la primera película.

No suena tan complicado, hasta que le añades el hecho de que tiene una duración de 2h y 44m, una novia holográfica, un Jared Leto como villano raro y una escena que particularmente llama la atención que incluye a Elvis. Sí, y eso es solo en cuanto al plot. Lo que realmente más ha hecho ruido fue la dirección de Dennis Villeneuve, el genio detrás de Arrival y Prisoners que transformó el mundo impresionante de Scott en uno aún más espectacular con luces que seguían a sus personajes y un setting abrumador. 

Pero a pesar de contar con un elenco de A-listers, un presupuesto sin fondo, Hanz f***ing Zimmer como compositor y todos los factores para transformarse en otro clásico de ciencia ficción (o cine neo-noir para los que saben del tema), la película no caló tanto como esperábamos. No estuvo nominada para los Golden Globes y ganó solo un Critics Choice en la categoría de Best Cinematography. Pero, todavía tiene chance en los BAFTA, en donde está nominada para siete categorías y en los Oscars, en donde competirá por: Best Achievement in Cinematography, Best Achievement in Visual Effects, Best Achievement in Sound Editing, Best Achievement in Sound Mixing Best Achievement in Production Design. Ninguna, repito, ninguna de esas categorías premian a Villeneuve ni al elenco. ¿Por qué te preguntarás? (Seguramente no te estás preguntando esto pero aguanten un poco más que ya casi termino con las intensidades).

¿Kesloke pensé?

Ajá. Aquí sigo. 

Bueno, en primer lugar creo que no caló con el mundo porque es muy reducida la cantidad de personas que busca en el cine algo más que distracción y a la audiencia no le dio la gana apreciar película, pero, sé que esa soy yo siendo hater como siempre. 

No, viéndolo meses después con cabeza bien fría, después de haber visto tanto la primera película como la segunda más de una vez puedo decir que no es culpa únicamente de la audiencia atorada. Sí es verdad, la película es DEMASIADO larga y eso fue culpa de Villeneuve. Dos horas 44 minutos es una exageración, hasta para mi.

Ahora bien, que no te asuste lo largo de esta película. Por más que se extienda serán unas horas muy bien invertidas en donde si te dejas entrarás en un trance espectacular de hologramas, replicantes y humanos en un Los Ángeles oscuro y distópico con un soundtrack increíble. 

No tienes que haber visto la primera para ver esta, de hecho, yo vi la original 4 días después en mi casa y me encantó también. Son muy diferentes las dos películas pero resaltan por cosas totalmente diferentes.  

¿Khé le daría?

A Blade Runner 2049 le daría la Oskarina por “La Mejor Película para ver cuando te sientas particularmente densa y necesites auspiciar tu intensidad un poco más”.

Y una nominación por “Mejor actuación por un actor sin casi diálogos en una película”, pero este fue el año de The Shape of Water, así que un poco injusta la competencia.

Ah, y una mención honorable por “Película no apta para buzos/as que tengan novio/a celoso porque los protagonistas están demasiado buenos”.

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
TheA logo
Más artículos
Las ‘chick-flicks’ de los ochenta que necesitas ver