#TheAreviews: The Big Sick - The Amaranta

#TheAreviews: The Big Sick

Cada comienzo de año el foco de nuestras preocupaciones está sobre alfombras rojas, discursos de aceptación y la quiniela malintensa que armaste con tus amigos que se la tiran de cinéfilos.

Razón por la cual, esta vez nos hemos dado el lujo, por segundo año consecutivo, de poner nuestra opinión sobre todas las cosas y resaltar su gran y significativo aporte a la cultura cinéfila, porque todo lo que tenemos que decir sobre las películas que hacen fila para los premios es estrictamente importante y necesario.

Y porque nos pagan por ello.

Así que, con una lista de 20 películas y un grupo de 7 personas dispuestas a deliberar y criticar -a veces profesionalmente y otras veces no tanto- con altos criterios de dirección, guionismo y fotografía, hemos fundado La Akademia The Amaranta.

Porque después de todo el shade que le hemos lanzado a nuestra contraparte, La Academia, no nos queda de otra que crear nuestra propia institución y celebrar unos premios menos polarizados y sensacionalistas -o quizás un poco de los dos- justo antes de que la ceremonia de los Oscars, bajo la estatuilla de Los OsKarinas.

Auspiciado por The Amaranta y GK Media.

Ver relacionado:

#TheAReviews: Lady Bird

#TheAReviews: Shape of Water

#TheAReviews: Call Me By Your Name

#TheAreviews: Get Out

#TheAreviews: I, Tonya

#TheAReviews: Darkest Hour

#TheAreviews: Good Time

#TheAReviews: Three Billboards Outside Ebbing, Missouri

#TheAReviews: The Florida Project

#TheAReviews: Dunkirk

#TheAReviews: The Disaster Artist

#TheAReviews: Molly’s Game

#TheAReviews: Blade Runner 2049

Esto implica, por supuesto, que hasta el primero de marzo reseñaremos cualquier película que se atraviese en nuestro camino para comenzar las predicciones a nuestro gran evento (esto es mentira, estudiamos cuidadosamente las nominaciones de los demás premios y críticas para hacer esta lista de películas).

Hoy es el turno de The Big Sick.

¿Keslokes?

Niño conoce a niña; niño es pakistaní y niña es blanca y muy estadunidense.

El comediante Kumail Nanjiani y la estudiante graduada Emily Gardner se enamoran incómodamente mientras hacen malabares con sus culturas diferentes. De la nada Emily contrae una enfermedad misteriosa y Kumail se ve obligado a enfrentar a su familia tradicionalista y sus sentimientos enamoradizos por una niña americana. 

La película fue escrita por la pareja real, Kumail Nanjiani (el actor protagonista, también) y Emily V. Gordon, que justamente después de que pasara ocho meses junto a Nanjiani, es inducida médicamente en un coma.

¿Kesloke pensé?

Esto pasó en la vida real.

A pesar de que probablemente ocurrió con menos chistes malos, la trama que vemos en la pantalla es una historia de la vida real, porque el amor verdadero también es así de hollywoodense.

En un principio, me sentía tan dispersa y perdida en la historia que estaba apunto de escribir el título en la lista negra de películas que nunca deben ser vistas por un ser humano en un radio de dos kilómetros.

En parte porque no tenía ni idea de qué iba la película, y mi tendencia a mantener una distancia reacia con el mundo de la comedia.

Sin embargo, para el momento en el que las últimas líneas de las película eran dichas, mi pañuelo estaba empapado y mis ojos estaban casi tan hinchados como mi corazón de romántica empedernida que se come todo el cuento del principe azul y el caballo.

Después de 15 minutos flojos y desabridos, la historia comienza; las ruedas de la narrativa comienzan a moverse, y la comedia pasa a un segundo lugar. En principio porque Judd Apatow es el productor y el espíritu guía de la película, y las coincidencias estructurales con Funny People, también de Apatow, son un guiño amistoso para los comediantes que son repentinamente golpeados por crisis médicas.

¿Khé le daría?

Le daríamos, definitivamente la Oskarina por “Mejor Manera De Decir Que Quieres Hacer Pupú A Tu Potencial Pareja”.

“Película Que Te Va A Hacer Llorar Si Tienes La Regla”.

Hasta el próximo #TheAreviews.

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
TheA logo
Más artículos
La transformación de las bandas de rock que escuchábamos hace 10 años