‘The Society’: la serie que te hará repensar cómo es la humanidad

No es simplemente un típico triángulo amoroso

5

Las series adolescentes son aquellas cuya trama habla de amor y dolor: relaciones prohibidas, friendzone, virginidad y rechazo social. Todos las conocemos y las adoramos, a pesar de que hayamos dejado por la temporada siete a The Vampire Diaries (El diario de los vampiros).

Sin embargo, no todas son así. Existen muchas con historias que involucran esos elementos básicos y añaden subtópicos que le agregan profundidad a la trama. The Society (La sociedad) es una de esas que nos intenta mostrar que hay algo malo en nosotros y que debemos darnos cuenta de ello para poder cambiar nuestra convivencia con los demás. Pero, ¿realmente deberíamos darle una oportunidad?

¿De qué va?

En Netflix describen brevemente la historia de la serie como: “Cuando todos los demás se desvanecen misteriosamente de su pueblo, los jóvenes residentes de West Ham deben forjar su propia sociedad para sobrevivir”. Todo esto sucede después de que se cancelara el viaje de excursión a la que habían sido enviados por sus familias. Al regresar del mismo se consiguen con que no hay nadie en el lugar, quedándose solos y disfrutando de la falta de supervisión hasta que la incertidumbre ataca a los jóvenes, dándole pie al caos.

Los contras

Problemas de guion

El drama creado por Christopher Keyser está lleno de problemas de guion a pesar de tener una trama interesante. Desde el primer momento, vemos diálogos clichés con escenas pesadas y aburridas, elementos que hacen que la producción desgaste su calidad y que desgraciadamente se pierda el interés en ella. No es posible que en una serie de Netflix sigamos encontrando que los adolescentes son banales y solo pueden maldecir. ¿Qué es esto? ¿90210: Beverly Hills? Ni siquiera en esos programas de televisión de los noventa hacían comentarios tan patéticos como “¿Quién te manda a dejarme ir?”. Los jóvenes adultos tienen múltiples dimensiones, debemos cambiar la concepción de que son simplemente superfluos.

Asimismo, en algunos episodios se hizo difícil saber cuánto tiempo había transcurrido entre capítulo y capítulo, pues no había ningún aspecto que hiciera evidente el paso del tiempo. En el curso del episodio hacían mención del lapso que había pasado entre los hechos; sin embargo, pudieron haber encontrado una mejor manera de ubicarnos en el espacio/tiempo.

via GIPHY

Mala interpretación de la psicopatía

El conocimiento de las enfermedades mentales es de relevancia para todos, así como es el de las físicas. Por eso es relevante que podamos difundir en los medios de manera correcta de qué va cada una de ellas para que no existan malas interpretaciones en el público, sobre todo cuando estamos hablando de una audiencia de jóvenes que tienen entre 12 y 20 años, quizás menos.

Necesitamos guías, principalmente cuando estamos hablando de una condición como la psicopatía o la sociopatía. No se deben confundir entre ellas y no se deben plantear de manera errónea en un personaje de una serie como ocurre en The Society, sabiendo el impacto que pueden tener tales descripciones en la mente de los adolescentes.

Esto viene a relucir porque uno de los personajes, Campbell, es llamado “psicópata” por su hermano menor. De acuerdo a lo que él dice, la razón de esto es que cuando eran pequeños, el primogénito cortó las alas de un ave y sus padres lo llevaron a un psicólogo. Esa historia coincide con las características de la psicopatía, pero todo cambia cuando el personaje muestra interés en Elle, quien él mismo afirma que es el amor de su vida, algo que los psicópatas no pueden llegar a observar, puesto que no son capaces de amar a otra persona que no sea a ellos mismos. Para mí, una aficionada a la psicología, Campbell sería en realidad un sociópata.

Poca profundidad en los personajes

Uno de los problemas con la mayoría de las creaciones para jóvenes adultos de Netflix es que las personalidades que vemos en pantalla son unidimensionales. No se molestan en mostrarnos otras facetas de los personajes y no hay tanta variedad de estereotipos para poder hablar de algo como diversidad, así hayan actores de diferentes razas. Los deportistas siempre van a ser unos imbéciles sin cerebro para los guionistas, siempre van a existir la “puritana”, la que tiene sexo “fácil”, la nerd y el niño ridículo millonario. Lo entendemos, Netflix, y también sabemos que hay mucho más en el mundo, así que exploren un poco y sepan escribir para nosotros.

