Sexo, música y mucho más: Studio 54

Durante lo que el ex dueño de Studio 54 llama “The Cocaine Era” («La era de la cocaína») -después de la invención de la pastilla del día después se fundó posiblemente la mejor discoteca del mundo hasta el día de hoy: Studio 54.

Justo en el medio del hedonismo de los setenta, la época idónea para ser gay y el liberalismo sexual de las mujeres, cuando se aspiró más drogas que aire y Mick estaba con Bianca, Steve Rubell e Ian Schrager decidieron mudar la filosofía de su discoteca en Brooklyn -llamada Enchanted Garden-, al centro de Manhattan en un local que solía ser un teatro y luego un estudio de CBS.

Para ilustrar un poco el panorama: para entrar, debías estar en la lista de invitados (la cual era cuidadosamente seleccionada por los dueños, según el evento de la noche), tener una mujer o un hombre bellísimo contigo o estar vestido estrambóticamente (aún así puede ser que no entraras).

Una vez adentro, pasando lo que un reportero llamado Anthony Haden-Guest llamaba “The Corridor of Joy”, habían decoraciones y efectos que cambiaban aproximadamente cada 5 segundos. Existían varios cuartos secretos, uno de ellos se llamaba The Rubber Room. Si lograbas ubicarlo, encontrarías a una o dos parejas en pleno acto. La habitación más secreta, sin duda, era la oficina de Marc Fleischman, el dueño posterior a Rubell y Schrager. Fleischman cuenta que cabían 15 personas y que después de unas horas tenía que entrar a rotar el grupo.

Después de las 3:00 AM., cuando la discoteca estaba cerrando, un grupo de celebridades que todavía no querían irse a casa, bautizados “The Dawn Patrol” por Fleischman, se iban en limusinas a edificios ilegales por Downtown Manhattan y continuaban la fiesta hasta las 10:00 AM, cuando se iban a desayunar, y algunos directo al trabajo.

Entre los invitados regulares de Studio 54 estaban Andy Warhol, Bianca Jagger, Liza Minelli y Halston. También hubo otros visitantes como Michael Jackson, Truman Capote, Elizabeth Taylor, Ginger Rogers, Carolina Herrera y Elton John.

En pocas palabras, era un lugar con licencia para la locura donde no había consecuencias.

Estas son las diez cosas más locas que sucedieron en esos años dorados:

Puede que te interese:

1. Cumpleaños de Bianca Jagger

Para su cumpleaños número treinta, Bianca Jagger lo celebró a todo dar en una de sus lugares favoritos con una fiesta organizada por el diseñador Halston. Durante la noche hubo bailarines profesionales, pero la atracción de la fiesta fue cuando entró Bianca en un caballo blanco guiado por un hombre desnudo cubierto en escarcha dorada.

2. Cuando soltaros cosas del techo.

Muchas de esas “cosas” eran bombas y escarcha, pero de vez en cuando, dejaban caer cajas de regalos que contenían varias piezas de casas de moda.

3. La noche que apareció Disco Sally

Una viuda de 77 años tuvo la suerte de entrar una noche, cuando Steve Rubell la vió, se le acercó y le dijo que podía entrar cuando ella quisiera. Se volvió tan famosa que Lawrence Welk la entrevistó y bailó con ella.

4. Cumpleaños de Dolly Parton

Para este cumpleaños, Studio 54 se convirtió en una pequeña granja decadente. Habían caballos, cabras, ovejas y cerdos.

5. Cumpleaños de Valentino

Giancarlo Giammetti, el socio de Valentino, decidió hacerle una fiesta de cumpleaños en Studio 54 con tema de circo. Hubo desde sirenas trapecistas hasta un círculo de arena. Fellini les dió los disfraces de su película The Clowns, entonces Valentino se vistió de dueño del circo.

6. Fiesta de Año Nuevo

Para esta fiesta, se contrató al decorador Robert Isabell quien decidió traer cuatro toneladas de escarcha.

7. Halloween. Cualquier Halloween

Hubo fiestas legendarias de Halloween en Studio 54, pero en una de las más memorables decoraron la discoteca con escenarios de actores enanos haciendo diferentes acciones.

8. Cumpleaños de Andy Warhol

Como invitado frecuente de Studio 54, Rubell no estaba muy seguro de qué darle como regalo, así que se decidió por llenar una papelera de metal de dinero hasta el tope. Warhol dijo que fue el mejor regalo que le han dado en su vida.

9. Cumpleaños de Elizabeth Taylor

Para su cumpleaños, Halston también le hizo su fiesta a Elizabeth Taylor. Lo celebraron junto a las Rockettes de Nueva York, quienes llevaron una torta gigante en forma de Elizabeth. Después de soplar las velas, Taylor cortó el pedazo de su teta izquierda y se lo dió a Halston.

10. La despedida

Después de ser sentenciados a 33 meses de cárcel por evasión fiscal de $366.000, los dueños hicieron una última fiesta en su honor, donde Diana Ross y Liza Minelli los serenaron para despedirlos.

La discoteca solo sobrevivió un poco después de la partida de sus dueños a prisión, pero podemos afirmar que aunque fueron años de decadencia y libertinaje, nunca tendremos otro Studio 54.

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más artículos
¿Por qué Clarice Starling es un ícono feminista?