Se descubrió el mensaje secreto detrás de "Aserejé"

Se descubrió el mensaje secreto detrás de «Aserejé»

La fama en nuestros tiempos viene a veces de la manera más inesperada.

Más allá de la manera clásica de llegar al estrellato, digamos con trabajo duro y un golpe de suerte, antes las personas lograban tener un hit en la radio y gozar de una fama momentánea, la cual si tenías suerte podías mantener y construir una carrera fructífera a partir de ella. Sin embargo, esos 15 minutos de fama pueden no trascender en algo más importante y quedarse en un one hit wonder. Como es el caso de Las Ketchup.

Estas ravers de 2002:

Hoy en día la cosa es un poco más extraña y cósmica. Un buen artículo, un meme, un video en YouTube, una publicación en Instagram e incluso una aparición esporádica en un noticiero pueden lograr que sin ningún tipo de esfuerzos o méritos, la comunidad mundial te catapulte al estrellato. Como es el caso de Milky Silver Chance, un tipo que a través de una corta serie de tuits, explicó la hasta entonces enigmática letra del único éxito grande de Las Ketchup.

Este tipo:

Resulta que desde que este grupo español sacó el tema “Aserejé” en 2002 y rompió con el tope de todas las listas de su país y se convirtió en un éxito rotundo en Latinoamérica; nadie daba en el clavo con lo que significaba el trabalenguas medio árabe escondido en las letras del coro.

Dicho extracto decía asi:

“Aserejé, ja deje tejebe tude jebere/ Sebiunouba majabi an de bugui an de buididipí”

Y si mientras leías la letra, tus manos se movían como negando algo, pidiendo cola, sacudiéndote del calor y terminando en pose de actriz de novela sufrida, es porque recuerdas a la perfección el baile que acompañaba el pegajoso éxito de hace 15 años.

Si en el 2002 hubiese habido redes sociales como las conocemos hoy, de seguro alguien hubiese grabado un video en YouTube explicando la manera correcta de bailar Aserejé y Ellen Degeneres hubiese invitado a su programa a una chinita que lo hace muy bien, para regalarle entradas al siguiente concierto del trío de Las Ketchup.

Pero no habían redes sociales, ni programa de Ellen y las teorías conspiratorias que alegaban que el coro era un canto de adoración al diablo, o aquellas que decían que era en árabe una amenaza de Osama Bin Laden, murieron con el corto destello de la banda.

Hasta que Milky Silver Chance nos explicó esta semana todo.

Exacto, nada tenía que ver un ataque terrorista o que Las Ketchup eran devotas novias de Lucifer, sino que nadie había relacionado las dos canciones.

Milky por su parte, está gozando del salpique que tuvo su tuit en su popularidad, e incluso varios medios se han comunicado con él para hablar sobre su gran aporte a la cultura Pop española.

Así que sí, la historia se resume a que consumir drogas duras es una buena opción para salir a rumbear con tus panas, sobretodo si eres amigo del DJ, pero definitivamente no para caerle a una chama, porque no se te entiende nada de lo que dices.

Gracias a Las Ketchup por la lección.

¿Cuánto tiempo tendremos que esperar para descifrar los códigos secretos que se esconden en cada canción en la que Rihanna prefiere no modular?

Hasta el próximo sebiunouba.