Los pros

Está basado en ‘El señor de las moscas’

The Lord of Flies (El señor de las moscas) es un libro clásico de literatura moderna desde su publicación poco después de la Segunda Guerra Mundial. Cuenta la historia de un grupo de adolescentes que se encuentran en una isla desierta luego de que se estrellara su avión allí. Pero no nos muestra solamente cómo es la convivencia entre los niños, sino que plasma la capacidad del ser humano para destruir cuando se encuentra en situaciones en las que lucha por sobrevivir.

Esos factores importantes de la obra de William Goldwin son utilizados en The Society para mostrar el lado negativo y el positivo de la humanidad, junto a nuestros miedos y deseos oscuros de poder.

Feminismo

Desde el 2018, el empoderamiento femenino se ha convertido en una de las banderas de las series o películas y no nos molesta para nada. Ya era momento de mostrar que las mujeres tenemos muchas cosas que aportar puesto que definitivamente hacía falta que las protagonistas femeninas tuvieran más fuerza.

The Society
Netflix

En el caso de The Society, tenemos a Cassandra, una niña inteligente que se está preparando para cursar su primer año en Yale, y a su hermana menor, Allie. La primera es una líder nata que sabe qué es lo que necesitan hacer para sobrevivir la situación de desesperación que viven todos en West Ham y la segunda se enfrenta a la realidad de afrontar al mundo sin su hermana y se pregunta cuál es su papel en estas circunstancias. Junto a ellas también se encuentran otros personajes femeninos que sin darnos cuenta terminan controlando lo que sucede en el pequeño pueblo sin personas mayores.

Adultez

Además de toda la incertidumbre que ocasiona no saber qué sucedió con los adultos, los jóvenes deben cuestionarse qué están dispuestos a hacer para continuar y no sucumbir al caos, lo que los pone a prueba y los hace crecer. De esta manera, la serie se convierte en una muestra de la transformación de los adolescentes a adultos, de la madurez a la que se tienen que atener para poder enfrentarse al mundo verdadero en el que sus padres no estarán para cuidarlos, pues solo se tendrán a ellos mismos.

Las cosas negativas no son nada bonitas

El equipo de La sociedad no idealiza los factores típicos que buscan los adolescentes en lo que consumen —sexo, drogas y violencia—, es más bien todo lo contrario: las consecuencias de acciones relacionadas con estos elementos son crudas y crueles, como lo son en la realidad. Aunque estén en un mundo utópico, los guionistas lograron capturar la indignación y la desgracia que trae cada uno de esos aspectos negativos. No es cool tener dependencia a la heroína o a un medicamento como el Xanax, así como tampoco es divertido ver a alguien morir.

via GIPHY

Crítica a la humanidad

Así como en el libro, lo más fascinante de la serie es su uso de las teorías políticas y sociales, un componente que habría sido genial desarrollar a mayor profundidad. Cada episodio profundiza diferentes temas que van desde la democracia, la dictadura y el abuso del poder hasta la militancia y el uso de la fuerza; todas cosas que deberíamos conocer para de esta manera comentar con propiedad sobre lo que nos rodea en el mundo.

Entonces, ¿debería verla?

The Society sí es la típica serie para adolescentes, no lo negaremos. Definitivamente tiene muchas fallas y elementos faltantes, como lo son mejores diálogos y desarrollo de personajes, errores que acostumbramos a ver en este tipo de producciones. No obstante, no debería subestimarse porque en verdad tiene el potencial de sorprendernos a todos, aún más a quienes buscan tomarse en serio el tema de la crítica política y social, tan importante ahora que como humanidad nos encontramos frente a tanta injusticia y se siguen aprobando desagradables leyes. El contenido que ayuda a crear conciencia debería ser siempre bienvenido, así que no dejes de ver esta novedad que sin lugar a dudas, para mí, es decente.

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
TheA logo
Más artículos
‘Booksmart’: la prueba de que las mujeres y la comedia sí se llevan bien