#TheAreviews: Loving

#TheAreviews: Loving

Sí, sabemos que nuestra promesa inicial era reseñar las películas que entraron en la lista exclusiva de Mejor Película en Los Oscars, pero es 14 de febrero y es casi inconcebible que no cumplamos con nuestra responsabilidad como publicación digital de prestarle atención a la celebración de la mejor manera que podemos hacerlo: hablando de películas.

Ver relacionados:

#TheAreviews: La la Land

#TheAreviews: Lion

#TheAreviews: Hell or High Water

#TheAreviews Hacksaw Ridge

#TheAreviews Fences 

Esta vez usamos la excusa de #TheAreviews para permitirnos discutir libremente sobre lo que significó Loving para nosotras, porque sabemos que nuestra opinión es lo que estaban esperando antes de darle play a la película (o al menos eso es lo que nos seguimos diciendo a nosotras mismas).

Dafoc is this about?

Al igual que Lion y Hidden Figures, la trama se basa en una historia de la vida real. Richard y Mildred Loving eran una pareja interracial que decidió casarse, aun cuando en Virginia su matrimonio violaba las leyes de antimestizaje. Todo el conflicto lleva a una batalla legal que termina en el Tribunal Supremo de Estados Unidos.

(No veas el trailer todavía, espera hasta que leas lo que tenemos que decir más abajo)

Omaigá, ¿Qué dice la gente?

Por más de que no consiguieron una nominación para mejor película en Los Oscars, Ruth Negga fue nominada como Best Performance by an Actress in a Leading Role. Loving ha sido fuertemente aclamada por los críticos. Un 7,2 en IMDb y 89% en Rotten Tomatoes son un buen indicio de que la trama históricamente relevante caló bien en el público.

En teoría, una película como esta es lo que La Academia busca: una historia de amor basada en la vida real sobre dos personas que luchan por sus derechos civiles en 1958. Sin embargo, no hace falta consultar nuestra bola de cristal para darnos cuenta por qué no calificó para los premios. La batalla legal que cambió el país a finales de los 50s’ es el perfecto escenario para dejar que el drama alcance su máxima expresión; en la película, no mucho. El film dirigido y escrito por Jeff Nichols es un drama escaso de drama.

Antes de que los críticos arruguen su frente ante nuestro intrínseco argumento, les explicamos:

Sí, la película es triste, frustrante y te hace sentir impotente, pero para una trama tan significativa y relevante históricamente, Jeff Nichols no le dio protagonismo al sentimentalismo y el melodrama que garantiza un ticket de ida y vuelta con souvenir de Los Oscars.

Aunque a primera vista eso no parece una desventaja, nosotras como espectadoras minuciosas y difíciles de conquistar, juzgamos la primera mitad de la película por su planitud, incluso cuando habían altos y bajos. ¿Es una película histórica o una historia de amor? ninguna de las dos. El punto de conjetura entre el estímulo histórico y el subtrama quasi romántico no nos capturó como pensamos que haría.

Además, el trailer nos emocionó mucho más que la película. Así que nuestra primera recomendación es que se salten el resumen y vean directamente el film; porque los aspectos más importantes de la película te los cuentan en un tráiler de menos de tres minutos. Nosotras no tuvimos la fortuna de ser advertidas antes de verlo, por lo que la primera mitad de Loving fue como un déjà vu ante nuestros ojos.

Foc, marry or kill?

Como nos gusta ser creativas, nuestro criterio de evaluación se guía por estándares mucho más subjetivos que los de La Academia: Foc significa que te gustó la película pero más para un one night stand, Marry es que quieres pasar el resto de tus días con ella y Kill es un gran NO en letras fosforescentes (esto es lo que ocurre cuando tú y tus co-workers toman demasiado café durante una reunión de trabajo).

Tomando en cuenta la ausencia del drama que obviamente todos necesitamos, Loving es un Foc que quizás puede calificar por un segundo round en alguna noche de imprudencia.

No nos conectamos con la historia y los personajes como el resto del mundo parece haberlo hecho, y para tranquilizar nuestro instinto por estar en sintonía con los demás, tenemos dos teorías que justifican por qué no queremos pedirle matrimonio a Loving:

Spoiler Alert!

En primer lugar, no nos enamoramos de la historia de los protagonistas. Cuando la película comenzó ya Mildred estaba embarazada y en menos de cinco minutos Richard le había ofrecido una casa y un matrimonio en Washington. Quizás si nos hubiesen mostrado más sobre su relación como pareja desde un principio, nuestra conexión con los personajes hubiese sido más significativa.

En segundo lugar, las actuaciones en la primera mitad de la película no nos contaban mucho. Era como si la historia estuviese pasando por ellos y no se dieran cuenta del papel que tenían en ella (este punto puede estar distorsionado por el conocimiento previo que adquirimos en el trailer). Después de una hora es que realmente vimos una evolución en Joel Edgerton (Richard Loving) y Ruth Negga (Mildred Loving); y el verdadero desafío legal adquirió la importancia que merecía.

Dejando a un lado todas nuestras críticas de pseudo-intensas del cine, Loving es el tipo de película que tienes que ver al menos por cultura general. Tal vez no sea una historia de amor, ni un drama con dejos de la vida real, pero sí es de esos films que nos recuerdan dónde hemos estado y a donde no queremos volver. 

TheA logo
Más artículos
La Vida Boheme
El video de ‘Último round’, un puente entre el pasado y el presente de La Vida Bohème