La última oleada de John Mayer

La última oleada de John Mayer

La primera vez que te mandan a un campamento lo detestas. Pasas días quejándote de que no entiendes la necesidad de tu familia de deshacerse de ti en vacaciones, odias el hecho de que te van a llevar a un lugar remoto donde te vas a ver obligado a socializar para hacer “amiguitos nuevos”, vas a pasar calor, posiblemente trabajo y seguramente hambre. En el campamento te obligarán a cantar hasta quedarte sin voz por comida, a correr hasta desmayarte porque “así es el juego” y a dormir con 30 personas que no conoces y que de seguro roncan y huelen mal. Todo esto considerando que te tienes que bañar en cholas y compartir poceta con 200 niños.

Sin embargo, por alguna razón mística al momento de despedirse de ese campo lleno de tierra, de decirle adiós a los compañeritos y abrazar a tu guía por última vez, te dan ganas de llorar y patalear diciendo que no quieres regresarte a tu casa.

Más o menos así pasó con The Search for Everything.

Ver relacionados: 

John Mayer: The Search for Everything (primera entrega)

John Mayer: The Search for Everything (segunda oleada)

John Mayer se puso en aires torturadores para el lanzamiento de su disco The Search for Everything, de su gira e incluso de su video musical.

Desde que anunció que iba a bendecirnos con otro álbum, nos tiene como un león a medio comer que durante 3 meses le han lanzado un cuarto de bistec cuando lo que le provocaba era comerse una vaca.

Mayer anunció que iba a lanzar su disco en tres etapas, las cuales él llamó “oleadas”. Febrero recibió las primeras 4 canciones, marzo las otras 4 y hoy en abril por fin hemos recibido las 4 restantes. Era obvio que esta esperadera nos tenía además de impacientes, pendientes de todas las redes sociales del artista para ver si por casualidad anunciaba algo relacionado a su música, resultando por supuesto, en la mejor estrategia de marketing desde que Regional decidió publicar vallas con una rubia que está buenísima.

Lentamente nos fue alimentando, poco. No dio muchas entrevistas, se apareció en pocos programas, soltó de sorpresa las fechas de su gira y el reloj siempre estaba corriendo en espera de la oleada del próximo mes.

Pero ya hoy, 14 de abril todo terminó, porque ya tenemos completo el último álbum de estudio de John Mayer.

*suelta una lagrimita de felicidad*

Por supuesto, por más que hayamos padecido el calvario de vivir a la merced del antojo de Mayer, ahora que no tenemos más nada por lo que esperar emocionados durante el mes, (*inserte exageración aquí*) quedamos con una especie de nostalgia, como el niño que odia el campamento y ahora se quiere quedar 6 meses más.

Así que tranquilos, satisfechos y un poco tristes aceptamos el álbum y el hecho de que se une a la galería de canciones que escuchamos en repeat desde que conocimos a John Mayer.

Sin nada más que agregar, las restantes 4 canciones de The Search for Everything y lo que pensamos de ellas.

In the Blood

Una canción semi acústica que plantea una letra muy existencialista de lo parecidos que podemos ser a nuestros familiares y cuánto estamos dispuestos a comprometer por aquellas personas de las que nos vamos a enamorar. Habla de qué podemos realmente cambiar de nosotros y si se puede “wash out in the water”. Una segunda voz femenina le da un aura nostálgico que hace a la canción épica.

Theme from «The Search for Everything»

Una tonada sin letra y guitarra acústica que podría ser el prólogo o la continuación de Emoji of a Wave de la segunda oleada.

Rosie

El Funky Bluesy John que amamos. Empieza con un mini solo de guitarra y continúa con un canto a “Rosie” a la que Mayer le pide borracho que tenga un encuentro amoroso con él de nuevo.

Never On the Day You Leave

Una de las canciones de tono triste del álbum. Una letra que da ganas de llorar y una melodía que marca un paso grandísimo para la nostalgia. Un tranquilo solo de guitarra acompaña el sentimiento lento de la canción.

Honrada de poder reportar esta dura espera, me despido deseándoles que se quemen los oídos y el cerebro oyendo todo el disco.

Ah por cierto, disfruten esta drogadicción de video que hizo:

TheA logo
Más artículos
Películas que cruzan la fina línea entre el erotismo y la pornografía