Ni siquiera los Spotify Awards se escapan del regionalismo - The Amaranta

Ni siquiera los Spotify Awards se escapan del regionalismo

Es momento de aceptar que ninguna premiación es ni será completamente inclusiva

Puede que los Grammy ya hayan pasado, pero parece que la temporada de premios no termina todavía. El jueves 5 de marzo se llevó a cabo la primera edición de los Spotify Awards, un evento que, con el eslogan “el poder regresa a los fans”, pretende ser la primera de estas ceremonias en basar completamente sus resultados en la opinión de la audiencia. Siendo la discusión sobre la inclusión, el elitismo y el regionalismo en las premiaciones un asunto que ha estado a flor de piel durante los últimos años, un evento como este podría considerarse una victoria, pero lo cierto es que los Spotify Awards no son tan distintos a los Grammy en este sentido.

La premiación, celebrada en el Auditorio Nacional de México, reconoció a los artistas más escuchados y compartidos en la plataforma sueca de streaming. A pesar de contar con la participación de cantantes y personalidades internacionales como Bad Bunny, Karol G, J Balvin y The Black Eyed Peas, los Spotify Awards están muy lejos de ser una representación de lo que se escucha en Latinoamérica, comenzando porque son unos premios hechos por y para la audiencia de México. 

 Bad Bunny en los Spotify Awards
Bad Bunny recibe el premio a artista del año en los Spotify Awards
Matt Winkelmeyer | Getty Images

Según Mia Nygren, una de las directoras de Spotify Latinoamérica, en entrevista con CNN en español, para la elección de los ganadores se tomó en cuenta únicamente la data de México por ser esta la “capital mundial de streaming” y tener el mayor número de usuarios en la plataforma. Esto deja de lado a países como Colombia y Argentina, que también cuentan con una sede Spotify, lo cual nos lleva a pensar que más que una celebración de la cultura latina, el evento fue una premiación mexicana con algunos invitados internacionales, a pesar de que se transmitiera en toda América Latina por la cadena TNT, en Estados Unidos por Telemundo y en el resto del mundo por la plataforma de Spotify.

Asimismo, entre las 55 categorías de premios, al menos 12 son referidas a la cultura mexicana. Como ocurre con los Grammy, hay galardones para el mejor artista regional mexicano y el mejor artista banda norteño. Además, también son reconocidos los artistas mexicanos que hayan tenido mayor alcance en su país y en el mundo, y el artista más escuchado en días festivos de México. Parece que lo único novedoso de los Spotify Awards con respecto a otros premios como los MTV Music Awards o los American Music Awards es su sistema de elección, pero lo cierto es que acarrean muchos de los problemas que vemos en otras ceremonias. 

La industria musical ha venido evolucionando en parte gracias a la introducción de plataformas de streaming que permiten que músicos y artistas de todas partes del mundo compartan sus trabajos. Se trata de un paso más hacia la diversificación de la música y eso vale la pena reconocerlo. Pero, viendo el desempeño de los Spotify Awards, estos siguen quedándose cortos a la hora de dar voz a una Latinoamérica más allá del terreno mexicano. 

Si bien no hay nada de malo en celebrar la cultura de cada nación, es bien sabido, e incluso discutido por inmigrantes que escuchan constantemente un “¿Latino? Ah, México”, que este país ha estado sobreexpuesto en los medios de América Latina y Estados Unidos. Y realmente, no se podría esperar menos cuando México tiene una de las industrias del entretenimiento más grandes y de mayor data del continente. Sin embargo, el lado amargo de esta popularidad es que, sin quererlo, tiende a invisibilizar el resto de los países de habla hispana.

Karol G en los Spotify Awards
Karol G en los Spotify Awards
Emma McIntyre

Se trata de un problema que también se ha discutido en la industria del entretenimiento americana y en sus premiaciones, las cuales están acostumbradas a este fenómeno vinculado con el regionalismo. No han sido en vano los comentarios del director Bong Joon-ho cuando se refirió a los Óscar como un evento sumamente “local” o cuando en los Globos de Oro afirmó: “Una vez que superas la barrera de los subtítulos, se te presentarán muchos más filmes increíbles”. Esa miopía no es exclusiva de la industria cinematográfica, sino que se intensifica aun más cuando hablamos de música.

Por esto mismo, si nos quejamos porque premiaciones americanas como los Grammy, los Óscar y demás son regionalistas debido a su enfoque centrado en su propia industria del entretenimiento, también debemos hacerlo con eventos como los Spotify Awards, que, aunque sí constituyen un paso hacia la celebración de parte de la cultura latinoamericana, se parecen más a un concierto en favor a México que a una representación de nuestra diversidad cultural. 

Karol G en los Spotify Awards
The Black Eyed Peas y J Balvin en la presentación de Ritmo
Matt Winkelmeyer | Getty Images

Pero el regionalismo en los premios no es necesariamente culpa de las grandes disqueras o de la élite que dirige los comités que votan es estos eventos. Ni siquiera ceremonias que toman en cuenta al público general como los Billboard, los American Music Awards y ahora los Spotify Awards pueden considerar a todos los artistas ni ser completamente inclusivos porque ese no es ni nunca será su objetivo.

En una entrevista para National Public Radio, Jon Caramanica, editor musical de la revista Vibe, y Gail Mitchell, editor en jefe de Billboard, hablaron de la importancia de los Premios Grammy, y concluyeron que esta depende del artista. Mientras que para algunos ganar uno de estos galardones puede significar un aumento de popularidad y exposición en el mercado, personas como Will Smith y Drake han rechazado públicamente estos reconocimientos por no sentirse completamente identificados con el sistema. Al final del día, ambas cosas están bien.

Julieta Venegas en los Spotify Awards
Julieta Venegas interpretando su canción Mujeres
Matt Winkelmeyer | Getty Images

Si algo nos ha dejado la democratización del internet es la oportunidad de manejar contenido libre e independientemente, lo que hace que la importancia de ceremonias únicamente basadas en el juicio de compañías disqueras, canales de televisión e incluso plataformas de streaming recaiga más en las presentaciones de los artistas y lo que estos puedan decir durante el evento que en los premios propiamente.

Recientemente la industria del entretenimiento ha tenido un refrescamiento con respecto a la diversidad de artistas que año tras año eran ignorados. Y, aunque las ceremonias no puedan ser siempre inclusivas, es bueno ver que los organizadores de estos eventos hagan el intento. Que la intención detrás de los Spotify Awards quede como un primer paso —o tropiezo— hacia una industria que desea visibilizar otras culturas, pero no nos dejemos engañar ni pensemos que esta ceremonia realmente está sentando las bases para los próximos eventos que busquen reconocer la importancia de los artistas latinoamericanos en el mundo. Estas no son las premiaciones que queremos en el futuro.

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
TheA logo
Más artículos
De los reflectores al podio: casos de las celebridades en la política